Ojiva (arma)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una ojiva, es la parte delantera del proyectil, cuya sección longitudinal tiene esa forma. También llamada cabeza bélica o de combate (y cabeza de guerra por mala traducción del inglés warhead[1] ), forma parte de los proyectiles utilizados en conflictos militares, y se usan para destruir vehículos o edificios.

Usualmente, las ojivas son portadas en misiles, cohetes o torpedos. Contienen material explosivo y un detonador.

Clasificación[editar]

Los tipos de ojivas son:

  • Explosivas: con una carga explosiva se usa para destruir el objetivo y producir daños en las zonas colindantes con la onda de choque.
    • Convencional: con explosivos químicos, como la pólvora, originan gran cantidad de energía. Esta energía se puede liberar rápidamente usando un disparador, tal como una chispa eléctrica. Las armas termobáricas son un caso especial.
      • Explosión: Una fuerte onda de choque es generada por la detonación del explosivo (no fragmentada).
      • Fragmentación: Se eyectan fragmentos metálicos a alta velocidad para causar daño o herida.
      • Barra continua: Se unen barras de metal por sus extremos y compactadas en zig-zag en forma de cilindro que violentamente se expanden en un anillo al detonarse, creando un "efecto guillotina" que es particularmente devastador contra aeronaves de combate, que están diseñadas para resistir metralla tradicional.
      • Carga hueca: El efecto de la carga explosiva es concentrado en una pieza metálica para proyectar un chorro de metal fundido a hipervelocidad capaz de penetrar blindaje pesado.
    • Nuclear: Al ocurrir fisión o fusión nuclear se libera una inmensa cantidad de energía.
  • Químicas: Dispersan un gas tóxico, como el gas nervioso, y están diseñadas para matar o inutilizar a seres humanos.
  • Biológicas: Dispersan un agente infeccioso, tal como el agente causante del ántrax (carbunco); están diseñadas para matar o enfermar seres humanos.
  • Cinéticas: Colisionan con el objetivo a grandes velocidades. Una detonación no es necesaria.

Frecuentemente las ojivas químicas o biológicas también portan explosivos para facilitar su dispersión.

Detonadores[editar]

Los tipos de detonadores son:

  • De contacto: Cuando la ojiva hace contacto físico con el objetivo, el explosivo es detonado. A veces se combina con un retraso después del contacto para aprovechar la energía cinética que puede llevar el objeto que porta la ojiva (penetrando más).
  • De proximidad: Usando el radar, ondas de sonido, un sensor magnético o un láser, la ojiva se detona cuando el objetivo está a una distancia especificada. Este tipo de detonador a menudo se combina con controles de explosión direccional que asegura que la explosión enviará la mayor parte de la metralla hacia el objetivo.
  • Remotos: Siendo detonada por un operador que envía una señal (no usada normalmente en ojivas excepto para causar autodestrucción del arma).
  • Temporales: La ojiva se detonará pasado un tiempo fijado.
  • Altitud: La ojiva se detonará una vez que caiga a una altura fijada.
  • Combinada: Cualquier combinación de las anteriores.

Referencias[editar]

  1. Infantería de Estados Unidos. «Diccionario de términos del Western Hemisphere Institute for Security Cooperation (WHINSEC) l» (en inglés). Consultado el 17 de mayo de 2012.


Véase también[editar]