Masacre estudiantil del 30 de julio de 1975

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce como Masacre estudiantil del 30 de julio de 1975 a los acontecimientos de violencia, producto del Terrorismo de Estado impulsado por los Coroneles Arturo Armando Molina y Carlos Humberto Romero, ocurridos en los alrededores del Hospital Nacional Rosales, en San Salvador, ciudad capital de El Salvador.

Sucesos[editar]

Escultura en homenaje a los estudiantes víctimas del Terrorismo de Estado del 30 de julio de 1975 que se encuentra ubicada en el campus central de la Universidad de El Salvador

El miércoles 30 de julio de 1975, a eso de las 2:30 de la tarde, salieron en una marcha de protesta, estudiantes de la Universidad de El Salvador y jóvenes organizados de educación media, desde el portón de la Facultad de Ciencias y Humanidades.

La razón de la protesta fue el allanamiento del Centro Universitario de Occidente y otros atropellamientos a los derechos humanos cometidos los días viernes 25 y martes 29 del mismo mes y año en la ciudad de Santa Ana, por parte de los cuerpos de seguridad de la Guardia Nacional, Policía de Hacienda, y Policía Nacional.

Cerca de las 4:30 de la tarde, la marcha estudiantil fue violentamente reprimida, sobre la 25 Avenida Norte a la altura de un paso a desnivel, frente al edificio del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, en la capital salvadoreña. Los agentes policiales arrojaron gases lacrimógenos, y dispararon con armas de fuego, matando a varios manifestantes al instante.

Además los manifestantes fueron acorralados en el paso a desnivel con tanquetas que aparecieron detrás de ellos, las cuales atropellaban a los heridos, y obligaron a algunos a saltar a los niveles inferiores de dicho tramo. El número de muertos aún es desconocido, debido a que los agentes de seguridad bloquearon el paso al lugar y rápidamente recogieron los cuerpos y limpiaron la sangre de las calles, según observadores, con agua y jabón.

Periódicos locales con líneas de derecha publicaron la muerte de una sola persona, en un intento de invisibilizar la masacre estudiantil, mientras que según indagaciones se habla de alrededor de 50 personas fallecidas.

En un comunicado de la Asociación General de Estudiantes de la Universidad de El Salvador (AGEUS), fuentes testimoniales de familiares y periódicos locales de la fecha, se reportaron:

  • No se conoce el dato exacto, pero supera los cien muertos
  • Hasta la fecha no se conoce el dato exacto de los desaparecidos
  • 23 heridos de los manifestantes
  • 2 heridos de los alrededores (no participaban en la manifestación estudiantil)
  • 10 capturados

Los principales señalados como responsables —sin haber sido nunca juzgados— de haber ordenado la masacre es el Ministro de Defensa y Seguridad Pública, Coronel Carlos Humberto Romero (quien dos años después será presidente del país), así como del Coronel Arturo Armando Molina, quien fue Presidente de El Salvador entre 1972 y 1977.

Galería[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

El Universitario, Época XIII, No 14, 2010

Enlaces externos[editar]