Federico II de Hesse-Kassel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Federico II.
Federico II de Hesse-Kassel.
Estatua de Federico II en Kassel.

Federico II de Hesse-Kassel (en alemán: Friedrich II von Hessen-Kassel; Kassel, 14 de agosto de 1720 - íd., 31 de octubre de 1785) fue Landgrave de Hesse-Kassel de 1760 a 1785.

Era hijo del Landgrave Guillermo VIII de Hesse-Kassel y de Dorotea Guillermina de Sajonia-Zeitz. Durante su gobierno el landgraviato disfrutó de tiempos de prosperidad económica y cultural. Pese a su conversión al catolicismo, Hesse-Kassel permaneció calvinista.

Primeros años[editar]

Federico fue enviado a realizar sus estudios a Suiza, donde viviría en Ginebra y posteriormente en Lausana. Durante la Guerra de Sucesión Austriaca, se alistó a combatir al lado del emperador Carlos VII.

Matrimonio y conversión religiosa[editar]

En 1740 casó con la Princesa María de Gran Bretaña, la hija del rey Jorge II de Gran Bretaña.

En 1749 renunció a su religión calvinista y se convirtió al catolicismo. Su conversión le atrajo graves consecuencias. Su esposa lo abandonó y se llevó a sus hijos a Dinamarca. A ella no la volvería a ver, mientras que podría encontrarse con sus hijos sólo hasta 1782. Sus tres hijos crecieron alejados de él, serían educados bajo la religión protestante, y se casarían con princesas danesas.

Su padre Guillermo VIII se encargó de hacerlo firmar que Hesse-Kassel permanecería con el calvinismo como religión oficial.

Participó en la Guerra de los Siete Años dentro del ejército prusiano hasta 1760, fecha en la que sucedió a su padre en el gobierno.

Landgrave[editar]

En 1773, una vez que su primera esposa había fallecido, Federico se casó con Filipina de Brandeburgo-Schwedt en Berlín.

Federico se dedicó a la instalación de industrias en Hesse-Kassel, así como instituciones culturales. En 1779 creó el Fridiricianum, el primer museo en su tipo en Europa, por ser de libre acceso al público. En 1777 fundó la Academia de Artes.

Para financiar sus proyectos, Federico II utilizó a su ejército como mercenario de otras naciones, en especial de Inglaterra, y tropas de Hesse-Kassel combatirían en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Por ello recibió ciertas críticas.

Falleció en 1785 víctima de apoplejía. Es el único gobernante de Hesse-Kassel que no fue sepultado en la Iglesia de San Martín de Kassel, sino en una iglesia católica que él mismo ordenó construir.

Fue sucedido por su hijo mayor, Guillermo, quien sería el único de sus hijos en regresar a Hesse-Kassel, y además heredaría el principado de Hanau, cuyo último gobernante había muerto sin descendencia, pero se había negado a dejar el territorio en manos de Federico por la religión católica de éste.

Hijos[editar]

En su matrimonio con María de Gran Bretaña tuvo cuatro hijos varones:


Predecesor:
Guillermo VIII
Landgrave de Hesse-Kassel
1760 - 1785
Sucesor:
Guillermo IX

Referencias[editar]