Fracture

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fracture
Título Crimen perfecto
Ficha técnica
Dirección
Producción Charles Weinstock
Guion Daniel Pyne
Glenn Gers
Música Jeff Danna
Mychael Danna
Fotografía Kramer Morgenthau
Montaje David Rosenbloom
Protagonistas Ryan Gosling
Anthony Hopkins
David Strathairn
Rosamund Pike
Embeth Davidtz
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2007
Género cine policíaco
Duración 113 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Castle Rock Entertainment
Distribución New Line Cinema
Presupuesto $10 millones
Recaudación $91.354.215
Ficha en IMDb

Fracture (titulada en Hispanoamérica como Crimen perfecto) es una película estadounidense del año 2007, dirigida por Gregory Hoblit, del género de thriller. Está protagonizada por Anthony Hopkins, Ryan Gosling, David Strathairn y Rosamund Pike.

Argumento[editar]

Theodore "Ted" Crawford (Anthony Hopkins), un ingeniero aeronáutico rico y talentoso, descubre que su esposa Jennifer (Embeth Davidtz) está teniendo una aventura con el detective Rob Nunally (Billy Burke). Esto provoca que Crawford le dispare a su mujer, hiriéndola gravemente, e inmediatamente confiesa el crimen a Nunally en la propia escena. Sin embargo, durante su comparecencia, Crawford se retracta de su confesión.

A continuación, se involucra en una lucha de ingenio con el adjunto del fiscal de distrito William "Willy" Beachum (Ryan Gosling), quien considera que esto lo resolverá en un abrir y cerrar de ojos y decide ir a juicio. Beachum está ocupado realizando los preparativos para su transición de la ley penal a abogado corporativo para Wooton & Simms, una empresa bien conocida, y comienza una relación romántica con su futura jefa, Nikki Gardner (Rosamund Pike).

En el juicio, Crawford actúa como su propio abogado, lo que sirve como vehículo clave para la trama de la película, el enfrentamiento de un fiscal estrella con un litigante supuestamente no entrenado. Crawford revela que el oficial de arresto (Nunally) estaba teniendo una aventura con su esposa y que también estuvo presente durante su interrogatorio. Por este motivo, su confesión es inadmisible como prueba, ya que pudo ser fruto de coacciones. Beachum descubre que la pistola de Crawford no fue utilizada para matar a su esposa, ya que nunca había sido disparada y no se corresponde con los casquillos de bala en la escena del crimen. Puesto que la casa estaba bajo vigilancia durante todo el tiempo del tiroteo para detener a Crawford, la policía está desconcertada.

Beachum es tentado por el plan de Nunally de usar pruebas falsas para implicar a Crawford, pero decide en su contra en el último minuto. Sin presentar nuevas pruebas ante el jurado, Beachum se ve obligado a admitir el juicio y Crawford es absuelto. Frustrado, Nunally se suicida con su propia arma, un calibre .45 Glock 21 - al salir de la sala de audiencias.

El futuro profesional de Beachum con la prestigiosa firma está en ruinas. Con el caso cerrado, sigue obsesivamente a la búsqueda de pruebas, en repetidas ocasiones visita a Jennifer, quien está en estado de coma en el hospital, esperando que se despierte. Sin embargo, a petición de Crawford, una orden de restricción se expide prohibiendo a Beachum visitar a la paciente. Al darse cuenta de que el plan de Crawford es disponer de la única testigo del crimen, Beachum no escatima esfuerzos para obtener una orden judicial para mantener a Jennifer con vida. Nikki Gardner se niega a ayudarle y pone fin a su relación. En un último esfuerzo, Beachum logra obtener una orden judicial del padre de Nikki, que es un juez. Beachum llega demasiado tarde, ya que por órdenes de Crawford, el personal del hospital desconecta a Jennifer, lo que la hace morir.

Una confusión de los teléfonos celulares lleva a Beachum darse cuenta de que tanto Nunally y Crawford tenían la misma pistola. Él calcula que antes del crimen, Crawford cambió su pistola Glock con la de Nunally en la habitación de hotel donde Jennifer y Nunally se reunían en secreto. Crawford disparó a su esposa con el arma de fuego de Nunally, con lo cual el detective llegó a la escena portando el arma de Crawford. Mientras Nunally se inclinó hacia Jennifer, tratando de reanimarla, Crawford carga la pistola y la colocó de nuevo en donde Nunally la había dejado, mientras que al mismo tiempo recupera su arma original. Distraído por la vista del cuerpo de Jennifer, Nunally no se percató del cambio de las armas. Cuando Crawford aparece de nuevo en la sala blandiendo su propia arma, Nunally lo aborda y lo ataca antes de que él sea arrestado, momento en el que sin darse cuenta, Nunally desfunda su propia arma, el arma homicida, y deja sin usar la de Crawford para ser tomada como evidencia.

Beachum se enfrenta a Crawford con sus nuevas pruebas. Desde que murió, la bala alojada en la cabeza de Jennifer ahora puede ser recuperada y emparejada con el arma de Nunally. Beachum engaña a Crawford para que confiese, a sabiendas de que Crawford cree que está protegido en virtud de la cláusula de la doble incriminación en la que no se puede juzgar dos veces a una persona por un mismo crimen. Sin embargo, Beachum revela que, al ordenar desconectar a su esposa, Crawford ahora puede ser procesado por asesinato, tras haber sido juzgado sólo por intento de asesinato. Si no hubiera ordenado la muerte de Jennifer, podría haber sido protegido por la cláusula de la doble incriminación. Crawford es arrestado por la policía que espera.

La película termina con un nuevo juicio a punto de comenzar. Esta vez, el demandado está rodeado por los abogados. Pero la trama continuara en la imaginación del expectador ya que esta vez, el juez es el abogado contratado por Crawford para la regulación legal de desconectar a su esposa del aparato que le sostenia la vida.

Reparto[editar]