Halófilo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Halófilo es el adjetivo que se aplica a los organismos que viven en medios con presencia de gran cantidad de sales.[1] La palabra está formada con los términos griegos halos, sal, y filo, amante de, por lo que literalmente significa amante de la sal.

Los organismos halófilos son extremófilos ya que viven en condiciones extremas, en este caso, en entornos con mucha sal como zonas litorales, salinas y lagunas salobres.

En organismos normales, la sal hace que mueran por deshidratación debido a la ósmosis. Si el entorno es salino, con mucha concentración de sales, el agua del interior de las células tiende a salir hacia su exterior. Es decir, se desecan y mueren.

Sin embargo, en los halófilos esto no ocurre. Viven donde otros organismos morirían. Ello es posible gracias a diversas adaptaciones fisiológicas que les permiten retener agua. Uno de los mecanismos que han desarrollado es albergar en el interior de sus estructuras concentraciones de un soluto compatible a las sales (ácido polihidroxibutírico o PHB) mayores que en el exterior. Así el agua penetra por ósmosis.

Algunos de estos halófilos pertenecen al dominio Archaea.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. [1] Diccionario de biología. Escrito por Complutense Oxford. ( books.google.es )

Enlaces externos[editar]