Tasa bruta de mortalidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Relación entre el logaritmo de la tasa de mortalidad general y la renta per cápita para un conjunto de países.

La tasa de mortalidad general es la proporción de personas que fallecen respecto al total de la población (usualmente expresada en tanto por mil, ‰), la tasa de mortalidad particular se refiere a la proporción de personas con una característica particular que mueren respecto al total de personas que tienen esa característica (la tasa de mortalidad por edad, o la tasa de mortalidad por grupo social son ejemplos de tasas particulares). Ambas tasas de mortalidad se expresan por fórmulas de la forma:

m_X ={F_X \over P_X} \times 1000

  • m_X: tasa de mortalidad (dentro del grupo X, si es general X = G).
  • F_X: número de fallecimientos dentro de un conjunto X.
  • P_X: número de personas total de personas en el conjunto X.

Introducción[editar]

Tasa bruta de mortalidad por país.
Relación entre la esperanza de vida y el PIB per cápita en 2009, para los países de renta muy baja existe una relación creciente clara entre ambas variables, a partir de rentas medias la esperanza de vida cambia poco con la renta.

Desde un punto vista demográfico, la investigación sobre la mortalidad tiene por objeto establecer la evolución y estructura de las defunciones ocurridas en una población y en un espacio geográfico determinado a lo largo del tiempo.[1]

La tasa de mortalidad general ha experimentado durante el siglo XX una notable disminución, particularmente en los países de renta más alto. Eso, entre otros factores, ha permitido que la población mundial pasara de poco menos de 1000 millones en 1800 a 6850 millones en 2010. Dentro del mundo existen diferencias notables de mortalidad. El África subsahariana es la región del mundo que presenta actualmente tasas de mortalidad más altas (junto con algunos países que viven tragedias humanitarias). La tasa de moralidad se ha propuesto la siguiente clasificación:

  • Alta tasa de mortalidad si supera el 30‰.
  • Moderada tasa de mortalidad entre 15 y 30‰.
  • Baja tasa de mortalidad por debajo del 15‰.

Generalmente en los países menos desarrollados la tasa de mortalidad y natalidad es más alta, mientras que en los más desarrollados la tasa de mortalidad y natalidad es más baja. La tasa de mortalidad está negativamente correlacionada con la esperanza de vida al nacer, de tal manera que cuanta más esperanza de vida tenga un individuo en su nacimiento, menos tasa de mortalidad tiene la población.

Al igual que hay tasas brutas de mortalidad hay tasas específicas de mortalidad, que son las tasas específicas para cada enfermedad o causas de muerte o para cada edad. Estas están relacionadas siempre con la población total de una zona. Cuando se realiza una proporción de muertes relacionado con los que han sufrido la enfermedad se hace mediante la tasa de letalidad.

Mortalidad infantil: Mide la cantidad de niños muertos menores de 1 año por cada 1.000 nacidos vivos.

Mortalidad en el mundo[editar]

Según Jean Ziegler (Relator Especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación de 2000 y marzo de 2008), la mortalidad debida a la malnutrición representan el 58% de la mortalidad total en 2006: "En el mundo, mueren cada año aproximadamente 372 millones de personas, combinado todas las causas de muerte. En 2006, más de 215 millones murieron de hambre o de enfermedades debido a las deficiencias de micronutrientes".[2]

Causas de muerte en el mundo[editar]

Según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2002 las diez principales causas de muerte en el planeta serán:

  1. 12.6% cardiopatía isquémica
  2. 9.7% enfermedad cerebrovascular
  3. 6.8% infecciones del tracto respiratorio bajo (principalmente neumonía, absceso pulmonar y bronquitis aguda)
  4. 4.9% VIH/sida
  5. 4.8% enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  6. 3.2% enfermedades diarréicas
  7. 2.7% tuberculosis
  8. 2.2% cáncer de tráquea, de bronquio y de pulmón
  9. 2.2% paludismo
  10. 2.1% accidente de tránsito

Para el 2004, la lista se modificó (en la lista siguiente, la primera cifra es el número estimado de fallecimientos, en millones; la segunda, entre paréntesis, el porcentaje respecto al total de fallecimientos):[3] [4]

  1. cardiopatía isquémica 7.2 (12.2)
  2. afección cerebrovascular 5.7 (9.7)
  3. infecciones de las vías respiratorias inferiores 4.2 (7.1)
  4. enfermedad pulmonar obstructiva crónica 3.0 (5.1)
  5. enfermedades diarreicas 2.2 (3.7)
  6. VIH/sida 2.0 (3.5)
  7. tuberculosis 1.5 (2.5)
  8. cáncer de traquea, de bronquios o de pulmón 1.3 (2.3)
  9. traumatismos por accidentes de tráfico 1.3 (2.2)
  10. nacimientos prematuros y de bajo peso 1.2 (2.0)
  11. infecciones neonatales 1.1 (1.9)

Mortalidad por edad[editar]

En los países de renta más alta si bien la tasa de mortalidad general en los últimos 60 años ha hecho que la esperanza de vida se eleve en la mayoría de países entre 10 y 15 años, la tasa de mortalidad de a partir de los 65 se ha alargado alrededor de la mitad. Eso significa que los avances en alimentación, hábitos saludables y tecnología médica han logrado reducir mucho la mortalidad entre personas jóvenes y de mediana edad, el impacto ha sido menor entre los más ancianos donde los factores biológicos dan tasas de mortalidad naturalmente más altos.

Algunos demógrafos han propuesto que los aumentos sucesivos de la tasa de mortalidad por edad de los más ancianos experimentará sólo mejoras modestas, ya que la medicina convencional no posee medios de alterar severamente el envejecimiento general. Algunos autores han llegado a proponer un límite biológico, en el sentido estadístico, que no podría ser rebasado por una población general, aunque no existen pruebas convincentes que permitan asegurar que la esperanza de vida no pueda superar los 85 o los 90 años, que son las cifras con las que se ha especulado podrían ser el límite de la esperanza de vida media (obviamente, eso no excluye que en toda sociedad existan individuos especialmente longevos que superen este valor medio).[5]

Mortalidad por sexo[editar]

Diferencias entre la esperanza vida de hombres y mujeres, estadísticamente las mujeres viven un 12% más que los hombres en promedio, como se aprecia en el gráfico donde se compara la esperanza de vida de hombres y mujeres en 162 países.

La esperanza de vida de las mujeres tiende a ser estadísticamente mayor que la de los hombres. En gran parte esta diferencia no se debe a factores biológicos, sino al estilo de vida y los hábitos (por ejemplo los hombres son más propensos a sufrir accidentes mortales). La mortalidad de las mujeres es más baja que la de los hombres a casi todas las edades, lo cual hace que el número de hombres que llegan a los 65 años sea menor que el de mujeres. Eso eleva la edad media de las mujeres. Por encima de los 70 años las tasas de mortalidad de mujeres y hombres tienden a parecerse mucho, con lo cual la mayor edad media de las mujeres no está asociada a factores biológicos durante la ancianidad sino al efecto estadístico de un mayor número de muertes masculinas a edades tempranas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

En español
En inglés

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Samuel H. Preston (1993): "Demographic Change in the United States, 1970 - 2050" en Manton, K. G., Singer, B. H., & Suzman, R. M. Forecasting the health of elderly populations. New York: Springer-Verlag.
  • Gerardo Núñez Medina, Determinantes Contextuales de la Mortalidad en México 2011.