La Perla (Rafael)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Rafael - La Perla.JPG
Sagrada Familia con San Juanito, llamada La Perla
Rafael Sanzio, 1518-1520
óleo sobre tabla • Renacimiento
147,4 cm × 116 cm
Museo del Prado, Madrid, España

La Sagrada Familia con San Juanito, conocida comúnmente como La Perla, es un cuadro de Rafael Sanzio pintado entre 1518 y 1520 que se conserva en el museo del Prado.

Se trata de una Sagrada Familia con el Niño Jesús en el regazo de la Virgen María, acompañados de San Juan Bautista niño y su madre Santa Isabel. Tanto María como Isabel tienen expresiones severas, como previendo el sufrimiento de Jesús y la degollación de Juan Bautista, mientras que San Juanito y el Niño Jesús, ajenos a estos presagios, adoptan un gesto alegre. Al fondo, a la izquierda, aparece San José dedicado a su profesión de carpintero.

Las figuras están enmarcadas en un detallado y sugerente paisaje nocturno. El Niño Jesús ocupa el centro de una composición piramidal —típica del equilibrio renacentista— y mira hacia una luz brillante, sobrenatural, que ilumina su cara, la de su madre y la espalda de Juan Bautista (vestido con la piel de camello que le caracterizará en su vida adulta) como si contemplara a Dios Padre. La combinación de la extraña luz que ilumina con potencia las figuras, con la natural del ocaso que tiñe el fondo de la escena, es notable.

La relación entre las figuras es, como siempre en Rafael, de gran dinamismo y naturalidad. La Virgen, cuyo cuerpo adopta la forma serpentinata, pasa su brazo por encima del hombro de Santa Isabel en un gesto de cercanía y protección que señala a su vez su superior jerarquía. Por contraste, José, padre putativo, permanece marginado y recluido en su taller, representado en una figura de pequeño tamaño. Santa Isabel se acoda en la pierna izquierda de la Virgen y, con la otra mano, adopta un gesto reflexivo, apoyando el mentón en el puño, en una pose característica de Miguel Ángel.

Son notables asimismo el cromatismo, visible en los rojos, cárdenos, añiles, azules y rosáceos de los drapeados de la Virgen, matizados como veladuras; o los matices de los blancos y marfiles de la ropa de la cuna del primer término del cuadro.

Se debe destacar también el paisaje de puesta de sol entre ruinas romanas, uno de los más trabajados que ejecutara el urbinate. Los reflejos dorados entre las penumbras añiles del paisaje de la derecha, o la evocación del que se vislumbra a la izquierda, al fondo de las ruinas que forman el habitáculo de San José, realzan el misterio de la obra.

El cuadro fue pintado, presumiblemente, por encargo de Ludovico Canossa, obispo de Bayeux. En 1604 fue comprada por el duque de Mantua Vincenzo Gonzaga, y en 1627 pasa a manos de Carlos I de Inglaterra incluida en un formidable conjunto de pinturas de los Gonzaga, que el monarca inglés adquirió para realzar la Royal Collection.

La Perla llegó a España tras ser adquirida por Luis de Haro para Felipe IV en 1649, en la almoneda que se celebró tras la ejecución del rey inglés. Fue el Rey Planeta quien dio el sobrenombre de La Perla al cuadro, por considerarlo el mejor de sus colecciones. Desde 1656 decoraba el Monasterio del Escorial, donde la conoció el viajero ilustrado Antonio Ponz. José Bonaparte, a su caída, se la llevó como botín a Francia junto con otras obras de Rafael, pero todas fueron devueltas a España en 1818.

La autoría del cuadro ha estado sujeta a polémicas desde el siglo XIX, ya que se pensaba que no era totalmente autógrafo sino producto de una colaboración con algún ayudante, como Giulio Romano. Esta hipótesis se basaba en parte en el incipiente manierismo de la obra, un estilo que se entendía como ajeno al clasicismo más reconocible de Rafael y que se tachaba de «corrupción» o defecto propio de sus seguidores e imitadores. Los últimos estudios avalan la plena autoría de Rafael, según esgrimen Tom Henry y Paul Joannides, expertos británicos que organizaron la muestra El último Rafael (Prado y Louvre) en 2012.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]