Hueste

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El latín hostis (“adversario”, “enemigo”), hueste es un ejército en campaña. Las huestes, por lo tanto, son los bandos o tropas en batalla. El concepto se utilizaba en la Edad Media para nombrar a los hombres armados que formaban un ejército para acudir a la guerra o concretar una expedición. Por ejemplo: “Las huestes al mando de Lord Keneth están acercándose al castillo”, “La leyenda cuenta que un único guerrero celta logró combatir y repeler a las huestes vikingas que pretendían invadir el territorio”, “Cuando las huestes enemigas lleguen a Kent, estaremos perdidos”.


El concepto surgió en España para nombrar a los grupos formados por vasallos, caballeros, militares y hombres armados en general que se reunían para combatir. Entre ellos también se encontraban sujetos que se unían a las huestes para obtener beneficios sociales o económicos. Es curioso señalar, entre otros datos, que los vasallos que pasaban a formar parte de una hueste no sólo debían acceder a la misma habiéndose buscado ya su propio caballo y su armadura sino que también tenían que mantenerse con sus propios medios, sin esperar depender de los caballeros. Además de todo ello habría que señalar otras características de las huestes durante la Edad Media: • Eran formaciones, como hemos podido ver, de carácter heterogéneo. Sus integrantes sólo tenían en común una cosa: compartían el mismo rey. • No contaban con una organización jerarquizada como tal. • Existían las llamadas huestes reales que, como su propio nombre indica, se encontraban conformadas tanto por la milicia del monarca como por los vasallos del mismo. Asimismo también formaban parte de sus filas, las órdenes militares de aquel y las llamadas milicias concejiles. Todo ello sin olvidar que, en ocasiones, a todos ellos se sumaban hombres armados que tenían especial relación de vasallaje con el rey. Durante la Edad Media, este tipo de huestes eran dirigidas y encabezadas por el soberano que, además, tenía que estar presente en todas las expediciones guerreras que se llevaran a cabo. De la misma manera, no hay que olvidarse que también existe lo que se conoce como hueste indiana. Se trata de una expedición que data del siglo XV y que se realizaba para conquistar o descubrir nuevos territorios en América por parte fundamentalmente de españoles. Aquella acción era autorizada por el rey y era muy beneficiosa tanto para este como para los que la encabezaban. En la actualidad, la noción de huestes se utiliza para nombrar a los partidarios o seguidores de una causa o de una persona: “Las huestes de Iron Maiden colmaron el estadio y disfrutaron de dos horas a puro heavy metal”, “El candidato por el socialismo está convencido que sus huestes acudirán en masa a la votación”, “La policía está preocupada por la llegada de las huestes del equipo”. El diccionario de la Real Academia Española (RAE) reconoce otro uso del término, con origen etimológico en el náhuatl cuechtic, que significa “muy machacado”. En este caso, hueste es algo bien molido o fino. Una masa de maíz hueste es aquella que ya ha sido batida y que se encuentra lista para hacer una tortilla.


Lee todo en: Definición de huestes - Qué es, Significado y Concepto http://definicion.de/huestes/#ixzz34eDvVFhx


  • De las huestes salían Algaras y Cabalgadas, es decir, pequeños cuerpos destacados (destacamentos) o partidas para correrías o incursiones, regresando a esta formación principal. Con las huestes se solían sitiar las fortalezas y poderes..

Creación del término[editar]

Hueste cayó en desuso en el siglo XVII ( 1600-1700 )

Usándose en el XVI «Campo» y «Exercito». Al comienzo de la Edad Media, no existía una palabra concreta para denominar estos grupos de personas con objetivos militares. La palabra hueste aparecía en las Siete Partidas del siglo XIII, con una connotación que podría considerarse sinónima de la palabra tropas usada en el castellano moderno.

Enlaces externos[editar]