La Cueva (bar-teatro)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Cueva (bar-teatro que existió entre 1964 y 1967) fue un mítico reducto de la bohemia y la música de Buenos Aires, frecuentado por artistas, poetas, melómanos, músicos de jazz y pioneros del género que más tarde se denominó rock nacional. Se lo considera uno de los lugares donde se originó este movimiento.[1]

Historia[editar]

La Cueva funcionó en un sótano ubicado en Av. Pueyrredón 1723, Buenos Aires. Originalmente fue el cabaret Jamaica, denominado luego El Caimán y más tarde La Cueva de Pasarotus. Durante el periodo en que tuvo este último nombre, fue un punto de encuentro de los músicos de jazz porteños, escenario de frecuentes actuaciones y jam sessions. En 1964 fue reformado y, con el nombre de La Cueva, se convirtió en un lugar de jazz, beat y rock, frecuentado por músicos consagrados y por futuras figuras del movimiento que más tarde se conocería como Rock Nacional. A partir de 1966, en plena dictadura de la Revolución Argentina, la policía mantuvo una tenaz persecución contra el local, sus propietarios, artistas y público. Los allanamientos y procedimientos de Moralidad y Toxicomanía se sucedieron hasta que, en 1967, tras numerosas causas penales y contravencionales, un magistrado dictó la clausura definitiva del club, que nunca más volvió a funcionar.

Trascendencia[editar]

La Cueva fue uno de los epicentros en torno a los cuales se originó el rock argentino cantado en castellano. Varios de los músicos y creadores más destacados del inicio del movimiento eran habituales del lugar, y allí cantaban sus composiciones. Entre los más asiduos concurrentes se contaban Sandro (cuya presencia frecuente dio fama al local), Billy Bond (copropietario y responsable del club), Litto Nebbia, Miguel Abuelo, Oscar Moro, Moris, Javier Martínez, Alejandro Medina, Pajarito Zaguri, Carlos Mellino, Tanguito, Horacio Martínez, Ciro Fogliata, Charly Camino y los periodistas y poetas Pipo Lernoud y Miguel Grinberg. Del ambiente generado por La Cueva surgieron varios grupos musicales legendarios: Nebbia, Fogliatta y Moro formaron Los Gatos; Javier Martínez, Manal; Miguel Abuelo, Los Abuelos de la Nada; Alejandro Medina y Mellino, Los Seasons. Normalmente, los asistentes a las reuniones de La Cueva terminaban la madrugada desayunando en La Perla del Once, otro bar mítico ubicado frente a Plaza Miserere,[2] donde Nebbia y Tanguito compusieron el primer himno del rock argentino: La Balsa.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]