Maximino Ávila Camacho

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Maximino Ávila Camacho

1941-17 de febrero de 1945
Predecesor Jesús de la Garza
Sucesor Pedro Martínez Tornel

1 de febrero de 1937-31 de enero de 1941
Predecesor Gustavo Ariza
Sucesor Gonzalo Bautista Castillo

Datos personales
Nacimiento 23 de agosto de 1891
Teziutlán, Puebla
Fallecimiento 17 de febrero de 1945 (53 años)
Ciudad de México, Distrito Federal
Partido Partido Revolucionario Institucional PRI party.png
Profesión Militar

Maximino Ávila Camacho fue un militar y político mexicano, hermano del presidente Manuel Ávila Camacho. Fue gobernador de Puebla y Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas en el gobierno de su hermano.

Biografía[editar]

Nació el 23 de agosto de 1891 en Teziutlán, Puebla; siendo hijo de Manuel Ávila Castillo y de Eufrosina Camacho.

Maximino era el mayor de los hermanos Ávila Camacho, de los cuales también destacarían Manuel y Rafael. Los tres fueron militares revolucionarios, sin embargo el temperamento de ellos era muy diferente, principalmente el de Maximino y Manuel. Ambos combatieron la Guerra Cristera, mientras Manuel negociaba y trataba de atraer por la buena a los rebeldes, Maximino quemaba pueblos y fusilaba a los prisioneros, era famoso por su mano dura y su arrogancia, su gusto por el juego y las mujeres. En 1937 Maximino se convirtió en Gobernador de Puebla y, con la anuencia del entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río, su poder en el estado fue ilimitado, gobernó con mano dura, dictatorialmente, y concentrando todo el poder en él mismo. Furiosamente antizquierdista, mantuvo a Puebla fuera de las transformaciones sociales que en el resto del país impulsó el cardenismo. Fundó en su estado un grupo político que copó el poder hasta 1975, y bajo su mando se formaron varios político de renombre, el más destacado sería Gustavo Díaz Ordaz.

En 1940 su hermano Manuel, hasta entonces Secretario de Guerra, fue postulado candidato del PRM a la Presidencia, para suceder a Lázaro Cárdenas. Maximino se enfureció ante tal hecho, pues consideraba que su hermano era muy débil y solía burlarse de él, consideraba que la presidencia le correspondía a él, incluso por una especie de derecho de "primogenitura" sobre su hermano, además de temer que, ante la debilidad de Manuel, Cárdenas retuviera el poder. Inclusive se menciona que en cierta ocasión, cuando se enteró que su hermano sería el Presidente de la República, hizo esta comentario: "como puede ser que el bistec, vaya a ser presidente, apodo que le impuso desde su infancia. Finalmente Manuel Ávila Camacho fue electo y Maximimo esperaba un puesto de primer orden en el gabinete y con toda seguridad la Presidencia en el siguiente periodo; sin embargo, Manuel no lo nombró como secretario pretextando que aún le restaban dos meses como Gobernador de Puebla. Maximino se vio forzado a permanecer en la gubernatura pero comenzó a vociferar contra los comunistas del Gabinete. Manuel Ávila Camacho, que tampoco era muy proclive a la izquierda, aprovechó estas protestas, que muchos sectores derechistas del país secundaban, para separar a los Secretarios señalados como izquierdistas, y por lo tanto cercanos a Cárdenas, y de esta forma consolidar más su poder. Así, en 1941 aprovechó esta coyuntura para concederle el deseo a Maximino y lo nombró Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas. Se cuenta que en una ocasión un militar afectado de sus facultades mentales, el teniente Antonio de la Lama y Rojas, atentó contra el presidente Ávila Camacho, y fue enviado a la penitenciaría, con la recomendación de que no se le molestara; al día siguiente Maximino lo mató. Desde que tomó posesión del cargo, Maximino comenzó a operar para lograr ser el sucesor de su hermano; a quienes le decían que el que la presidencia pasara de un hermano a otro no era posible les contestaba que él tenía muchos más derechos que su hermano para ser Presidente, pues había iniciado su carrera política primero que él. Pero conforme pasó el tiempo fue haciéndose consciente de que era imposible que llegara a ser candidato y ante esto decidió cerrarle el paso al Secretario de Gobernación, Miguel Alemán Valdés. En una comida lo llamó "fascineroso" y anunció que lo mataría. Sin embargo, antes de que Maximino pudiera hacer algo contra la postulación de Miguel Alemán, falleció el 17 de febrero de 1945. Su muerte siempre ha quedado entre sospechas, pero nunca se realizó investigación alguna, pero en el México de los años 40´s se dice que fué envenenado por sustancia utilizada y proporcionada por un brujo de Catemaco, Ver. Maximino Avila Camacho tenía muchos enemigos, desde la época de la Revolución y los abusos que realizó en las campañas militares y en el movimiento cristero de finales de los años 20's y principios de los años 30's. Alguno de ellos ajustó cuentas.

Literatura histórica[editar]

La novela Arráncame la vida de Ángeles Mastretta está basada en la vida de Maximino Ávila Camacho. En el cuento de José Emilio Pacheco Tenga para que se entretenga aparece como uno de los personajes.

En el cine[editar]

La exitosa película mexicana Arráncame la vida, adaptación cinematográfica de la novela homónima, está basada en gran parte en la vida de Maximino Ávila Camacho, representado en el personaje ficticio de Andrés Ascencio.

Véase también[editar]