Los burgueses de Calais

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los burgueses Calais, escultura de Rodin en el puerto francés de Calais.

Se conoce como Los burgueses de Calais (en francés: Les Bourgeois de Calais) a la escultura que representa a los seis burgueses que en 1347, al inicio de la Guerra de los Cien Años (1337-1453), se ofrecieron a dar sus vidas para salvar a los habitantes de la sitiada ciudad francesa de Calais. El escultor Auguste Rodin recibió en 1885 el encargo de crear un monumento conmemorativo de esos hombres en la ciudad. Después de casi cuatro años de trabajar en bocetos, la escultura estuvo lista en 1888 para finalmente ser terminada e inaugurada en 1895.

En la actualidad hay varias copias de esta famosa escultura en todo el mundo.

La historia de los burgueses de Calais[editar]

En su crónica sobre el Sitio de Calais, el cronista Jean Froissart cuenta sobre los seis burgueses:

Para el rey Eduardo III de Inglaterra, el puerto francés de Calais, sobre el Canal de la Mancha, era de gran importancia estratégica, y en septiembre de 1346, tras la batalla de Crécy, dirigió un sitio de la ciudad. Tras varios intentos de los ingleses de tomar la ciudad y varios intentos fracasados de los franceses de romper el sitio, el rey Eduardo tomó la decisión en febrero del siguiente año de dejar morir de hambre a los habitantes de la ciudad.

En junio, las reservas de agua y comida de la ciudad eran sumamente escasas. Un mes después, cuando los ingleses interceptaron un envío de víveres, quinientos niños y ancianos fueron expulsados de la ciudad para permitir a los demás sobrevivir, pero los ingleses les impidieron el paso dejándolos morir de hambre justo afuera de los muros de la ciudad.

Cuando el rey Felipe VI de Francia retiró sus fuerzas de la ciudad, el alcalde de Calais ofreció al rey inglés la capitulación de la ciudad con la condición de que los habitantes pudieran salir libres. El rey Eduardo se negó, indignado de que una ciudad que estaba a punto de caer y que le había costado tanto tiempo, hombres y dinero, se atreviera a imponer condiciones. Sin embargo, los propios hombres del rey señalaron que la única culpa de la ciudad fue haber luchado valientemente por su rey. Finalmente el rey se ofreció a respetar la vida de los pobladores de la ciudad si seis hombres notables de la ciudad, en su lugar, se rindieran ante él, junto con las llaves de la ciudad, vestidos en camisón y con una soga amarrada a sus cuellos.

El alcalde de Calais hizo sonar las campanas y reunió a los habitantes en la plaza para comunicar las condiciones del rey inglés. La población recibió la orden con un gemido y los concurrentes rompieron en llanto. Al poco tiempo, sin embargo, uno de los hombres más ricos de la ciudad, Eustache de Saint-Pierre, se levantó y dijo:

Monsieur, sería una gran desgracia permitir que esta gente muera de hambre si podemos encontrar una alternativa. Estoy convencido de que cumpliría la voluntad de mi Dios si me ofreciera por estas personas y me entregara así como el primero en salir descalzo y con la cabeza descubierta, vestido en camisa y con una soga alrededor de mi cuello y me entregara a la voluntad del rey inglés.

Finalmente otros cinco de los ciudadanos prominentes le hicieron compañía: Jacques y Pierre de Wissant, Jean de Vienne, Andrieu d'Andres y Jean d'Aire. Se vistieron según los deseos del rey y fueron escoltados por la ciudad hasta sus puertas, donde se despidieron de la multitud afligida de hombres, mujeres y niños. Se abrieron las puertas y el alcalde salió con sus seis ciudadanos y cerró la puerta nuevamente. De ahí acompañó al grupo hasta el campamento inglés y los dejó.

Los ingleses llevaron a los hombres frente a la tienda del rey Eduardo, donde cayeron de rodillas y le entregaron las llaves de la ciudad. El rey los miró con inquina y en silencio por un largo rato antes de dar la orden de que los colgaran. Uno de los caballeros que se encontraba cerca tomó entonces la palabra:

Mi buen rey, os suplico contenga vuestra ira. Vuestra reputación habla de un corazón noble. No permita que un suceso como éste la avergüence o permita que nadie pueda hablar mal de vos. Todo el mundo podría decir que vos se porta con crueldad si condena a muerte a seis hombres nobles quienes, por su propia voluntad, se ofrecieron a vuestra voluntad para salvar a sus ciudadanos.

La ira del rey aumentó cuando sus propios caballeros le señalaron el heroísmo de los burgueses y con un gesto hizo salir al caballero. Entonces su esposa, Felipa de Henao, se le acercó llorando y suplicó:

Mi buen señor, desde que crucé el mar con gran peligro para encontrarme con vos, nunca os he pedido un favor. Ahora os pido, como la más humilde de las ofrendas, por el Hijo y la Santa Madre y por vuestro amor a mí, respete la vida de estos seis hombres.

El rey la miró en silencio por un corto tiempo y dijo:

Oh, Lady, deseo que estuvieras en algún otro lugar que no éste. Me has suplicado de tal forma que no puedo negarme: Os los entrego, haz con ellos lo que quieras.

Felipa les retiró enseguida las sogas y los llevó a sus aposentos, donde les ofreció ropajes y una cena. Luego los proveyó de dinero y los condujo en secreto. Pronto se encontraron en diferentes ciudades de Picardía.

Los habitantes de Calais se dirigieron luego a territorio francés, los más ricos tras pagar un rescate. Calais permaneció en manos inglesas hasta 1558.

La escultura de Rodin[editar]

Los burgueses de Calais en los Victoria Tower Gardens de Londres (Reino Unido). Por ley francesa, doce vaciados de la escultura fueron realizados tras la muerte de Rodin. Uno de ellos fue comprado en 1911 por el gobierno británico y se encuentra hoy en el bosque cercano al Parlamento.

La escultura está realizada en bronce. Fue hecha por Rodin y mide 2 metros de alto y cerca de 2,5 metros de ancho. Se compone de seis hombres de igual altura y vestidos en ropajes similares. No se presenta jerarquía alguna en el grupo. Los hombres dirigen sus miradas a puntos diversos. Cuatro de ellos hacen ademanes y toman un paso al frente, los otros dos permanecen tranquilos. Las figuras forman un grupo compacto. Sin embargo, permanecen libres entre ellos. Las figuras están a tamaño natural y parecen agobiadas por sus prendas y sus desproporcionadamente grandes manos y pies.

Los ademanes de los hombres forman en conjunto un pausado movimiento rotatorio dentro de la escultura, que se produce por los muchos sentidos locales que el espectador sólo capta desde algunos puntos. Los hombres no se comunican entre ellos ni con el espectador. Cada rostro refleja rasgos individuales y da la impresión de sentimientos variados —resolución, angustia, apatía—. Rodin expresa con realismo a seis hombres que han sobrevivido un sitio de un año y que ahora dan su primer paso hacia la muerte. Algunos se inclinan, otros se toman la cabeza, todos dudan.

El movimiento rotativo invita al espectador a caminar alrededor de la escultura lo que lleva a una secuencia de imágenes en la cual los hombres individualmente parecen, a veces, tomar aisladamente su decisión, y, a veces, parecen decidirse en conjunto por entregarse. De esta forma no se narra un instante específico congelado en el tiempo, sino un espectro de pensamientos, sentimientos y decisiones.

La escultura de Rodin era innovadora para su tiempo. Manifiesta la cruda verdad de las figuras épicas según las teorías del realistas que se refleja en rasgos expresionistas, el rápido modelado, incluso con las manos imita los efectos lumínicos buscados por el impresionistas, y, en definitiva, se opone al rígido academicismo del siglo XIX. Se ven también rasgos del formalismo del modernismo que al mismo tiempo se presagia en las pinturas de Cézanne. El hecho de que la escultura ideada por Rodin no tuviera pedestal fue algo inaudito en la escultura del momento.

En el trabajo previo, Rodin utilizó diferentes partes de la escultura y los combinó de diferentes formas. Realizó muchos esbozos menores y varios estudios a escala natural, de los cuales varios han sido vaciados en bronce y se encuentran hoy en el Museo Rodin en París.

Creación de la escultura[editar]

Los burgeses de Calais en la plaza de Calais con el ayuntamiento al fondo. El pedestal fue puesto en 1924.

En 1880, el joven alcalde de Calais, Oscar Dewavrin, decretó que en la plaza de la ciudad se levantara un monumento para homenajear a Eustache de Saint-Pierre, el más prominente de los seis héroes. El alcalde pensó en un burgués sobre un alto pedestal, en el estilo heroico y académico común en los más importantes monumentos a finales del siglo XIX. En 1884, el alcalde consultó a sus ciudadanos quienes propusieron a Auguste Rodin, quien ya era famoso por sus esculturas realísticas y expresivas, para crear la escultura.

Cuando Rodin leyó la crónica del sitio de Calais, vio ante sus ojos a los seis hombres en un grupo en el momento en el que deciden entregarse. En los primeros esbozos de 30 cm de altura, Rodin ubicaba a los burgueses sobre un pedestal alto, en dos filas y unidos por una soga. El comité del concurso quedó convencido por la forma original de los esbozos y decidió otorgar a Rodin el contrato por 35.000 francos en enero de 1885 exigiendo que la escultura estuviese lista el año siguiente. Al mismo tiempo solicitaron "sin tardanza" una versión más grande y detallada, a escala 1:3 de la escultura final, la cual no debería superar los dos metros de altura.

A Rodin le llevó seis meses completos entregar el modelo deseado, y cuando lo presentó en julio no satisfizo ni al comité ni al público. Rodin no había considerado importante que en un esbozo preparatorio reprodujese en detalle todas los pliegues de la ropa, además de completamente innecesario gastar 300 francos en limpiar su estudio sólo para complacer al público. La prensa local se burló de los "tíos en camisones de dormir" y el comité anunció públicamente una composición más grandiosa en forma piramidal que hiciera justicia a los héroes de la ciudad y consideró además suficiente que el artista reflexionara en volver a una figura solitaria.

Rodin, sin embargo, se negó a un compromiso. Según él era determinante que el escultor, ante cada trabajo, visualizara primero el momento decisivo del motivo y luego no permitir que nada o nadie influyera en el trabajo. La menor falta de armonía se llevaría consigo el resto de la obra. A pesar de sus protestas, Rodin llevó a cabo esas concesiones pero continuó ante todo desarrollando las figuras en su propio sentido. En octubre de 1886 consigue convencer finalmente al comité de permitirle terminar su trabajo.

Rodin continuó con su trabajo y en 1887 pudo instalar tres de los burgueses en una galería en París, lo cual fue un gran avance. Sin embargo, la ciudad de Calais atravesaba en esos momentos una crisis económica y todo el proyecto fue congelado.

Finalmente en 1894 se logró con una lotería reunir el dinero necesario para vaciar la obra de arte en bronce, y el 3 de junio del año siguiente pudo descubrirse finalmente la escultura de Rodin en un parque en Calais. Para el desespero de Rodin, no se respetó en absoluto su deseo de que la escultura se pusiera directamente sobre el suelo, sino que la colocaron en un pedestal alto circundado por una cerca.

Rodin tenía 55 años cuando la escultura fue descubierta. A través de los Burgueses, la cual fue su primera comisión oficial, Rodin obtuvo la Legión de Honor.

Durante la Primera Guerra Mundial, una de las figuras fue dañada por una esquirla de granada y la escultura fue desmontada. Cuando fue instalada nuevamente en 1924, se decidió respetar el deseo del artista y se bajó el pedestal.

Otras estatuas[editar]

National Art Gallery, Canberra.

Además de la escultura original, la técnica de vaciado ha permitido realizar copias a partir del molde original:

  1. en Calais (Francia), plaza del Ayuntamiento, 1895
  2. en Copenhague (Dinamarca), Ny Carlsberg Glyptoteket, 1903
  3. en Mariemont (Bélgica), Museo Real, 1905
  4. en Londres (Gran Bretaña), jardines del Parlamento Británico, fundida en 1908, instalada en Londres en1915
  5. en Filadelfia (EE.UU.), Museo Rodin, fundida en 1925, instalada en 1929
  6. en París (Francia), jardines del Museo Rodin, fundida en 1926, asignada a este museo en 1955
  7. en Basilea (Suiza), Museo de Arte, fundida en 1943, instalada en 1948
  8. en Washington, D.C. (EE.UU.), Museo Hirshhorn and Sculpture Gardens, fundida en 1943, instalada en 1966
  9. en Tokio (Japón), Museo Nacional de Arte Occidental, fundida en 1953, instalada en 1959
  10. en Pasadena (EE.UU.), Norton Simon Museum of Art, 1968
  11. en Nueva York (EE.UU.), Museo Metropolitano de Arte, fundida en 1985, instalada en 1989
  12. en Seúl (Corea del Sur), Galería Rodin, Samsung Foundation for Art and Culture, 1995.

Nota: El Iris & B. Gerald Cantor Center for Visual Arts de Stanford tiene varios estudios a escala de esta obra. Nótese que la puesta de Standford es la más cercana a los deseos de Rodin: con las seis figuras ligeramente hundidas bajo el piso.

La obra dramática de Georg Kaiser[editar]

La obra de teatro Los burgueses de Calais - presentación en tres actos se desarrolló en una primera versión en 1912 o 1913, inspirada en la ya famosa obra de Rodin, tomando su versión final en 1914. La obra fue puesta en escena el 29 de enero de 1917 en Fráncfort bajo la dirección de Arthur Hellmer. La obra fue un éxito y significó la irrupción artística de Georg Kaiser. Hoy en día es todavía una lectura escolar.

Kaiser espera que la historia de la Guerra de los Cien Años sean familiares. Inicia en la mitad de los hechos y se desvía substancialmente de la crónica de Froissart al final:

Primer Acto: En un ayuntamiento abierto de la ciudad de Calais, los "ciudadanos notables" (concejales) se reúnen para debatir entre la resistencia o la rendición. Uno de ellos es Eustache de Saint-Pierre, uno de los hombres más ricos. El rey inglés hace llegar el mensaje de que levantará el sitio con una condición; "[...] seis ciudadanos notables han de llevar las llaves de la ciudad — seis ciudadanos notables han de caminar desde la puerta — descubiertos y descalzos — vestidos en pecado — la soga alrededor de sus cuellos [...] Seis deben partir de la ciudad al amanecer — seis han de entregarse en las arenas frente a Calais — seis veces han de arrodillarse —; ¡Esta penitencia preservaría el bienestar de la ciudad y al puerto de Calais!" Eustache de Saint-Pierre se ofrece como el primero, luego otros cuatro lo siguen. Los hermanos Wissant se ofrecen al mismo tiempo y hay una persona de más. Ahora hay que decidir quién no se sacrificará.
Segundo Acto: Los siete voluntarios se despiden de sus allegados. Durante la cena deciden jugar a la suerte quién no se sacrificará. El intento fracasa ya que Eustache manipula los resultados para hacer que todos reconsideren su decisión. Finalmente se decide que se salve quien llegue de último a la plaza del mercado al día siguiente.
Tercer Acto: En la mañana se reúnen todos en la plaza del mercado y se preparan a su marcha con el rey inglés, excepto Eustache. Se sospecha que traicionó a sus compañeros cuando aparece Eustache muerto cargado en un féretro. Para mostrar la necesidad de la víctima, se quitó en la noche la vida. Al final llega un mensajero inglés y anuncia: el rey tuvo un hijo esa noche, "esta mañana, por una vida no quiere destruir una vida", ¡Calais y su puerto se han salvado sin la pena de la destrucción! El cuerpo de Eustache es llevado a la catedral: "El rey de Inglaterra está — si ante el altar ora — ¡vencido de rodillas!" El ciego padre de Eustache habla: "Vi nuevos seres humanos — ¡en esta noche nació!" La imagen final se congela como en la escultura de Rodin.

El fragmento de tiempo de Kaiser es considerado un documento literario y una obra cumbre del teatro del expresionismo y exhibe el estilo abstracto típico del mismo: el topos de "nuevos seres humanos", la individualización de los personajes, la alta artificialidad del lenguaje simbólico, el incremento patético. El mensaje de que el rescate de la comunidad se alcanzó sólo por la autovictimización de un particular en lugar de la resistencia sin sentido de todos corresponde a la crítica usual del expresionismo a la clase media de la época guillermina, que se hacen más rotundos a la vista de las vibraciones sociales y la muerte industrializada de la Primera Guerra Mundial.

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 51°29′51″N 0°07′29″O / 51.49751, -0.12486