Leopoldo Torres Balbás

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Leopoldo Torres Balbás (Madrid, 23 de mayo de 1888 - Madrid, 21 de noviembre de 1960), fue un arquitecto restaurador de los más cualificados que dio el siglo XX, y arqueólogo español.

El Partal, restaurado por don Leopoldo Torres Balbás.

Estudió en la Escuela de Arquitectura de Madrid (por entonces situada en la calle de los Estudios).

Leopoldo Torres Balbás es recordado hoy como uno de los padres de la restauración monumental en España. Su aportación fundamental se debe tanto a su pensamiento teórico, recogido en múltiples escritos, como a la práctica, materializada principalmente en sus intervenciones en la Alhambra, el Generalife y la Alcazaba de Málaga entre 1923 y 1936, etapa en la que ocupó el cargo de Arquitecto Restaurador de la 6º Zona, catedrático de Arte de la Escuela de Arquitectura de Madrid y director de obras de recuperación de la Alhambra.

A él debemos en gran medida la Alhambra que conocemos hoy en día. Su labor, rigurosa y sensible, acabó con la tradición de restauraciones fantasiosas y destructivas de las décadas anteriores. Torres Balbás restauró el Palacio de los Leones, el Mexuar, el Patio de los Leones y el de la Alberca, y entre otras intervenciones creó la nueva entrada a la Casa Real y reestructuró el Partal con unos jardines a partes iguales herederos de las tradiciones andalusí y clásica.

Algunas de sus intervenciones en la Alhambra, como la del Patio de los Leones, donde desmontó unas cupulillas decimonónicas fueron criticadas en la ciudad por algunos sectores que se opusieron a su labor. En este caso Manuel de Falla tuvo que mediar ante las críticas. Actualmente a Torres Balbás se le reconoce como uno de los grandes arquitectos que han tenido el privilegio de trabajar en el conjunto monumental de la Alhambra.

Con motivo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929, se le encargo el pabellón provincial de Granada, concediéndosele la medalla de oro de la Exposición. El edificio resultó destruido por un incendio algunos años más tarde.

En 1954 leyó su discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia que llevaba el título de "Algunos aspectos del mudejarismo urbano medieval", siendo contestado por Emilio García Gómez. Académico de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga y Correspondiente de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba, previamente había sido académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Nuestra Señora de las Angustias de Granada. Miembro Correspondiente de la Hispanic Society of América de Nueva York y de la Academia Argentina de la Historia. Doctor honoris causa por las universidades de Argel y Rabat.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Armando Cotarelo y Valledor
Coat of Arms of the Spanish Royal Academy of History.svg
Real Academia de la Historia
Medalla 17

1951 - 1960
Sucesor:
José Antonio Maravall y Casesnoves