Monolito de Tlaltecuhtli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
EL monolito de Tlaltecuhtli se encuentra expuesto en el Museo del Templo Mayor.
Recibió un tratamiento especial para conservar sus colores originales.

El monolito de Tlaltecuhtli es una escultura mexica, que representa a dicha deidad de la tierra. Fue hallado el 2 de octubre de 2006[1] y es la obra artística más grande en tamaño hallada a la fecha manufacturada por los mexicas, seguida de la Piedra del Sol y del monolito de Coyolxauhqui. Fue hallado en el Centro Histórico de la Ciudad de México en el predio conocido como Las Ajaracas. Gracias a técnicas actuales de restauración, fue posible salvar parte de su policromía original[2] y se ha considerado la posibilidad de que sea la cámara mortuoria del tlatoani Ahuízotl.[3]

Características[editar]

El monolito es un disco de andesita rosada traída del cerro de Tenayuca, mide 4 por 3.50 metros, un espesor de 40 centímetros aproximadamente y un peso estimado de 12 toneladas. Representa a la deidad dual (dios-diosa) mexica Tlaltecuhtli, paridora y devoradora de los seres humanos, de la que se cree su culto estuvo reservado a la clase sacerdotal.[4] Fue realizada durante la última fase de los mexicas, entre 1502 y 1521.

Hallazgo[editar]

A un costado de la zona arqueológica del Templo Mayor de los mexicas, se encuentra el predio de 272 metros cuadrados adyacente a la Casa de las Ajaracas, en el que el Gobierno del Distrito Federal planteó un proyecto y convocó a un concurso arquitectónico para edificar la casa y oficinas del alcalde de la ciudad.[5] La esquina es particularmente rica en hechos históricos, siendo parte del principal recinto ceremonial mexica y el punto fundacional de la nueva Ciudad de México, ya que en esa intersección de las actuales calles República de Guatemala y República de Argentina fue donde el alarife español Alonso García Bravo inició la traza de la Ciudad de México,[6] además de situarse a unos metros el Palacio del Marqués del Apartado construido por Manuel Tolsá.

Debido a críticas diversas, el proyecto de la sede de la casa del alcalde se modificó a que el ahora llamado Conjunto Ajaracas contendría el Centro de las Artes de los Pueblos Indígenas. Iniciadas obras de cimentación, finalmente el 2 de octubre de 2006 el hallazgo del monolito de Tlaltecuhtli modificó el proyecto hasta resolver construir en el predio tres recintos: el Archivo Fotográfico de la Ciudad de México, una nueva sede del Archivo Histórico de la Ciudad de México y un Museo en donde se exhibirá el monolito así como los objetos que han sido hallados in situ.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Martínez, José Luis (Miércoles 4 de octubre de 2006). «Hallan altar y monolito en Templo Mayor» (en español). EL UNIVERSAL.com.mx. Consultado el 18 de diciembre de 2009.
  2. INAH (lunes, 14 de diciembre de 2009). «Fijan policromía mexica» (en español). Sitio oficial del INAH. Consultado el 18 de diciembre de 2009. «Mediante el análisis cuidadoso y el uso de tecnología de punta en esculturas prehispánicas procedentes de la antigua ciudad de Tenochtitlan, especialistas mexicanos, italianos y norteamericanos han logrado determinar cómo estuvieron pintadas originalmente la Piedra del Sol, la Coyolxauhqui, el chacmool, numerosas cabezas de serpiente y recientemente la Tlaltecuhtli, definiendo así la paleta cromática usada por los mexicas a finales del siglo XV y principios del XVI.».
  3. INAH. «Investigan posible cámara funeraria debajo del monolito de Tlaltecuhtli» (en español). Arte e Historia México. Consultado el 18 de diciembre de 2009. «"».
  4. INAH (16 de diciembre de 2009). «Tlaltecuhtli, deidad sacerdotal» (en español). Sitio oficial del INAH. Consultado el 18 de diciembre de 2009. «El culto a la deidad dual Tlaltecuhtli (señor/señora de la tierra) entre el pueblo mexica estuvo restringido a la clase sacerdotal, señaló el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, quien refirió que a pesar del gran impacto que llegó a tener en la cosmovisión azteca, como paridora y devoradora de vida, hasta ahora no se conoce templo alguno que haya sido dedicado exclusivamente a esta divinidad».
  5. INAH. «La Casa de las Ajaracas» (en español). Letras Libres. Consultado el 18 de diciembre de 2009.
  6. INAH (Miércoles, 11 de junio de 2008). «Conjunto Ajaracas, cuna de la ciudad» (en español). CNNExpansion.com. Consultado el 18 de diciembre de 2009. «Si bien estas casas no son las construcciones europeas más antiguas en México, dado que primero existieron asentamientos españoles en la Villa de Antigua, Veracruz, la doctora Lucía Mier y Rocha documenta en su libro La primera traza de la ciudad de México 1524-1535, que la intersección de las calles de República de Guatemala y República de Argentina sirvió de punto de partida para que entre 1521 y 1522, por instrucciones del propio Hernán Cortés, el alarife Alonso García Bravo realizara el trazado reticular de la ciudad.».