Ocupación de Bielorrusia por la Alemania nazi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ocupación de Bielorrusia por la Alemania Nazi ocurrió como parte de la invasión alemana de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, con la Operación Barbarroja, y acabó en agosto de 1944 con la Operación Bagratión lanzada por el Ejército Rojo y en donde las tropas alemanas fueron expulsadas hacia territorio de Polonia.

Judíos de Mogilev deportados a un campo, julio de 1941.

Invasión[editar]

Bielorrusia, en junio de 1941, comprendía una región oriental (con capital en Minsk) que ya había estado bajo control de la Unión Soviética desde 1920, pero la franja occidental había sido parte de Polonia desde 1920 hasta la invasión de Polonia por los soviéticos en septiembre de 1939, por lo cual en los centros urbanos de dicho sector (como Brest, Hrodna, Lida y Kobryn) existían grandes núcleos de población civil polaca.

Después de veinte meses de poder soviético en Bielorrusia Occidental y Ucrania Occidental, la Alemania Nazi invadió la Unión Soviética el 22 de junio de 1941. Bielorrusia Occidental fue integrada dentro del Gobierno General que comprendía el antiguo territorio de la República de Polonia (ahora ocupada por la Wehrmacht, y sujeta a la autoridad civil del gobernador alemán en Varsovia. No obstante la Bielorrusia Oriental quedó bajo la autoridad directa de la Wehrmacht y de la SS bajo el nombre de Ostland (literalmente "tierra oriental" en alemán), siendo designado como Reichkomissar el oficial de la SS Wilhelm Kube.

Ocupación[editar]

Desde los primeros días de la ocupación, un potente y creciente movimiento partisano soviético emergió. Escondiéndose en los bosques y pantanos, los partisanos provocaron un fuerte daño a las líneas de suministro y comunicación alemanas, afectando a los caminos, puentes, cables de telégrafo, atacando depósitos de suministros, de fuel y transportes, y tendiéndoles emboscadas a los soldados del Eje. Pero la principal actividad de los partisanos fue atemorizar a la población y matar a los activistas antisoviéticos y nacionalistas locales, incluyendo profesores, trabajadores sociales y sacerdotes, en tanto no todos los luchadores antialemanes eran simpatizantes del régimen soviético.

En la mayor acción de sabotaje de los partisanos soviéticos de toda la Segunda Guerra Mundial, también llamada diversión de Asipovichy del 30 de julio de 1943, cuatro trenes alemanes con suministros y tanques fueron destruidos. Para luchar la actividad partisana, los alemanes tuvieron que retirar sus fuerzas considerablemente detrás de la frontera. El 22 de julio de 1944, la gran Operación Bagration fue lanzada, recuperando finalmente toda Bielorrusia a finales del mes de agosto.

Crímenes Militares[editar]

Alemania impuso un régimen brutal, deportando alrededor de 380.000 civiles para trabajos forzados en el Reich, y matando a otros miles de civiles más. Como las autoridades soviéticas dijeron después de la guerra, al menos 5295 asentamientos bielorrusos fueron destruidos por los nazis, y la mayoría o todos sus habitantes asesinados. Más de 600 pueblos como Khatyn fueron aniquilados junto con toda su población. En total, 2.230.000 personas fueron asesinadas durante los tres años de ocupación alemana.

Holocausto[editar]

Casi toda la población judía de Bielorrusia que no fue evacuada, terminó asesinada, siendo destacable que el territorio bielorruso albergaba población judía en un número proporcionalmente más alto que otras regiones de la Unión Soviética. Uno de los primeros levantamientos de un gueto judío contra los nazis ocurrió en 1942 en Bielorrusia, en la pequeña ciudad de Lakhva.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]