Maria Lluïsa Serra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

MªLluïsa Serra nació en Mahón en el año 1911 y falleció el 19 de noviembre de 1967 tras sufrir un cáncer. Es conocida por su profesión de archivera y arqueóloga y por algunos trabajos botánicos en Menorca.

Descubrimientos y proyectos[editar]

En 1954 ingresó en el Cuerpo de Archiveros y bibliotecarios. Fue directora de la Casa de Cultura de Mahón, del Museo Principal y de la Biblioteca y Archivo Histórico. Cómo arqueóloga, debemos destacar su descubrimiento de las Basílicas des Fornàs de Torrelló i de Molinet des Cap des Port. Excavó también en San Vicent d'Alcaidús y juntamente con Lluís Pericot, participó en la reconstrucción de la Naveta des Tudons. Organizó en Menorca el X Congreso Nacional de Arqueología.

Maria Lluïsa Serra formó parte en 1961 del Consejo de Redacción y Administración de la Revista de Menorca. En calidad del grupo de vocales, dicho Consejo se mantuvo hasta 1964. En 1965, en la Junta General Ordinaria del Ateneo (16 de julio), figuraba como consejera. En la 6ª época de la Revista de Menorca, en 1952, cuando bajo la presidencia de Francisco Aristoy Santo en el Ateneo, aparece Mª Lluïsa Serra como vocal del Consejo de Redacción. En la 7ª época de la Revista, ocupa el cargo de vocal electo del Consejo de Redacción desde 1964 hasta su fallecimiento.

Fue la primera mujer que jugó un papel importante en la cultura menorquina. Nació en Mahón en 1911. Inició los estudios de Bachiller en el Instituto Nacional de Segunda Enseñanza de Mahón en el Curso 1923-1924. A nivel de toda la isla dedicó muchos de sus esfuerzos a lograr una red de Bibliotecas, una en cada uno de los municipios de la isla.

Mª Lluïsa Serra dejó incluso un proyecto de gran envergadura, La Historia de Menorca, en el que había puesto mucho entusiasmo y no poca actividad. La pequeña historia de este evento fue relatada en la Revista de Menorca años después, en 1973.

Últimos años[editar]

Mª Lluïsa Serra era una mujer de extraordinario dinamismo y voluntad que se revelaban en todas las obras que emprendía. Esta fuerza de voluntad la llevo incluso a ocultar a su hermana la razón de sus viajes a Barcelona en los últimos meses de su vida, a dónde acudía para el tratamiento de su cáncer terminal. Al día siguiente de su fallecimiento, ocurrido el 19 de noviembre de 1967, el Diario Menorca, le dedicaba dos páginas enteras con las semblanzas y recuerdos que de ella escribieron todos los participantes del periódico Menorca. Pero la Revista de Menorca ni se dignó a incluir en sus páginas la consabiada nota necrológica, pasando a ser la gran olvidada de la misma.

Bibliografía[editar]

  • Gran Enciclopedia Catalana (en catalán)
  • Canut, Maria Luisa; Amorós, José Luis (1989) ANATOMÍA DE UNA CULTURA - Cien años de la Revista de Menorca (1888-1988)
  • PERIÓDICOS AÑO 1967 (Ateneo de Mahón)