Monte Vindio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Monte Vindio según la Tabula Peutingeriana.

El monte Vindio es una denominación histórica de un monte perteneciente a la cordillera Cantábrica, si bien hoy en día su situación no está clara.

Durante las Guerras Cántabras, en el año 26 a. C., tras la derrota de las tribus cántabras en la batalla de Bérgida, que algunos autores localizan en Valberga (Burón),[1] muy próximo a Mampodre y Riaño; otros en Bergidon, que sitúan en El Bierzo; y la mayoría de los tratadistas de Cantabria lo relacionan con la ciudad fortificada de Vellica que cita Ptolomeo[2] en Cantabria, donde los cántabros supervivientes se retiran en busca de refugio entre los riscos este monte. Otras hipótesis señalan su ubicación en los Picos de Europa basándose en el significado del término Vindio (blanco) y relacionándolo con las cimas nevadas del citado macizo, aunque también se especula con la posibilidad de que el monte haga referencia a la Cordillera Cantábrica en todo su conjunto.

Un lugar que, según Floro, era tan inaccesible que hasta los propios cántabros se sentían seguros al pensar que antes subirían allí las olas del mar que las legiones romanas.[3] De nada serviría, pues según Orosio,[4] los nativos son asediados por las tropas romanas que entran a través del valle del Cares, Duje y Dobra. Las tropas romanas son reforzadas por tropas desembarcadas en Nueva de Llanes, en Asturias que atraviesan la sierra de Cuera hacía el concejo asturiano de Onís.

La resistencia fue inútil. En el otoño del año 25 a. C. la mayoría de los cántabros perecerían de inanición y por frío.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Martino E., 1982
  2. Ptolomeo, II, 6, 20
  3. Floro, II, 33, 49
  4. Orosio, VI, 21, 5