Mahavatar Babaji

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dibujo imaginario de Majavatar Bábayi, del libro Autobiografía de un yogui, del bengalí Paramahansa Yogananda (1893-1952), que decía haber sido discípulo de Sri Yukteswar.
Fotografía de Lajiri Mahashaia (1828-1895), que decía haber sido discípulo de Majavatar Bábayi.

Mahavatar Babaji es el nombre dado a un yogui por varios discípulos que le conocieron entre 1861 y 1935 (entre ellos el también yogui Lahiri Mahasaya) que enseñaba técnicas de realización espiritual, especialmente lo que se conoce como kriyā yoga. Algunos de estos encuentros se describen en el libro de Paramahansa Yogananda Autobiografía de un yogui, que incluye relatos de primera mano de sus encuentros con Mahavatar Babaji. Otro relato de primera mano lo ofrece Sri Yukteswar Giri en su libro La ciencia sagrada. Estos relatos, junto con otros encuentros con Mahavatar Babaji, se describen en varias biografías. Algunos de los encuentros se produjeron en presencia de dos o más testigos, y los que le conocieron creen, debido a ciertas comprobaciones a lo largo sus conversaciones, que conocieron todos a la misma persona.

No se conoce con seguridad el nombre real ni la fecha de nacimiento de Mahavatar Babaji. Los que le conocieron durante este periodo le conocen por el nombre dado primero por Lahiri Mahasaya. El término mahā-avatara significa ‘gran avatar’. En la tradición del yoga es un ser totalmente iluminado. Yogananda afirmaba que los dos seres más elevados, evolucionados o iluminados que ha habido son Jesucristo en Occidente y Krishná en Oriente.

El término baba-yi significa simplemente ‘papaíto’ (siendo baba: ‘papá’; y ji: sufijo de afecto, como en Guruyi, Gandhiyi, Maharashyi).

Según otros[cita requerida] significaría ‘padre venerado’.

Encuentros con Babaji de 1861 a 1935[editar]

El primer encuentro descrito con Mahavatar Babaji fue en 1861, cuando Lahiri Mahasaya fue destinado a Ranikhet en su trabajo de contable para el gobierno británico. Paseando un día por las colinas sobre Ranikhet, oyó una voz que le llamaba por su nombre, y siguiendo la voz montaña arriba, se encontró con un sadhú (renunciante) «alto, y con una irradiación divina». Se quedó estupefacto al ver que el sadhú conocía su nombre. Le dijo a Lahiri Mahasaya que en vidas pasadas había sido su gurú, y después le inició en la olvidada doctrina del kriyā yoga con la cual se obtenía poderes de longevidad, y le dio instrucciones para iniciar a otros. Lahiri deseaba permanecer con Mahavatar Babaji, pero éste le pidió que volviese al mundo para enseñar kriya yoga, a fin de que el sadhana (práctica) del kriya se propagase a todas partes del mundo a través de Lahiri Mahasaya y otras personas.

Lahiri Mahasaya cuenta que Mahavatar Babaji no le dijo su nombre ni detalles de su vida, de forma que Lahiri le dio el nombre de Mahavatar Babaji. Muchos sadhús de India son también llamados Babaji, y a veces Babaji Maharaj, lo que ha causado confusión entre Mahavatar Babaji y otros sadhús de nombre similar.

Lahiri Mahasaya tuvo muchos encuentros con Mahavatar Babaji, relatados en varios libros, incluyendo la Autobiografía de un yogui de Paramahansa Yogananda, Purana Purusha y la biografía de Lahiri Mahasaya, entre otros.

Leyendas sobre Mahavatar Babaji[editar]

Yogananda le atribuye poderes y edad legendarios a Babaji, que no se pueden confirmar en la actualidad.

Según narra Yogananda (en Autobiografía de un yogui), residía intermitentemente desde hacía siglos —junto con su hermana Mataji y unos pocos sádhakas (‘practicantes’)— en un áshram oculto en algún lugar de los Himalayas, donde enseñaba kriyā yoga.

Lahiri Mahasaya le consideraba «el más grande de los yoguis», con poderes solo limitados por la voluntad de Dios para usarlos, pues decía que los maestros que adquieren poderes psíquicos o siddhis solo los usan por consentimiento de Dios. Yogananda decía que los siddhis son un regalo que se recibe de Dios y se devuelve siempre a Dios. Cualquiera que adquiriese siddhis y los intentara usar egoístamente perdería los poderes adquiridos tras largo esfuerzo y descendería espiritualmente, perdiendo el trabajo de muchos años.

Según Yogananda, Babaji inició a Mahasaya en las técnicas del kriya yoga en 1861, cerca de Ranikhet (India). Después Mahasaya se dedicaría a enseñar estas técnicas durante el resto de su vida. Según Mahasaya, el kriyā yoga sería una forma antigua de rāja yoga (‘el rey entre los tipos de yoga’). Mahavatar Babaji se percibía a sí mismo como el primer maestro espiritual (ādi-gurú), fundador de ese linaje.

Según cuenta Yogananda en su libro, recibió de labios de su instructor de sánscrito, Swami Kebalananda, el relato de una anécdota del Venerable Mahavatar Babaji:

"Cuentan que una vez llegó un discípulo a Babaji después de buscarlo y re-buscarlo por los Himalayas. Por fin dio con el grupo que conformaba junto a sus discípulos, y se acercó con un anhelo:

—Maestro, acógeme entre tus discípulos porque si no mi existencia no tendrá sentido —le dijo.

Pero el Divino Maestro continuó pasivo y ni le miró.

—Me tiraré de cabeza por la montaña si me lo niegas — añadió al no obtener respuesta del Venerable.

El discípulo no parecía tirarse un farol, pero Babaji ni se inmutó; a lo cual sus discípulos, viendo que las intenciones del muchacho eran ciertas, le pidieron al Gurudeva que tuviese compasión del joven.

Recibiendo la más absoluta indiferencia del Mahavatar, y no viéndose complacido, el chela —con no pocos redaños— saltó al vacío, estampándose en las profundidades rocosas del Himalaya.

Babaji entonces se incorporó y comenzó a descender con los suyos tranquilamente hacia el cuerpo del muerto. Llegó, lo recompuso y lo devolvió de nuevo a la vida. Cuando le preguntaron por qué le había dejado morir, ÉL les explicó que así se había liberado del lastre pendiente —Karma—, lo cual era necesario para que pudiese emprender el Nuevo Camino libre de tantas cargas."

Mahavatar Babaji como Krishná[editar]

Lahiri Mahasaya escribió en su diario que Mahavatar Babaji era el señor Krishná, considerado en la India como un dios que vivió en el 3200 a. C. Dos discípulos de Paramahansa Yogananda cuentan que él también decía que Mahavatar Babaji había sido Krishná en una vida anterior. Yogananda rezaba a menudo en voz alta a Babaji-Krishná, a la vez que menciona frecuentemente su devoción por Jesucristo, con quien afirmaba haber hablado en sus visiones o trances místicos.

Bibliografía y declaraciones modernas[editar]

Desde la publicación del libro Autobiografía de un yogui en 1946, muchas personas afirman haber visto a Mahavatar Babaji, algunas aportando más datos.

El libro Babaji y la tradición de kriya yoga de los 18 siddhas de Marshall Govindan, aporta detalles a la historia de Mahavatar Babaji, como su fecha de nacimiento (30 de noviembre del 203 a. C.), su lugar de nacimiento (Parangipettai, en Tamil Nadu), su juventud y cómo alcanzó la más alta meta de inmortalidad física bajo la guía de dos grandes maestros del Sur de India: Agastya y Bogar. El libro La voz de Babaji: una trilogía de kriya yoga narra los encuentros que tuvo el autor, que le aportaron nueva información sobre la vida de Babaji. Este libro es una nueva edición de tres libros diferentes publicados en India en los años cincuenta.

Asimismo, Swami Satyeswarananda, que aún vive, dijo que tuvo varios encuentros con Babaji, y ha publicado el libro Babaji: el yogui divino de los Himalayas contando sus experiencias y también Lahiri Mahasaya: la estrella polar del kriya. Su relato del encuentro de Babaji con Pranavananda contradice otras versiones.[cita requerida]


Otro Babaji[editar]

Otro santo identificado con Mahavatar Babaji es Hariakhan Baba, un maestro que vivió y enseñó de 1861 a 1924. Este Babaji es descrito en el libro Hariakhan Baba: conocido y desconocido de Baba Hari Dasa. Algunos relatos fueron escritos también por un santo indio llamado Mahendra Baba, que le identificó como la misma persona que Mahavatar Babaji.

Roy Eugene Davis, discípulo personal de Paramahansa Yogananda y anterior ministro de la Self-Realization Fellowship en el templo de Phoenix (EE. UU.), expresó una conclusión similar en su libro La vida rendida a Dios: la filosofía y práctica del kriya yoga.

Otro maestro que es identificado como Mahavatar Babaji tiene nombre similar, Haidakhan Babaji, vivió en el norte de la India y enseñó públicamente desde 1970 hasta su muerte en 1984.

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]