Microvellosidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las microvellosidades son prolongaciones de la membrana plasmática con forma de dedo, que sirven para aumentar el contacto de la membrana plasmática con una superficie interna. Si el epitelio es de absorción, las microvellosidades tienen en el eje central filamentos de actina, si no fuera de absorción este eje no aparecería. Recubriendo la superficie hay una cubierta de glicocálix. Las microvellosidades son muy abundantes en epitelios de absorción, como el epitelio intestinal y el de la córnea.

Tamaño y características histológicas[editar]

Su diámetro oscila entre los 80 a 90 nanómetros y su longitud es de entre 0.5 y 1 micrómetro dependiendo del tejido.

Se tiñe con la técnica de PAS (ácido peryódico y, a continuación, la base de Schiff) y presenta un glicocálix bien desarrollado.

Su ultraestructura presenta un haz central de 40 microfilamentos de actina, asociada a tres proteínas, la villina y fimbrina, que unen los microfilamentos entre sí, y la minimiosina que une los microfilamentos de actina a la membrana plasmática. También se ha encontrado la proteína calmodulina.

Función y localización[editar]

Su función es aumentar la superficie absortiva de las células, y se estima que permite un aumento aproximado de 20 veces. Cada célula puede presentar hasta 1000 microvellosidades.

Está presente en el riñón, formando el denominado "ribete en cepillo" y en el intestino delgado, formando la llamada "chapa estriada", en la cual se ha observado la presencia de enzimas en la superficie luminal (cumple una función digestiva y absortiva).