Gangrena de Fournier

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gangrena de Fournier
Fournier's gangrene 1.jpg
Gangrena de Fournier en un hombre de 77 años.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 N49.8 (ILDS N49.81), N76.8
CIE-9 608.83
CIAP-2 Y99
DiseasesDB 31119
eMedicine emerg/929 med/2814
MeSH D018934
Sinónimos
  • Enfermedad de Fournier
  • Flemón perineal
  • Gangrena genital
  • Gangrena perineal
  • Gangrena perineoescrotal
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La gangrena de Fournier es una fascitis necronizante tipo I que afecta a hombres y mujeres en cualquier edad. Se origina por una infección de la región perineal, perianal, genital y del tercio inferior del abdomen; es decir, que va desde el ano hasta el periné, incluyendo escroto, pene y la pared abdominal (flemón perineal) y puede propagarse hasta la clavícula.

Historia[editar]

Esta enfermedad se conoce desde la antigüedad; se sospecha que el rey Herodes de Judea la padeció asociada a diabétes mellitus y el médico persa Avicenna la identificó en el año 877 d.C. La primera descripción formal de la enfermedad fue realizada por Baurienne en 1764. En 1871 Joseph Jones elaboró la primera descripción en América, y posteriormente Jean-Alfred Fournier describió una gangrena en el pene y el escroto de un paciente en 1883 como un proceso gangrenoso de origen desconocido. Ese mismo año también describió otros 4 casos en pacientes previamente sanos. Recibió apelativos tales como: «erisipela gangrenosa», «gangrena estreptocóccica del escroto» o «gangrena idiopática».

Epidemiología[editar]

Es un trastorno poco común y potencialmente letal. Tiene una incidencia de 1/7.500 y su frecuencia es mayor en pacientes de edad avanzada. Su mortalidad se reporta entre 3 y 67% de los casos.

Etiología[editar]

Está causada por una infección bacteriana mixta en la que intervienen gérmenes aerobios y anaerobios. La comorbilidad predisponen su aparición y empeoran su pronóstico.

Fisiopatología[editar]

La gangrena de Fournier mantiene debilitado el sistema inmunológico, en particular en pacientes en edad senil, afectos de alcoholismo crónico, diabetes mellitus, VIH, fallo renal, cáncer, desnutrición, vasculitis y enfermedades tumorales malignas.

Cuadro clínico[editar]

Se caracteriza por un inicio rápido, con aparición de síntomas generalmente perirectales e inespecíficos, con fiebre, edema, dolor genital o perineal, rubor y en el transcurso del primer día evoluciona a necrosis, crepitación, olor fétido y exudado serosanguinolento oscuro, progresando a alteraciones hidroelectrolíticas, sepsis, coagulopatía, choque y muerte.

Tratamiento[editar]

Inicialmente se debe tratar el compromiso sistémico con el manejo hidroelectrolítico, estabilización hemodinámica y la administración de antibióticos de amplio espectro y en el menor tiempo posible seguir con el desbridamiento mediante cirugía de las áreas en las que los tejidos han sido destruidos por la necrosis. La enfermedad presenta una alta tasa de mortalidad por lo que requiere tratamiento rápido y agresivo.[1] Precisa de manejo interdisciplinario siempre, toda vez que la mortalidad aumenta por comorbilidad.

El oxígeno hiperbárico es una alternativa favorable, principalmente en infecciones por Clostridium, aumentando la supervivencia en un 95%. Con la elevación de los niveles de oxígeno tisular se genera toxicidad para los anaerobios implicados y se mejoran los procesos de la fagocitosis por los polimorfonucleares. Su uso está contraindicado en pacientes que sufran de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, broncoespasmos, sinusitis o epilepsia.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Thwaini A, Khan A, Malik A, Cherian J, Barua J, Shergill I, Mammen K. Fournier's gangrene and its emergency management. Postgrad Med J. 2006; 82(970):516–9