Levantamiento del Norte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

[cita requerida]

Levantamiento del Norte
Fecha n/d
Lugar n/d

El Levantamiento del Norte de 1569, también conocido como la "Revuelta de los Condes del Norte" o "Rebelión del Norte" fue un infructuoso intento de la nobleza católica del Norte de Inglaterra para derrocar a Isabel I y reemplazarla con María I de Escocia.


Contexto[editar]

Cuando Isabel I sucedió en el trono a su medio hermana María en 1558, su ascensión causó controversias debido a la disputada legitimadad del matrimonio de sus padres -Enrique VIII y Ana Bolena. Los opositores a Isabel se volvieron hacia María de Escocia, descendiente de Margarita Tudor, hermana de Enrique. Inicialmente, las reclamaciones fueron promovidas por el suegro de María, el rey Enrique II, pero María desistió de sus pretensiones a su regreso a Escocia en 1561.

Los católicos ingleses, por entonces una porción significativa de la población, apoyaban cada vez más mayoritariamente a María en busca de alivio para la persecución religiosa a la que eran sometidos. Este apoyo era particularmente fuerte en el Norte de Inglaterra, donde varios de los nobles más poderosos eran católicos; ya se habían producido levantamientos similares durante el reinado de Enrique VIII, la Peregrinación de Gracia de 1536 y la Revuelta de Bigod de 1537. Los partidarios de María esperaban ayuda de Francia y puede que de España. La posición de María se vio reforzada por el nacimiento de su hijo Jacobo en 1566, pero quedó nuevamente debilitada con su deposición en julio de 1567.

La rebelión bajo Northumberland y Westmorland[editar]

La rebelión estuvo encabezada por Charles Neville, conde de Westmorland y Thomas Percy, conde de Northumberland quienes, en noviembre de 1569 ocuparon Durham y celebraron una misa en su Catedral. El culto católico público había sido prohibido por la reina Isabel. La esposa de Westmorland, Jane Howard, jugó un destacado papel en la rebelión, esperando concertar un matrimonio entre su hermano el duque de Norfolk y la posible futura reina María. [cita requerida] Desde Durham, los rebeldes marcharon hacia el sur, hacia Bramham Moor, mientras que Isabel trataba de reunir fuerzas suficientes para enfrentarse a ellos. Pero, al oir que el conde de Sussex habría logrado reunir un gran ejército, los rebeldes abandonaron su plan de sitiar York y capturaron el castillo de Barnard, desde donde se dirigieron a Clifford Moor, encontrando poco apoyo popular. Sussex partió de York el 13 de diciembre de 1569 al frente de 7.000 hombres contra los 4.600 que formaban las fuerzas rebeldes, y poco después se le unieron otros 12.000 mandados por Edward Clinton, conde de Lincoln. Los condes rebeldes retrocedieron hacia el norte y se dispersaron, buscando refugio en tierras escocesas.

La resistencia de Leonard Dacre[editar]

Una figura importante en la rebelió fue Leonard Dacre, simpatizante de María de Escocia. Al inicio de la rebelión, viajó a la corte de Isabel en Windsor para reclamar la herencia de su sobrino, el quinto Baron Dacre. Tras la muerte de éste en 1569, su herencia había sido entregada a sus hermanas, casadas con hijos del Duque de Norfolk. Dacre volvió al Norte, como partidario de Isabel, pero sus intenciones no están claras.

Tras la retirada de los rebeldes, Dacre tomó el castillo de Greystoke y fortificó Naworth, de su propiedad, donde reunió 3.000 soldados cumbrios y trató de mostrar buenas relaciones con la reina. Sostuvo el sitio del ejército real mandado por Henry Carey y los atacó durante su retirada en el río Gelt. Aunque era superado en número por los rebeldes, Carey cargó con su caballería contra la infantería de Dacre, matando entre 300-400 hombres y capturando a otros 200-300. Dacre huyó a Escocia, desde donde pasó a Flandes, donde murió en el exilio. [cita requerida]

Represalias[editar]

De los líderes de la rebelión, los Condes de Northumberland y Westmorland huyeron a Escocia. Northumberland fue capturado por el conde de Morton y entregado a Isabel en 1572, que ordenó su decapitación en York. Por su parte, Northumberland, tras ocultarse en el castillo de Ferniehirst, logró huir a Flandes, donde murió en la pobreza. Su familia perdió sus territorios ancestrales y su esposa, Jane Howard, huyó igualmente al continente. Vivió el resto de su vida bajo arresto domiciliario. Su hermano, el duque de Norfolk, fue inicialmente encarcelado y luego perdonado. Fue apresado nuevamente tras la Conspiración de Ridolfi en 1570 y ejecutida finalmente en 1572. En total, 600 partidarios de María fueron ejecutados, mientras muchos otros se exiliaron.

El papa Pío V había intentado apoyar la rebelió excomulgado a Isabel y deponiéndola en la bula papal Regnans in Excelsis, pero el documento no llegó hasta después de la supresión. Esta bula provocó que Isabel mirara aún con más recelo a los católicos, ya que inspiró conspiraciones para asesinarla, como la de Ridolfi. En 1587, Isabel juzgó a María de Escocia por traición; fue condenada por el tribunal y ejecutada. España utilizó esta ejecución como pretexto para su intento de invasión del año siguiente.[cita requerida]

Enlaces externos[editar]