Federación Boliviana de Fútbol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Federación Boliviana de Fútbol
Datos generales
Acrónimo FBF
Fundación 12 de septiembre de 1925
Sede Cochabamba
Afiliación
Presidente Carlos Alberto Chávez
Secretario José Zambrano
Entrenador Xabier Azkargorta (masculino)
Instalaciones
Estadio cubierto Estadio Hernando Siles
Ubicación La Paz
Capacidad 45.500
Inauguración 1930
Sitio web oficial

La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) es la federación que de fútbol de Bolivia. Fue fundada el 12 de septiembre de 1925, en la ciudad de Cochabamba, siendo la octava federación sudamericana en cuanto a antigüedad. Fue fundada por la necesidad de tener un ente matriz del fútbol nacional.

La FBF se afilió ala FIFA el 3 de mayo de 1926 en Roma, el 12 de octubre de ese mismo año se afilió a la CONMEBOL; el dirigentes Luis Castel Quiroga fue quien realizó ambas gestiones. La FIFA está a cargo de la Selección de fútbol de Bolivia.

Entidades[editar]

La Federación Boliviana de Fútbol se compone de 2 entidades:

Los 12 clubes juegan dos torneos por temporada: el Torneo Apertura (disputado en la segunda mitad del año) y el Torneo Clausura (disputado en la primera mitad del año siguiente).

Estadio[editar]

La selección boliviana es conocida a nivel internacional como el equipo del altiplano, ya que disputa sus partidos de local, históricamente en la ciudad de La Paz. El estadio Hernando Siles, es el anfitrión de la verde, situado a 3.577 msnm, siendo uno de los estadios más alto del mundo.

Escudo[editar]

Archivo:Logo de la Federación Boliviana de Fútbol.png
Escudo de la Federación Boliviana de Fútbol

El escudo de la Federación Boliviana de Fútbol está representado por los tres colores de la tricolor (rojo, amarillo y verde), bandera de Bolivia.

En primer plano el cóndor andino, el cual se afirma orgullosamente en un balón de fútbol con las letras FBF (Federación Boliviana de Fútbol), deporte que es pasión de multitudes en Bolivia, desde su planicie, pasando por los valles hasta el inmenso altiplano.

Es por los colores de la bandera de Bolivia y del escudo boliviano que la Selección de fútbol de Bolivia, es conocida como la "Tricolor" y por el color de la camiseta es llamada "La Verde".

Historia de Bolivia en la Copa América[editar]

1926 – 1959[editar]

Dos años después de la creación de la Asociación Paceña de Fútbol, en 1916, se disputó el primer torneo Sudamericano que contó con la presencia de cuatro países: Argentina, Brasil, Chile y Uruguay.

El nacimiento en 1925 de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), permitió la organización del primer Campeonato Nacional y posibilitó el debut boliviano en la Copa América. El primer Nacional (1926), fue la base para organizar la selección nacional, el equipo boliviano que se conformó una vez que Bolivia decidió participar en el décimo Campeonato Sudamericano a realizarse ese año de 1926 en Santiago de Chile.

Chile 1926 - El Primer Sudamericano de Bolivia[editar]

Bolivia (entonces con casaca blanca) fue el sexto país en intervenir en el Sudamericano antes de Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela. El torneo se inauguró el 12 de octubre de 1926 precisamente con el partido Chile-Bolivia. Ese encuentro es histórico porque fue el primer partido internacional que jugó la selección. El público que intuía un fácil triunfo chileno se quedó boquiabierto cuando Teófilo Aguilar abrió el marcador para Bolivia a los 10 minutos del partido, peor aún cuando poco después la estrella boliviana Mario Alborta anotaba el segundo que fue anulado por el árbitro por "off-side". El sueño duró algo más de quince minutos. El partido terminó 7 a 1 a favor de Chile.

La historia de este Sudamericano fue para Bolivia una historia de goleadas. Le tocó en sucesión soportar un 5 a 0 de Argentina, un 6 a 2 de Paraguay y un 6 a 0 de Uruguay. El famoso derecho de piso se había pagado sobradamente en Chile en un campeonato que ganó Uruguay seguido por el dueño de casa.

En ese campeonato el delegado Jorge Vargas, obtuvo por unanimidad la afiliación de la joven FBF a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Para hacerse ver en el país, los seleccionados jugaron contra el representativo de Oruro en la Ciudad del Pagador y ganaron por 4 a 0. Fue tan importante esa presencia en Chile, que la La Paz Football Asotiation (LPFA) suspendió el campeonato de 1926.

Perú 1927[editar]

En 1927 por primera vez se presentaba Perú en un Sudamericano y en calidad de anfitrión. La selección nacional cuyo equipo era prácticamente el mismo del 26.

El segundo partido fue con Uruguay. Un verdadero descalabro. Los uruguayos nos hicieron nueve goles. Hasta 1949 no volvimos a sufrir una derrota igual. Aquello cayó en Bolivia como una afrenta, pocos intuían que algunos de los jugadores del 27 llevarían a Uruguay a su primer título mundial.

Pero llegó Perú y las cosas fueron diferentes. A los 16 minutos Bolivia ganaba por 2 a 0 con goles hechos en menos de dos minutos por Bustamante. A Perú le costó el empate. Montellanos a los 42 minutos del 1.er. Tiempo, cuando el encuentro andaba 2 a 2 anotó e tercer gol con el que terminó el partido. Fue un resultado muy ajustado y el primer buen partido de la selección en su historia.

Chile 1945[editar]

Pasaron dieciocho años y seis sudamericanos antes de que Bolivia volviera al torneo; fue en Santiago, en enero de 1945. De entrada nos agarró la Argentina con un contundente 4 a 0. Estadio lleno (45.000 espectadores), y poco que hacer por parte de Bolivia. Chile nos volvió a golear, esta vez por 5 goles a 0. Con Brasil las cosas mejoraron, en un relativamente estrecho 2 a 0.

El 11 de febrero Bolivia logró su primer punto en un Sudamericano, fue frente a Ecuador, un empate sin goles. Luego vino el Uruguay de Máspoli con el que sufrimos otra derrota discreta por 2 a 0. Cuando parecía que Bolivia se iba sin hacer un solo gol logramos el segundo empate frente a Colombia en 3 goles por lado. El resultado global era algo más alentador para los nuestros, aunque faltaba mucho todavía para desarrollar un fútbol competitivo capaz de lograr resultados mínimamente aceptables.

Argentina 1946[editar]

En enero de 1946 casi con el mismo equipo de año anterior, aunque con algunas figuras nuevas como José Bustamante uno de los mejores "backs" que haya tenido Bolivia, o el medio campista Leonardo Ferrel. Bolivia debutó en la cancha de San Lorenzo con estadio lleno frente a Brasil. Perdimos 3 a 0 iniciando una onda de derrotas de la que sólo nos salvó Ecuador.

Era un tiempo de oro en Buenos Aires. Argentina nos aplastó otra vez por 7 a 1, Peredo hizo el único tanto boliviano. Los dueños de casa además ganaron el campeonato, seguidos de Brasil. Paraguay nos ganó 4 a 2, Uruguay 5 a 0 y Chile 4 a 1.

Ecuador 1947[editar]

El equipo boliviano que dirigía Diógenes Lara (jugador de la selección entre 1926 y 1930) tenía a Víctor Agustín Ugarte quien sólo cinco meses después de su debut hacia su presentación internacional vistiendo la casaquilla blanca de Bolivia en el campeonato Sudamericano que se jugó en Guayaquil. El encuentro terminó empatado 2 a 2. En el segundo encuentro nos tocó una Argentina verdaderamente "engrasada", Bolivia perdió 7 a 0. Frente a Uruguay resistimos algo más aunque el resultado final fue de 3 a 0 en contra.

Con Colombia ratificamos la imposibilidad de ecuatorianos y colombianos de ganarnos, al final sacamos un empate sin goles, fue el único punto logrado en el campeonato. Con Paraguay perdimos 3 a 1 y con Perú 2 a 0.

Con Chile perdimos estrechamente por 4 a 3. El final impidió el empate en uno de los partidos más notables de Bolivia en los años cuarenta. El célebre portero "Sapo" Livingstone no pudo frenar esa embestida final sobre el arco chileno. Con ese partido final Bolivia intentó borrar su floja participación en el torneo que ganó Argentina.

Brasil 1949[editar]

Mientras la selección Argentina no fue al Sudamericano del Brasil por una huelga de futbolistas, los bolivianos sin muchas ilusiones viajaron a San Pablo, sede de su primer partido. Era la primera vez que no nos veríamos con los albicelestes que nos habían hecho pasar tan malos ratos en la Copa.

Vale la pena recordar al once que protagonizó una actuación memorable. La más memorable de un equipo nacional disputando este torneo fuera de Bolivia. El 6 de abril debutamos contra Chile. La historia del 47 parecía repetirse, el primer tiempo terminó 2 a 0 en contra, pero llegó Ugarte que a los 14 minutos del segundo tiempo descontó y anotó a la vez su primer gol de selección, empató Godoy y esta vez sí tuvimos tiempo. Gutiérrez selló el triunfo. Fue el primer partido que ganó Bolivia en un Sudamericano y el comienzo de una campaña excepcional. Dirigió ese notable equipo Félix Deheza.

El segundo partido sin embargo marco una paradoja y fue un día tristemente histórico. El 10 de abril enfrentamos en San Pablo al dueño de casa, Brasil. Bolivia jugó con el mismo equipo que frente a Chile. La catástrofe tuvo dimensiones concretas en cifras: 10 a 1. Brasil selló así la más terrible goleada recibida jamás por Bolivia. Ugarte de penal hizo el gol de los blancos en ese equipo naufragante. Hubo goles de todos los colores. En el equipo amarillo que ganó la Copa como local estaba una figura que pasó a la historia del fútbol brasileño como gran jugador, pero que trascendería mucho más cuando como técnico llevó a Bolivia a ganar su única Copa América.

Como si nada hubiese pasado Bolivia viajó a Rio y con relativa tranquilidad derrotó a Uruguay (no lo volvería hacer hasta 1977) por 3 a 2. Un año después los charrúas ganarían allí mismo la Copa del Mundo. Era más de lo que nunca habíamos hecho, pero aún faltaba más. En San Pablo dimos cuenta fácil de Ecuador por 2 a 0 con dos goles de Ugarte (cuando no) que era ya la máxima estrella boliviana y que jugó el mejor torneo internacional de su vida. Pero aún faltaban momentos amargos. En Santos, Perú ganó incuestionablemente por 3 a 0 y peor aún, Paraguay aplastó a los nuestros por 7 a 0. Pero en la despedida, los bolivianos azotaron a Colombia por 4 a 0 en Río.

Bolivia obtuvo el cuarto lugar (la mejor ubicación después del 63 y el 97).

Ya entonces la emoción futbolera apasionaba multitudes. El partido con Chile fue seguido por centenares de aficionados que se apostaron en el Prado para escuchar por parlantes la transmisión del partido y celebraron los goles ruidosamente. Días después de la exitosa campaña en el Brasil, nuestros jugadores llegaron a la estación central de trenes de La Paz y fueron recibidos por una multitud como héroes y llevados en andas hasta la Plaza Murillo. El Presidente Hertzog por su parte envío sendos cables de felicitación a los jugadores durante el campeonato.

Perú 1953[editar]

A pesar de haber ocupado el penúltimo lugar en ese campeonato, un episodio del torneo es quizás el mejor recuerdo que tienen los hinchas de Bolivia de su selección después de los galardones obtenidos en 1963 y 1967, y es el "campanazo" dado por Bolivia en el partido inaugural del torneo, que coincidía con la inauguración del Estadio Nacional de Lima. Perú escogió a Bolivia considerada junto a Ecuador, el equipo más débil del campeonato. Nuestro elenco tenía algunas variantes en relación al del 49. Era el 22 de febrero en partido nocturno. Bolivia se defendió sin cesar, los peruanos se estrellaron contra una voluntad férrea. Todo hacía presumir un empate. A los 41 minutos del segundo tiempo el genio del "maestro" permitió el milagro. Ugarte anotó ante un estadio mudo tras un servicio de corner en medio de una maraña de jugadores albirojos. Bolivia ganó sin vuelta. Muy a su pesar, los limeños tuvieron que leer una placa de bronce a la entrada del Nacional que recuerda que el boliviano Víctor Agustín Ugarte hizo el primer gol en ese campo de juego. Durante muchos años una placa de bronce en la fachada del campo recordaba el gol del jugador boliviano. El estadio Nacional fue completamente remodelado en 2012 y en consecuencia, la placa conmemorativa desapreció.

Con Uruguay se hizo un partido mediocre perdiendo por 2 a 0. En un partido nocturno Brasil volvió a recordarnos las distancias en el fútbol sudamericano con un contundente 8 a 1. Con Ecuador volvimos a la rutina del empate con un 1 a 1 y con Paraguay perdimos estrechamente por 2 a 1. Para Paraguay fue un año de gloria, ganó el título por primera vez seguido por Brasil, los peruanos quedaron quintos., luego Bolivia y Ecuador cerró la tabla.

Argentina 1959[editar]

El 8 de marzo de 1959 Bolivia debutó en el estadio de River frente a Uruguay que, a pesar de que ocupó el penúltimo lugar al terminar la competencia, goleó a los verdes (que se habían estrenado con ese color en Lima en 1953) por 7 a 0. Arraya era el técnico de ese equipo. En 1957 en ocasión de las eliminatorias se había renovado casi todo el equipo con nombres que luego sonarían con fuerza propia en el país como Camacho, Ramírez, García, R. López, Alcocer, E. Vargas y otros.

Un gran goleador muy querido en Bolivia que se hizo en Municipal de La Paz (fue el máximo goleador paceño de 1955) y que, cosa infrecuente, llegó a ser estrella de los albicelestes. El partido terminó 2 a 0 para Argentina, el segundo gol fue de Calla. Paraguay nos ganó por 5 a 0.

Y llegó el 21 de marzo en el Monumental, a Bolivia le tocaba el scratch que ganó el título mundial de 1958. Ramón Guillermo Santos abrió el marcador a los 12 minutos del primer tiempo, los 22.000 espectadores sonrieron nerviosos. Tuvo que esforzarse Pelé para empatar a los 15 minutos y Valentín aumentó 6 minutos después. El célebre chaqueño que empato las cifras. Los brasileños empezaron a ver a Bolivia de otra manera. El partido terminó 4 a 2 con los campeones mundiales sudando la gota gorda para sacar una diferencia de dos goles. Fue un partido más que honroso para un equipo débil como el nuestro que logró por momentos emparejar el encuentro con quienes venían de haber maravillado al mundo en el Mundial de Suecia. Después de la Argentina, Bolivia fue el rival más difícil de los reyes del mundo.

Luego vino Chile que nos ganó por un fácil 5 a 2. La despedida fue la ocasión para el único punto boliviano, 0 a 0 ante Perú, selección en la que despuntaba ya Joya luego estrella del Peñarol primer campeón de la Copa Libertadores en 1960. Con todo, Bolivia ocupó el último lugar y Brasil tuvo que resignarse con ser subcampeón.

Eran años en que se consolidaba la idea de la garra que encarnó mejor que nadie Wilfredo Camacho que forjó la leyenda del 63, junto a una generación que apareció en las canchas sudamericanas en la segunda mitad de los años cincuenta.

Bolivia anfitrión del Sudamericano[editar]

La vieja ilusión de ser sede de un Campeonato Sudamericano frustrada en 1930 por la suspensión temporal de esos torneos cuando Bolivia había sido designada (y había construido el estadio Hernando Siles precisamente para inaugurarlo en el Sudamericano), se hizo por fin realidad en el Congreso de la Conmebol en Barranquilla que en mayo de 1961 aprobó a Bolivia como sede del XXI Torneo Continental (que contando los extraordinarios era el XXVIII).

A partir de entonces dirigentes como Roberto Prada y Eduardo Saenz García comenzaron a trabajar intensamente en la preparación del desafío. Prada en particular, fue un gestor fundamental del más importante logro boliviano de la historia de nuestro fútbol.

Bolivia 1963 - Bolivia Campeón Sudamericano[editar]

Archivo:Bolivia gana la Copa América 1963.jpg
Bolivia levanta la Copa de América 1963
Archivo:Ugarte gana la Copa.jpg
El "maestro" Ugarte en el festejo de la Copa

El camino fue largo. Comenzó por la remodelación (la última que se hizo) del estadio Hernando Siles (demolido en 1975 y reconstruido en 1977), la adecuación del estadio Capriles y siguió con la preparación del seleccionado. A fines de julio de 1962 se convocó a jugadores en dos pre-seleccionados que se conformaron sobre las base y los equipos de La Paz y de Cochabamba. En ambas ciudades dos combinados distintos jugaron con Paraguay por la copa Paz del Chaco con resultados favorables en la ida. En Cochabamba el 10 de agosto Bolivia venció por 3 a 1. En La Paz el 12 de agosto volvimos a ganar por 3 a 2. En esa primera etapa el técnico era Vicente Arraya. Los directivos, sin embargo, asumieron que Arraya no tenía la talla para conducir al equipo en trance de tal magnitud.

A decir verdad, muy pocos esperaban que Bolivia ganara el campeonato. La idea era hacer un buen papel. Se esperaba a Brasil que un año antes había logrado el bi-campeonato mundial, a la Argentina y Uruguay tradicionalmente los más poderosos equipos del continente. Ocurrió, sin embargo, que Uruguay declinó venir (sólo faltó a 2 de 32 campeonatos, este y el de 1925 en Argentina), Argentina envió un equipo juvenil y Brasil presentó una escuadra menor comparativamente al gran equipo del 62, se trataba de un campeón estadual.

El 10 de marzo comenzó la carrera en La Paz. Bolivia abrió su campaña frente a Ecuador. Fue un partido difícil y que parecía traer malos presagios. Ecuador era en los papeles uno de los dos rivales más débiles de la competencia, el triunfo se daba por descontado. Pero no ocurrió. El empate a 4 goles con el menos armado de los siete equipos participantes fue muy sufrido y mostró a un seleccionado dubitante al principio aunque decidido a pelear hasta la última pelota. El partido tuvo una progresión para poner nervioso al más pintado.

El resultado fue un susto y un llamado de atención que los bolivianos supieron escuchar. Pero tras el partido la afición daba por obvio que ganar el título era una quimera y que con suerte podríamos lograr un papel decoroso.

En Cochabamba tocó Colombia. El 17 de marzo debutamos en la llajta. Fue, hay que reconocerlo, un partido deslucido. El partido terminó 2 a 1 para Bolivia, aunque el trámite en general fue aburrido y con exceso de juego en el medio terreno.

Bolivia-Perú fue el primero de tres partidos históricos que nos llevaron al título en este torneo. Fue el 21 de marzo en La Paz. Perú mostró ser un equipo de jerarquía, pero Bolivia emparejó el desafío no sólo con garra sino con técnica y sobre todo velocidad. El partido terminó 2 a 2.

Con Paraguay (que fue subcampeón), el 24 de marzo en Cochabamba en un partido sin dificultades y no precisamente memorable, los bolivianos sacaron un cómodo 2 a 0.

El 28 de marzo se jugó sin duda el partido más dramático del campeonato. En La Paz se enfrentaron Bolivia y Argentina. Una palomita de Castillo abrió la cuenta a los 11. Rodríguez empató cinco minutos después. Blacutt, tras impecable centro de Castillo, anotó el segundo. A partir de entonces el partido fue de ida y vuelta. A 10 minutos del final empató otra vez Rodríguez. El resultado no era bueno. En el minuto 42 Penal para Bolivia cobrado por el árbitro peruano Yamasaki. Silencio expectante del estadio colmado hasta la bandera. Ramírez remata al fuerte pero al centro y el arquero Andrada la toca providencialmente con los botines y manda al corner. Mientras los argentinos se abrazaban, Willy apuró a Castillo. Recibió el centro de éste y cabeceó con alma y vida para ratificar que Bolivia estaba en carrera. Fue un gol casi en el ángulo superior del arco y fueron dos puntos cruciales. Camacho le daba el título a Bolivia con ese cabezazo magistral que parece detenido en el tiempo en el viejo Siles, Bolivia 3 Argentina 2.

Bolivia levanta la Copa de América[editar]

Cuando el 31 de marzo llegó Brasil al Capriles, casi todo estaba dicho en medio de la euforia contagiosa del país. Digamos que no era una final. El campeonato se medía por el puntaje del todos contra todos. Bolivia llegó con nueve puntos y Paraguay con ocho. Un triunfo paraguayo y una derrota boliviana consagraba campeones a los guaraníes. Un empate de los verdes y triunfo paraguayo, obligaba al desempate. Bolivia debía ganar sí o sí, si quería el título.

A Bolivia le costó mucho ese partido. Le costó empatar. Víctor Agustín Ugarte forjo dos goles, el primero tras remate de García que con gran olfato el “Maestro” embocó tras el rebote concedido por el arquero.

Archivo:Bolivia gana la copa america.jpg
El gol contra Brasil que dio la Copa a Bolivia

Finalmente, hizo allí su último gol con la verde, el más importante, el de la consagración con el sello del penal que confirmaba la Copa América para Bolivia, y se despidió para siempre de la casaca que defendió con honor por casi 16 años. "Tutula" fue al sacrificio con una fractura doble que lo alejó del fútbol tras ese match de gloria. Frenado en el área por un violento patadón de Procopio, propicio el penal que le dio el campeonato a Bolivia. Fue un partido sufrido, de tensión permanente con un equipo brasileño pleno de juventud que no se rindió nunca y que hizo grande el triunfo verde. El Capriles estalló como estalló toda Bolivia cuando el pitazo final. La gente se desbordó por completo y llenó la cancha, los jugadores a quienes les arrebataron las camisetas ya históricas fueron llevados en andas. Fue una vuelta olímpica inolvidable, mientras una fiesta inmensa de música nacional y baile en las calles inundó las principales ciudades del país. No sólo éramos campeones, sino que habíamos obtenido el título en calidad de invictos, con cinco victorias y un empate.

Llovieron los elogios y los homenajes. La selección estuvo en Palacio con el Presidente. Bolivia obtuvo la Copa América que paseó por Cochabamba y La Paz. Eran otros tiempos es verdad, los premios eran más que modestos, pero no es cierto que no hubo un reconocimiento económico para lo héroes.

El periódico local La Nación tituló a toda página con una frase del Presidente Paz Estenssoro que expresa perfectamente lo que fueron para el país esos días memorables: “Bolivia fue capaz de organizar el torneo y sus jugadores capaces de conquistarlo”. Queda la memoria de una epopeya futbolística solo emulada treinta años después por otra generación de oro de nuestro fútbol.

Historia de Bolivia en las Eliminatorias de la Copa del Mundo[editar]

Las Eliminatorias de 1950 que debieron ser las primeras disputadas por Bolivia, se convirtieron en dos partidos amistosos. Originalmente debieron haber disputado esa ronda las selecciones de Argentina, Bolivia y Chile, pero la AFA decidió retirar a su selección de la competencia. La razón, un impase con Brasil. En 1949 Argentina no participó en el Campeonato Sudamericano de 1949 organizado por los brasileños; en respuesta la CBF prohibió a un equipo brasileño disputar un amistoso con un club argentino en Chile. Consecuencia, la Argentina retiró sus inscripción de esa Eliminatoria. Eso hizo que Bolivia y Chile jugaran dos encuentros amistosos, el primero de ellos en La Paz en febrero de 1950. Fue la primera vez que la selección boliviana jugaba frente a otra selección nacional en el país desde su debut, veinticuatro años antes, en 1926. Fue triunfo boliviano por 2 a 0 con goles de Mena y Ferrel. En la vuelta en Santiago el equipo nacional perdió 0-5.

Eliminatorias Suecia 1958[editar]

En 1953 Bolivia no participó en la ronda eliminatoria para el Mundial de Suiza 1954 que ganó heroicamente Alemania Federal frente a los casi invencibles húngaros de Puskas.

El primer partido disputado oficialmente por el país dentro de estos torneos se produjo el 22 de septiembre del 1957 en el estadio Nacional de Santiago de Chile frente al representativo de ese país. En esa oportunidad el trío de selecciones fue el mismo que había sido designado para el 50, pero ahora en serio. Argentina no se abstuvo y presentó lo mejor que tenía, que no era poco.

Esta vez Bolivia presentó una de las mejores selecciones de su historia, ciertamente muy superior a la chilena como se demostraría en los partidos que ambos disputaron. Dirigió el equipo Félix Deheza que en 1949 logró la hasta entonces mejor actuación internacional de Bolivia en el Sudamericano de Brasil.

La selección llegaba a esta cita en los primeros años del profesionalismo en Bolivia. Había sufrido el duro golpe del Mundial de 1950 y los magros resultados del Sudamericano de 1953 (salvo el célebre triunfo frente a Perú). La máxima estrella del equipo era ya incuestionablemente Ugarte que en esta eliminatoria estaba en la plenitud de su fútbol.

En Santiago perdió por escaso margen (1-2) con gol de Alcón en partido muy apretado en el que la selección empató el encuentro al minuto de haber recibido el gol chileno, y mantuvo el marcador hasta los quince últimos minutos. En la revancha en La Paz logro la segunda goleada de su trayectoria al vencer a los chilenos por 3 a 0.

En La Paz la Argentina cayó sin discusión por 2 a 0, los argentinos no pudieron equilibrar ese partido que puede considerarse como uno de los triunfos más importantes de nuestro equipo, ya que al frente estaba una constelación de estrellas de un fútbol ávido de volver al protagonismo mundial que no pudo conseguir, como se vería, por un catastrófico resultado recibido en la Copa Mundial de Suecia (1-6 frente a Checoslovaquia).

En Buenos Aires sin embargo, la superioridad técnica rioplatense se impuso. Perdimos por 4 a 0. Bolivia ocupó el segundo lugar de esa serie eliminatoria con igual número de goles a favor que en contra. Una notable actuación.

Eliminatorias Chile 1962[editar]

Para el Mundial de Chile el rival fue exclusivamente Uruguay. Se jugó en julio de 1961 en el viejo Hernando Siles. El Mundial del 50 en el que Uruguay nos propinó una paliza estaba ya lejos y las diferencias futbolísticas aparentemente también. Empatamos como locales 1 a 1 contra un equipo cuya base era el imbatible Peñarol campeón Intercontinental. Ugarte no jugó en la selección de ese año por estar jugando fuera del país. Dirigió el equipo un técnico de paso efímero por Bolivia, el chileno Renato Panay. Fueron base del equipo nacional Wilstermann múltiple campeón nacional y Municipal que atravesaba una etapa de oro.

En Montevideo perdimos por escaso margen (1 a 2). El partido fue mucho más equilibrado de lo que los dueños de casa esperaban por los antecedentes de ambos equipos. A Uruguay le costó llegar a Chile a pesar de contar con un equipo excepcional.

Eliminatorias Inglaterra 1966[editar]

En las Eliminatorias para Inglaterra 1966 fue el fin del invicto en La Paz. La experiencia de esta Eliminatoria fue muy amarga, la selección se presentaba por primera vez después de su resonante triunfo en el Sudamericano de 1963. Los rivales eran Argentina y Paraguay.

Era la primera participación internacional después del título continental. El equipo base era el del 63, sobre la premisa de que era una prenda de garantía si no de clasificación de una participación equivalente, por ejemplo a la de 1957. Dirigió el equipo, debutando como técnico nacional, Freddy Valda, uno de los entrenadores más destacados de la historia de nuestra selección.

El primer partido en Asunción fue derrota incuestionable (2 a 0); era agosto de 1965. Segunda visita, segunda derrota, esta vez por 4 a 1 frente a la Argentina en un partido en el que el resultado (el gol nacional lo hizo Vargas) lo dice todo.

Bolivia comenzó a jugar como local prácticamente eliminada. Frente a Paraguay vencimos por 2 a 1 con goles de Quevedo y Castillo. El fracaso se redondeó definitivamente al perder frente a Argentina en La Paz por 2 a 1, con dos goles de Luis Artime, quien selló la primera derrota de Bolivia en su propia cancha.

La victoria argentina llegó con mucho trabajo. Argentina llegó con el complejo de la altura y se ciñó a un plan que le dio el triunfo frente a un rival sin ideas, sin recursos para llegar al área. La Paz dejo de ser la mítica ciudad imbatible en la que la selección no perdía desde 1950. Bolivia ocupó el último lugar del grupo con solo dos puntos. Fueron goleadores de la verde Vargas, Quevedo, Castillo y Flores con un gol cada uno.

Equipos de la LFPB[editar]

Enlaces externos[editar]