José Artés de Arcos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

José Artés de Arcos es conocido en el mundo automovilístico, entre muchas otras realizaciones, por ser el impulsor de algunos coches de carreras como fue por ejemplo el Guepardo de Fórmula IV (1966) el Artés Campeador (1967) o el coche anfibio Artés Gato Montés de 6 ruedas (1971).

Biografía[editar]

Nació en Alhama de Almería (Almería), el 27 de febrero de 1893, en una familia de panaderos, y ya de muy joven destacó su habilidad manual, reparando y fabricando objetos de uso cotidiano. Trabajo en diferentes compañías mineras, como eran “Sota Aznar” y “Cía. Española de San Juan de las Minas” en Melilla. En esa ciudad desarrolla su primera patente: el motor rotativo que registró con el nº. 61714, siendo la primera de las más de quinientas que llegó a realizar a lo largo de su vida.[1]

El taller en Barcelona[editar]

En 1918 se traslada a Barcelona, donde trabaja en una empresa que se dedica a la reparación de motores de buques. A raíz de una importante reparación, su remuneración le sirve para que en 1927 se establezca en un pequeño taller de automóviles. En el año 1929, habitando en un pequeño altillo de madera instalado en el mismo local de su industria, situado en la calle de Córcega, ya podemos ver el nombre de Artés en el parachoques del automóvil de S.M. el Rey Don Alfonso XIII.

El economizador de gasolina y la bocina de aspiración[editar]

También por entonces entre otros inventos encontramos el economizador de gasolina, hasta llegar a la más famosa y productiva de sus patentes, la bocina de aspiración, que en poco tiempo fue copiada por la mayoría de los países. Realizó una demostración de este invento aplicándolo a un coche y recorriendo España en un viaje de propaganda, ante el asombro de los habitantes de los pueblos y ciudades a la vista de un conjunto de bocinas de diez notas que interpretaba música regional.

El final de ese viaje culminó en el patio del Palacio de Oriente en el que entró tocando la marcha real, y poco tiempo después en los Campos Elíseos de París con ocasión del Salón del Automóvil, interpretando la Marsellesa. Con los años, sus empresas ocuparon un lugar importante dentro del mundo de las industrias auxiliares del automóvil, siendo condecorado con la Medalla de Plata del Mérito al Trabajo en 1965.

José Artés de Arcos, el empresario[editar]

En 1972 en unas memorias el Sr. Artés de Arcos escribía:

Como tantos otros tuve también que abandonar el hogar y mi pueblo (Alhama de Almería), y como otros tantos, dirigirme hacia la región eminentemente industrial, laboriosa e inteligente, Cataluña, donde el trabajo unido al estudio en las horas que pertenecían al descanso, la lucha en suma por la vida, durante largos, muy largos años, se ha visto coronado por el triunfo, no con negocios fáciles ni loterías, y menos aún con la explotación humana, sino creando novedades que el público consumidor pagaba espléndidamente, como un capricho, inventos propios que han dado la vuelta al mundo y copiados en todos los países industrializados.

José Artés de Arcos fue nombrado Hijo Adoptivo de la villa de Arenys de Munt, más la Medalla de Oro de la Villa por las realizaciones a favor de la misma. También le fue concedida una calle, y una placa en conmemoración de la electrificación del Barrio de Sobirans que pagó íntegramente, beneficiando a todo el vecindario. Años más tarde, por razones inexplicables, ha sido la única población en donde le fueron retirados dichos reconocimientos.

También fue nombrado Hijo Predilecto de la villa de Alhama de Almería, se le concedió una calle y últimamente se ha erigido un monumento por todas las realizaciones que aportó a su pueblo natal, como la recuperación del Balneario San Nicolás, las aguas, tanto para uso privado del Balneario, como las de uso público.

En Barcelona, por su comportamiento como miembro de la Cámara de comercio Industria y Navegación, más la labor desarrollada hacia sus productores, construyéndoles dos grupos de 60 viviendas y otras ventajas de carácter social, y a petición de éstos, el Gobierno concedió el título de Empresa Modelo.

Posteriormente por la labor realizada en Sudamérica, consiguiendo relaciones comerciales con dichos Países a través de las Cámaras de Comercio e Industria, más la obtención de una copia del Tratado de Libre Comercio firmado en Uruguay, el Gobierno Español le condecoró con la Gran Cruz del Mérito Civil.

En Cataluña fue Presidente y fundador del Gremio de Fabricantes de Piezas de Automóviles, cargo que simultaneó con la presidencia del Sindicato de la misma especialidad, a lo largo de más de 40 años.

En Madrid, donde construyó dos fábricas, una de accesorios de automóviles y otra de cajas de seguridad, fue nombrado Presidente del Grupo Nacional de Repuestos de Automóvil. También fue asignado por el Comité Internacional del Automóvil, I.S.O., para la normalización internacional del automóvil.

Por todas estas aportaciones al sector del automóvil, el Sr. Artés de Arcos fue distinguido, de nuevo con el título de Empresa Modelo, y con las siguientes Condecoraciones de España: Medalla de Plata del Trabajo, otra Medalla al Trabajo de mayor categoría, dos más Sindicales, una a la empresa, otra al empresario, dos medallas de la Cruz Roja, la de plata y la de oro, más unas placas de plata de la Guardia Civil de Tráfico por su aportación a la campaña de seguridad que a nivel nacional se realizó.

En Almería, también instaló una fábrica de recambios de automóviles, construyó un grupo de 350 viviendas, y creó un total de 12 sociedades que sumaban más de 300 puestos de trabajo. Fue nombrado Presidente del Centro de Iniciativas y Turismo, Vice-Presidente del Círculo Mercantil, Vice-Presidente del Centro de Formación Profesional, Vocal del Consejo de Administración de la Caja de Ahorros de Almería. Así mismo, el Ayuntamiento de Almería le concedió una calle con su nombre.

En Martos, Jaén, construyó dos industrias más, Proyectores Artés S.A. (P.A.S.A.) y otra industria de su especialización, aprovechando todos los beneficios del Plan Jaén de Auxilios a Fondo Perdido.

También fue nombrado por el Estado, Ponente General de Industrialización del Consejo Económico del Sureste Español, cuya realización principal fue el Trasvase Tajo-Segura.

Otros hechos[editar]

En 1936 compra la finca denominada Can Cot en Sobirans, para más tarde denominarse Cortijo Artés o Cal Artés, en la cual pasó parte de la guerra civil, y mientras su fábrica había quedado en manos republicanas, él se dedicaba a fabricar e instalar sirenas antiaéreas por todos los pueblos. Fue tal la buena acogida que tuvo entre los habitantes de Arenys de Munt, y tal era su gratitud que se involucró en muchas aportaciones, tales como haciendo llegar la luz al vecindario de Sobirans, o reemplazando la estatua de Sant Martí que fue destruida, así como más tarde esponsorizar el Club de Hokey de Arenys, llegando éste a estar en 1ª División.

También tuvo la oportunidad de poder poner los nombres de Arenys de Munt y de Sobirans en calles de su tierra natal, Almería capital, y Alhama de Almería. En 1956 Arenýs de Munt le hizo Hijo Adoptivo de la Villa. Era una época donde la solidaridad imperaba, e independientemente del momento político que se vivió, se tuvo que seguir trabajando y luchando por una vida mejor. Desde entonces algunos miembros de la familia Artés siguen viviendo en esta población.

Fallecimiento[editar]

El día 1 de enero de 1985 muere en Almería, al año de la muerte de su mujer. Terminó con sus propias palabras, que he encontrado en una biografía escrita por una persona ajena a la familia Artés de Arcos:

"Creo que lo importante es mirar al futuro, ya que nuestra comunidad, como todo órgano vivo, o crece o muere. De los hombres y de los pueblos más interesante que averiguar de donde vienen, es saber a donde se dirigen."

Creaciones[editar]

Como empresario, fundó su propia empresa, denominada José Artés de Arcos S.A. pionera en España dentro del sector de la industria auxiliar del automóvil, como fabricante de faros, bocinas, cuadros de abordo, volantes, etc. etc. Introdujo en España la multinacional francesa Jaeger, para formar la sociedad Artés-Jaeger, cuyas naves de fabricación se encuentran en Barberá del Vallés, provincia de Barcelona y en la cual se fabricaban toda la parte electrónica del automóvil de las diferentes marcas europeas. También trajo a España la sociedad francesa fabricante de faros Cibié, con los cuales formalizó una sociedad denominada P.A.S.A. Esta vez, aprovechando los planes de industrialización del sur de España, construyó la fábrica en Martos, provincia de Jaén. José Artés de Arcos S.A. tenía centros de producción en Barcelona, Madrid y Almería, desde las cuales se suministraban a los fabricantes de automóviles.

A continuación podremos apreciar como sus creaciones empresariales siguen saliendo en prensa, como la presentación del Campeador:

''Auto-Retro 2007: Presentación del Artés Campeador (1967-2007) Delfi, 30 de noviembre de 2007

El Campeador –a secas o con el nombre inicial Artés– es una singular maravilla, un coche casi artesanal fruto de la iniciativa de un hijo del empresario José Artés de Arcos.

La empresa Artés de Arcos, S.A., un importante fabricante de componentes para automoción y de material de competición, encargó a la entonces incipiente firma barcelonesa Selex (creada por Jaime Xifré y Miguel Molons), tal y como había hecho anteriormente con el Guepardo, el diseño y posterior fabricación de un prototipo de automóvil deportivo que tenía cierto parecido con el entonces famoso Ford GT 40, algo más pequeño que éste, que fue presentado como gran novedad en el Salón del Automóvil de Barcelona de 1967 y que también se exhibió en ediciones posteriores. Son famosas las imágenes de Alicia Kasler, “Miss Volante”, posando junto al Campeador y al casco y la espada del Cid. Este coche eminentemente deportivo está equipado con el motor de 1.255 cc y doble carburador del Renault 8 Gordini, pero durante su vida "deportiva" equipó un Abarth y un Cosworth, que al tener licencias de importación temporal, debieron ser desmontados, aunque opcionalmente estaba previsto que pudiera montar el propulsor del Seat 1500, el único de gran cilindrada disponible en aquel entonces en nuestro país. El chasis es una estructura autoportante de acero con carrocería monobloc de resina de poliéster con fibra de vidrio. La suspensión es independiente con muelles y amortiguadores hidráulicos graduables en altura. Los frenos son de disco, la dirección a cremallera y la caja de 5 velocidades.

Folleto del Artés Campeador (100octanos.net) Lamentablemente, el proyecto fue abandonado tras un incendio en los Talleres Zipo de Barcelona que estaban encargados de su construcción, donde se consumieron moldes y planos. Solo quedó la unidad prototipo que, convenientemente restaurada, podrá admirarse en Auto Retro Barcelona 2007 por gentileza de la Colección Ramón Magriñá.

Trabajos de restauración (100octanos.net) En conversación privada durante la presentación de Auto-Retro el Sr Magrinyà fue informado que si hubo una razón para no poderse fabricar el Campeador fue la necesidad de fabricar un número de unidades elevado para su homologación, totalmente desmesurado para sus expectativas comerciales, lo que está en la línea de lo sucedido a muchas iniciativas automovilísticas españolas de los años 60.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]