Oído al parche

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Oido al parche»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Oído al parche es una expresión castellana de origen bélico que, en sentido literal, quiere decir al sujeto destinatario de este consejo, o aforismo, que debe afinar, que debe agudizar, el oído, para sentir anticipadamente los tambores (parches) batidos por los soldados enemigos, desde lo más lejos posible, con la máxima anticipación.

Aunque suele quererse decir lo mismo, con la expresión semejante ojo al parche, no obstante, dicho así, aunque la intención sea la misma, la dicción es errónea, pues la palabra parche se emplea aquí como sinónimo de tambor, y el tambor se oye antes que se ve. Teniendo en cuenta que el objetivo de esta expresión es la anticipación, de nada sirve la advertencia si se espera a ver los tambores, pues lo que importa es oírlos, cuanto antes mejor, a fin de prevenirse.

Origen histórico[editar]

Tambor

Los ejércitos estructurados, en realidad, se montan para evitar las guerras; esto es un axioma que no se discute desde la era Romana (si vis pacem, para bellum). Si se puede eludir el combate, los soldados prefieren no luchar, esto es lógico y ha sido siempre de ese modo, por esa razón históricamente los destacamentos militares tenían entre sus dotaciones unas imponentes bandas de música cuya finalidad primordial, lejos de lo que pudiera parecernos, no era entretener a la tropa sino que era evitar el combate si fuera posible. Por esa tradición, la banda de música militar desfila situada delante de la tropa guerrera.

El objetivo de la banda musical consistía en hacer mucho ruido musical, con trompetas y con tambores, sobre todo estos últimos, de modo que el estruendoso sonido de los tambores pudiese conseguir asustar y ahuyentar al enemigo, que se sobrecogía oyendo el violento sonido proveniente del golpeo, a ritmo coincidente, de los parches (tambores) batidos por los soldados-músicos.

Valor actual[editar]

Con esta expresión tradicional hoy se pretende utilizar, en clave de metáfora y para dar plasticidad al mensaje y hacer entender, al destinatario de la frase proferida, que ha de espabilarse y tiene que estar atento para detectar el posible peligro lo antes posible, de asumir su deber de oír el parche (tambor) del enemigo, cuando venga éste hacia él, o nosotros, a fin de ser detectado cuando el hipotético enemigo esté todavía lejos, de modo que permita la anticipación, y disponer de tiempo para quitarse de enmedio o para posicionarse bien de cara a un enfrentamiento exitoso. Para mayor comprensión del significado de la expresión, decir que oído al parche se traduce al idioma inglés como heads up.

Enlaces[editar]