Marca del Norte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Marca del Norte (señalada en rojo) entre la Marca Billunga al norte y la Marca Sajona Oriental (Marca de Lusacia) al sur.
Tribus en las marcas del Norte y Billunga en el tiempo del alzamiento luticio en 983.

La Marca del Norte (en alemán: Nordmark) fue creada a partir de la división de la vasta Marca Geronis en 965. Inicialmente comprendía el tercio norte de esta (a groso modo correspondiente al moderno estado alemán de Brandeburgo) y era parte de la organización territorial de las regiones conquistadas a los wendos. Una rebelión luticia en 983 revertió el control germano sobre la región hasta el establecimiento de la marca de Brandeburgo por Alberto el Oso en el siglo XII.

Antecedentes eslavos[editar]

Durante el periodo de las Migraciones, muchos pueblos germánicos empezaron a emigrar hacia la frontera romana. En el noreste estos fueron remplazados principalmente por eslavos (veleti, después lutici). Los primeros eslavos estuvieron con certeza en la región de Brandeburgo hacia 720 d.C., después de la llegada de los ávaros a Europa. Estos eslavos habían llegado vía Moravia, donde habían llegado a mediados del siglo VII. Los remanentes de los germánicos semnoni fueron absorbidos por estos grupos eslavos.

El grupo de personas que se asentaron en el río Spree fueron conocidas como sprevani. Se asentaron al este de la línea formada por los ríos Havel y Nuthe, en las regiones presentes de Barnim y Teltow. Construyeron su fortificación principal en la confluencia de los ríos Spree y Dahme en Köpenick. Los hevelli vivieron al oeste de la línea, en las regiones presentes de Havelland y Zauche. Fueron llamados Habelli por el antiguo nombre germánico del río "Habula" (Havel). El nombre con el que se autodenominaban era el de Stodoranie. Construyeron su fortificación principal en "Brenna" (moderna Brandeburgo). Los hevelli también construyeron un importante puesto en el presente sitio de la Ciudadela de Spandau en Berlín. Los sprevani y havelli no solo entraron en guerra con sus vecinos germanos si no también con sus vecinos eslavos.

Historia de la Marca del Norte[editar]

Establecimiento y pérdida, 965–983[editar]

Después de la Guerra Sajona de 808, el victorioso Carlomagno concedió a las tribus eslavas aliadas con él (como los abroditas) parte de las tierras sajonas entre el río Elba y el mar Báltico. Un periodo de paz siguió en la región. Los obispados de Brandeburgo y Havelberg fueron fundados alrededor de 940 y se inició la cristianización de los paganos eslavos.

Enrique I de Alemania conquistó Brandeburgo en 928-929 e impuso tributo sobre las tribus hasta el Oder. Para 948 su hijo Otón I había establecido control germano sobre los muchos paganos restantes, que fueron colectivamente referidos como eslavos o wendos por sus contemporáneos. Los asentamientos eslavos como Brenna, Budišin (Bautzen), y Chotebuž (Cottbus) quedaron bajo control germano mediante la instalación de margraves. La principal función del margrave era defender y proteger las marcas (distrito fronterizo) del Reino de Alemania. Después de la muerte del margrave Gero el Grande en 965, la vasta colección de marcas (una "super-marca") fue dividida por Otón en cinco comandos menores. La Marca del Norte fue una estas. Las otras fueron la Marca Oriental, la Marca de Merseburgo, la Marca de Meissen y la Marca de Zeitz.

La rebelión de 983, iniciada por los luticios, llevó a un des establecimiento factual de las marcas del Norte y Billunga así como los correspondientes obispados, aunque todavía se eligieron margraves y obispos titulares. Hasta el colapso de la alianza luticia a mediados del siglo XI, la expansión germana en la dirección de la Marca del Norte quedó en punto muerto y los wendos al este del Elba permanecieron independientes por aproximadamente 150 años.

Marca de Brandeburgo[editar]

A principios del siglo XII, los reyes germanos restablecieron el control sobre las tierras con habitantes mezclados eslavos en las fronteras orientales del Sacro Imperio Romano Germánico. En 1134, a raíz de la Cruzada sobre los wendos de 1147, al magnate alemán Alberto el Oso le fue concedida la Marca del Norte por el emperador Lotario III. Los eslavos fueron subsecuentemente asimilados por los colonos alemanes durante el Ostsiedlung. La Iglesia bajo Alberto fundó diócesis, que con sus ciudades amuralladas protegían a los ciudadanos de ataques. Con la llegada de monjes y obispos empieza la nueva historia registrada de la ciudad de Brandeburgo, de donde se desarrollaría el margraviato homónimo.

El control de Alberto de la región fue nominal por varias décadas, pero se involucró en una variedad de acciones militares y diplomáticas contra los wendos, y vio cómo su real se convertía en más real a mediados del siglo. En 1150, Alberto formalmente heredó Brandeburgo del último gobernante hevelli, el cristiano Pribislav. Alberto y sus descendientes de la Casa de Ascania hicieron considerables progresos en la cristianización de los territorios capturados.

Lista de margraves[editar]

Fuentes[editar]