Estro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llama estro o época de celo al período donde los animales mamíferos están receptivos sexualmente.

En las hembras de los animales mamíferos la época de celo es el período en el que son receptivas sexualmente, es decir, el momento en que aceptan al macho. Durante esta etapa ocurre la ovulación.

El período estral se repite cíclicamente en las hembras de una especie a partir de la primera ovulación, y se cuenta en función de éstas a partir de entonces y hasta el final del período de fecundidad. Su frecuencia varía notablemente en función de la especie desde unas horas hasta varios días o meses.

En las mujeres existe un ciclo de actividad ovárica en virtud del cual existen cambios fisiológicos en todo su sistema reproductivo y del cual derivan ciertos cambios conductuales. Sin embargo, como en las mujeres la aceptación sexual no se circunscribe a una parte del ciclo reproductivo (cosa que sí sucede en la mayor parte de los animales, aunque existan excepciones como el bonobo (Pan paniscus), no se debería usar el término estro en hembras como la humana, en las que dicha aceptación sexual es independiente del ciclo reproductivo.

Tanto en las mujeres como en las hembras de los grandes primates a este periodo, que se inicia con la menstruación , se denomina Ciclo sexual femenino.

Épocas de celo según duración o frecuencia[editar]

Hay muchos tipos:

  • Anuales: Sucede una vez al año. La mayoría de especies salvajes tienen este tipo de ciclo. Esto es así para hacer coincidir el nacimiento de las crías con la época de mayor cantidad de alimento disponible, clima más cálido y/o momentos propicios de migraciones. Por ejemplo, los cérvidos, las aves salvajes, los osos, los lobos, las focas, etc.
  • Periódicos: Suceden regularmente cada cierto tiempo. Suele darse en animales domésticos (perro, gato), animales de clima regular (prácticamente invariable) y sedentarios. En el ser humano, este ciclo recibe el nombre de ciclo sexual femenino ,que se inicia con la menstruación, periodo o regla; y que se produce de cada 28 días aproximádamente.
  • Permanentes: El celo es permanente o, mejor dicho, no existe. Siempre son fértiles. Esto sucede sobre todo en aves domésticas o de corral, como por ejemplo la gallina. Estos seres ponen huevos casi todos los días (es decir, ovulan casi todos los días), por lo que siempre son fértiles, además de que poseen un saco-reservorio de espermatozoides en su útero, lo que permite conservar el semen del macho durante varios días (esta es también la razón por la que un gallo pueda tener muchas gallinas a su cargo siempre fecundadas). Esto, como se dice antes, no es realmente un celo.

Comportamiento durante la época de celo[editar]

Muy variado según la especie. Lo fundamental es que la hembra en celo suele mostrar una excitación inusual, y que suele afectar casi siempre al comportamiento de los machos. Por ejemplo, el celo de la vaca o la berrea de los ciervos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]