Olvidarte jamás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Olvidarte jamás
Programa de televisión
Género Telenovela melodrama
Creador Verónica Suárez
Reparto
Tema principal Olvidarte jamás
(compuesto por Pablo Montero)
País de origen Flag of the United States.svg Estados Unidos
Época de ambientación 2005
Idioma/s español
Episodios 118
Producción
Productores Peter Tinoco
Ana Teresa Arismendi
Arquímedes Rivero
Dulce Terán
Dirección Yaky Ortega
Tito Rojas
Guion Verónica Suárez
Omaira Rivero
Emisión
Cadena original Logo Univision 2013.svg Univisión
Venevisión
Horario Lunes a Viernes 1pm/12c
Duración 42-45 minutos
Primera emisión 9 de enero de 2006
Última emisión 7 de junio de 2006
Emisiones por otras cadenas Bandera de los Estados Unidos Telefutura
Bandera de Uruguay Canal 10
Bandera de Paraguay SNT
Bandera de Venezuela Venevision Plus
Bandera de Colombia Caracol TV, Canal Uno)
Bandera de Panamá Telemetro Panamá
Bandera de México Azteca Trece (2013)
Bandera de Costa Rica Repretel
Bandera de Costa Rica Extra TV 42
Bandera de Chile Telecanal
Bandera del Perú Global TV
Bandera de España Bandera de la Comunidad Valenciana Canal Nou
Bandera de Rumania Acasa TV
Bandera de Colombia Mas Que Entretenimiento
Bandera de Ecuador TC Televisión
Cronología
Soñar no cuesta nada Olvidarte jamás Mi vida eres tú
Enlaces externos
Ver todos los créditos (IMDb)
Ficha en IMDb
[editar datos en Wikidata ]

Olvidarte jamas es una telenovela estadounidense producida por Venevision International, basado en una historia escrita por Verónica Suárez y bajo la adaptación de ella misma con la colaboración de Omaira Rivero, el tema principal de la telenovela fue interpretado por el cantante y actor Pablo Montero.

Tiene como protagonistas a Sonya Smith y Gabriel Porras, como protagonistas juveniles a Mariana Torres y Daniel Elbittar. Contó además con las participaciones antagónicas de Martha Julia, Héctor Soberón, Elizabeth Gutiérrez y el primer actor Guillermo Murray, así como las actuaciones estelares de Sebastián Ligarde y Karen Sentíes.

Sinopsis[editar]

En ese entonces se llamaba Luisa, era una humilde e ingenua campesina que trabajaba junto a su abuela en la hacienda de los poderosos Montero. También en ese entonces fue ultrajada por Gonzalo, el hijo de Don Gregorio, el despiadado dueño de la hacienda. Quedó embarazada, y Gladis la esposa de Gonzalo, fue a golpear a la muchacha para hacerle perder al bebé. Gregorio las expulsó de la hacienda, y mientras Luisa acudía al médico, su abuela sufrió un accidente en la pequeña casita donde ambas vivían; Gregorio, creyendo que ambas ya se habían ido, mandó quemarla con la abuela adentro. El shock que a Luisa le produjo su muerte causó lo que Gladis y Gregorio deseaban: que perdiera a su bebé. Se alejó de la hacienda con rumbo a California donde fue acogida por un noble hacendado quien, desahuciado, le deja todo a Luisa, que ha decidido en adelante llamarse Victoria. A su vez, adopta una bebita y la cría como su propia hija.

Los años pasan, y Victoria ha vuelto al pueblo con su hija Carolina y convertida en una mujer sofisticada, rica y poderosa, con un único objetivo en mente: vengarse de todos los que le hicieron tanto daño.El primer paso para comenzar la venganza es conseguir trabajo en La Florida, aquella hacienda donde Victoria sufrió tanto en el pasado. Carolina no se explica en qué momento quedaron en la ruina, al punto de tener que ir a un rancho a trabajarle a personas extrañas, pero su madre no le da más explicaciones y ella como buena hija, acata lo que su madre le dice, sin cuestionarse demasiado.

Sin embargo, las ansias de venganza de Victoria encuentran un obstáculo en Diego Ibarra, un hacendado vecino de los Montero, recién salido de la cárcel por un crimen que no cometió y del cual es responsable el mismo Gonzalo Montero. Victoria y Diego se sienten atraídos desde el primer momento, aunque ella intenta evitar que el amor se interponga en sus planes de venganza.

Carolina se enamora de Alejandro, el hijo de Gonzalo, pero éste está comprometido con Isabella, una chica voluble pero ambiciosa que no lo quiere, pero que tampoco lo suelta, ya que tiene como objetivo casarse con él sólo porque Alejandro es el heredero de Don Gregorio. Sin embargo él tiene muy claro que a la que quiere es a Carolina, por eso trata de terminar a como dé lugar con Isabella; el problema es que ella no se deja echar así de fácil, así que se confabula con su amante Patricio para hacerle creer a Alejandro que Carolina tiene algo que ver con ese hombre.

Mientras tanto el amor de Victoria y Diego crece cada día, pero Lucrecia, una de las hijas de Gregorio, se encapricha con él de tal forma que lo enreda con un embarazo falso y amenazas de que si la deja se mata, por tanto Diego se casa con Lucrecia sólo para vivir un infierno en la tierra con esta mujer.

Toda la familia Montero sólo espera que Don Gregorio muera para quedarse con su fortuna, pero él les juega una mala pasada pues descubre que Carolina es su nieta, ya que una de sus tres hijas (además de Lucrecia, Constanza y Florencia), tuvo una hija fuera del matrimonio, y para evitar las represalias de su padre decidió salvar a la niña a pocos días de nacida entregándosela, nada más ni nada menos, que a la propia Victoria. Dando todo esto por sentado y con los remordimientos que lo carcomen, Gregorio cambia su testamento donde le deja todo a Carolina, justo antes de que Gladis lo asesinara.

Cuando se lee el testamento, los Montero estallan en cólera y le declaran la guerra a la joven, que no tiene ni idea de cómo administrar tantos bienes que le dejaron, además de tener que cuidarse de los enemigos que involuntariamente se ha ganado. Alejandro se pone de parte de ella para ayudarla en los negocios y de paso también termina ganándose de enemigos a todos los demás, que empiezan a maquinar en cómo sacar a Carolina del medio y anular el testamento.

Pero a raíz de la muerte del patriarca, se empieza a ir develando la maldad de cada uno de los Montero, y de igual manera se van dando finalmente las oportunidades para que tanto Victoria y Diego como Carolina y Alejandro logren estar juntos sin obstáculos de por medio.

Elenco[editar]

Curiosidades[editar]

Esta es la primera de cuatro telenovelas que Sonya Smith y Mariana Torres hacen papeles de madre e hija, las otras tres fueron (Acorralada, Pecados ajenos y Vuélveme a querer).