Llave de chispa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Llave de chispa de un fusil de cacería del siglo XVIII, sin su pedernal.

La llave de chispa fue un mecanismo de disparo empleado en mosquetes y fusiles de avancarga de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Fue desarrollada en Francia a inicios del siglo XVII. Rápidamente reemplazó a los anteriores mecanismos, tales como la llave de mecha y la llave de rueda. Continuó siendo empleada por más de dos siglos, hasta que finalmente fue reemplazada por la llave de percusión.

Historia[editar]

La llave de chispa fue desarrollada en Francia a inicios del siglo XVII. Aunque se desconoce su origen preciso, usualmente se atribuye el desarrollo de ésta a Marin le Bourgeoys, un artista, armero, luthier e inventor originario de Normandía. El diseño básico de Marin le Bourgeoys se convirtió en estándar de las llaves de chispa y rápidamente reemplazó los viejos sistemas de disparo a través de Europa. Las armas de chispa basadas en éste diseño fueron empleadas por más de dos siglos, hasta que finalmente fueron reemplazadas por las de percusión en las décadas de 1840 y 1850.[1]

Descripción y operación[editar]

FlintlockMechanism.jpg

Un "chispazo": la pólvora de la cazoleta se enciende, pero no logra encender la carga propulsora en el cañón.

Una típica llave de chispa tiene un trozo de pedernal que es sostenido entre dos quijadas al extremo de un corto martillo. Este martillo es jalado hacia atrás y amartilla el arma. Tras apretar el gatillo, el martillo accionado por muelle va hacia adelante, haciendo que el pedernal golpee una pieza de acero llamada pie de gato. Al mismo tiempo, el movimiento del pedernal y el martillo empujan al pie de gato hacia adelante, abriendo la cubierta de la cazoleta que contiene la pólvora. Al golpear el pedernal contra el pie de gato, se produce una chispa que cae en la cazoleta y enciende la pólvora. La llamarada pasa al interior del cañón través de un pequeño agujero llamado "oído", encendiendo la carga propulsora y provocando el disparo del arma.

La mayoría de martillos siguen el diseño de Marin le Bourgeoys, teniendo una posición "semiamartillada", que es el seguro del arma. Al apretar el gatillo estando el martillo en esta posición, el arma no se disparará. Desde esta posición, el pie de gato puede abrirse y se puede poner pólvora en la cazoleta. Se cierra el pie de gato y el martillo es jalado completamente hacia atrás, preparando el arma para el siguiente disparo.

Llave de cañón[editar]

Una llave de cañón era una llave de chispa que disparaba un cañón. Fueron una importante innovación en la artillería naval, siendo empleadas por vez primera por la Royal Navy en 1745. Su empleo se extendió lentamente, ya que no podían adaptarse a viejos cañones - la Armada francesa no las había adoptado de forma general para la Batalla de Trafalgar (1805).[2]

El anterior sistema para disparar un cañón consistía en acercar un portamechas - un palo de madera que sostiene una larga mecha lenta encendida en un extremo - al oído del cañón, que estaba lleno de pólvora fina suelta. Esto era peligroso e imposibilitaba disparar con precisión desde un barco en movimiento, ya que se debía disparar el cañón desde sus lados para evitar su retroceso y había una considerable demora entre el acercamiento del portamechas y el disparo del cañón.[2]

La llave de cañón era accionada al jalar una cuerda o acollador. El artillero-jefe podía estar detrás del cañón, a resguardo del alcance de su retroceso y apuntarlo, disparándolo cuando el balanceo del barco alineaba el cañón con el barco enemigo y evitando así que la bala impacte en el mar o vuele muy por encima de la cubierta del enemigo. La recarga del cañón era más rápida y segura, ya que la llave de cañón no usaba pólvora fina suelta. La carga propulsora era encendida por un canuto lleno de pólvora fina que era insertado en el oído del cañón durante la recarga y perforaba el saquete de la carga propulsora.[2]

Tras la introducción de las llaves de cañón, los portamechas fueron conservados solamente como apoyo para disparar los cañones

Otros usos[editar]

Algunas primigenias minas antipersona o fougasses, eran detonadas mediante llaves de chispa. Estas también eran empleadas para lanzar cohetes Congreve.[3]

Un yesquero de chispa, o pistola de yesca, era un aparato que fue empleado en hogares acomodados desde el siglo XVIII hasta la invención de fósforos fiables. Tenía cierto parecido con una pequeña pistola de chispa, pero sin cañón y con un candelabro y patas, por lo que podía estar parado. Cuando se apretaba el gatillo, las chispas del pie de gato encendían yesca seca en la cazoleta y la llamarada encendía rápidamente la vela. El aparato demostró ser una rápida y fiable fuente de luz y llamas para encender fuegos.[4]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. "Pistols: An Illustrated History of Their Impact" By Jeff Kinard, Published by ABC-CLIO, 2004
  2. a b c Rodger, Nicholas (2004). The Command of the Ocean:A Naval History of Britain 1649-1815. Penguin Books. p. 420. ISBN 0140288961. 
  3. British Rockets
  4. «Marischal Virtual Museum». Consultado el 15-06-2009.

Enlaces externos[editar]