Everardo Luis de Wurtemberg

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Everardo Luis c. 1720.

Duque Everardo Luis (18 septiembre 1676 - 31 octubre 1733) fue el décimo duque de Wurtemberg, desde 1692 hasta 1733.

Biografía[editar]

Everardo Luis nació en Stuttgart el tercer hijo del duque Guillermo Luis de Wurtemberg y su esposa, Magdalena Sibila de Hesse-Darmstadt. Después de la muerte prematura e inesperada de su padre en 1677, la corte decidió darle la tutela a su tío, el duque Federico Carlos de Wurtemberg-Winnental en conjunto con su madre.

En 1693, cuando tenía 16 años de edad, Everardo Luis prematuramente fue proclamado duque de Wurtemberg por el emperador Leopoldo I de Habsburgo. El joven duque no mostró excesivo interés en los asuntos gubernamentales. Everardo Luis fue descrito por sus contemporáneos como superficial e influenciable. Más importante aún, su comportamiento llevó al destino político del país a estar en gran medida decidido por su Consejo. El duque prefería la caza y dejó la administración de su condado en las manos de sus asesores. En 1697, se casó con Juana Isabel de Baden-Durlach.

En los años siguientes Everardo Luis completó una brillante carrera militar que dio lugar a la participación en la batalla de Höchstädt en 1704 que llevó a su nombramiento de Comandante en jefe del ejército del Rin. En 1707 se convirtió en el mariscal de campo de las tropas de Suabia en la Guerra de Sucesión Española.

Poco antes de 1700, visitó a Luis XIV de Francia, en el Palacio de Versalles y planeaba hacer un estado absolutista de Wurtemberg. Subió los impuestos, pero la financiación siguió siendo un obstáculo. En 1704, se sentaron las bases para su Palacio de Luisburgo. Para ahorrar dinero, permitió a los trabajadores residir libres de impuestos en torno al palacio durante 15 años. Más tarde, la ciudad de Luisburgo se desarrolló a partir de estas residencias.

Un querubín pintó el retrato del duque Everardo Luis, pintura mural de Luca Antonio Colombo en el castillo de Luisburgo, 1711.

A partir de 1711, Everardo Luis pasó cada vez más tiempo en Luisburgo, generalmente en compañía de su amante, Guillermina de Grävenitz, con quien se casó en 1707. Debido a la presión del emperador, el matrimonio tuvo que ser disuelto rápidamente, y Grävenitz fue al exilio. Everardo Luis la siguió a Suiza, donde permanecieron hasta 1710. A la influyente amante sólo se le permitió regresar a la corte una vez que ella se había casado con otro hombre, Graf von Würben. Durante más de dos décadas, Grävenitz tuvo una fuerte influencia en el gobierno de la tierra, y fue ella quien, junto con Everardo Luis, trasladó la residencia real y capital del ducado de Stuttgart a la ciudad escasamente poblada de Luisburgo. Juana Isabel de Baden-Durlach se quedó en el palacio real en Stuttgart.

Debido a la temprana muerte de su heredero, el príncipe Federico Luis, en 1731, el poder amenazaba con cambiar de puesto a manos de la línea secundaria católica, lo cual era impensable para los protestantes de Wurtemberg. Así duque Everardo Luis disuelve sus relaciones con Guillermina de Grävenitz y esperaba recibir un heredero de su legítima y largamente ignorada esposa, Juana Isabel. Sin embargo, ya que murió en Luisburgo de un derrame cerebral el 31 de octubre de 1733, no dejó heredero. El ducado luego cayó en manos de su primo católico, Carlos I Alejandro de Wurtemberg del linaje Württemberg-Winnental, aunque sólo fue por unos años.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]