Inyección subcutánea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bomba de insulina con su inyección subcutánea.

La inyección subcutánea consiste en la introducción de medicamentos en el tejido celular subcutáneo. Se usa principalmente cuando se desea que la medicación se absorba lentamente.

La absorción en el tejido subcutáneo se realiza por simple difusión entre el tejido subcutáneo y la sangre, la velocidad de absorción es mantenida y lenta, lo que permite asegurar un efecto sostenido.

La mayoria de los fármacos subcutáneos son líquidos e hidrosolubles y no irritantes en los tejido, debido a que el tejido subcutáneo contiene receptores del dolor, las sustancias irritantes pueden producir dolor y necrosis en el tejido.

Las zonas más habituales para la punción subcutánea son: los brazos, los muslos, la región periumbilical. Todas ellas se caracterizan por tener una baja vascularización.

Véase también[editar]