Espurio Postumio Albino (cónsul 110 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Espurio Postumio Albino (latín: Spurius Postumius Sp. F. Sp. N. Albinus) fue un político y militar de la República Romana, hijo del cónsul del año 148 a. C. Espurio Postumio Albino Magno. Fue elegido cónsul en el año 110 a. C., junto a Marco Minucio Rufo y como procónsul recibió la provincia de África, con el objetivo de combatir al Rey Yugurta de Numidia.

Aunque hizo muchos preparativos, al llegar a la provincia no tomó ninguna medida concreta, y se dejó engañar por una promesa de rendición del rey númida. Se supone que esta inactividad había estado "pagada" por Jugurta. Albino dejó el gobierno de su provincia en manos de su hermano, Aulo Postumio Albino, que fue derrotado por Yugurta en la Batalla de Suthul. Cuando Espurio regresó a su provincia se encontró con un estado de total anarquía y un ejército completamente desoganizado, desmoralizado y diezmado. Poco pudo hacer Albino más que entregar su puesto al cónsul del año siguiente, Quinto Cecilio Metelo el Numídico (109 a. C.).[1]

A su regreso a Roma, Albino fue juzgado por traición por la Lex Mamilia, se le halló culpable y fue condenado en virtud de esta ley.[2]

Referencias[editar]

  1. Salustio Jugarta 35, 36, 39, 44; Orosio Historias Libro iv. 15; Eutropio Breviario Libro iv. 26
  2. Cicerón Brutus 34; Comp. Salustio Jugarta 40
Precedido por:
Publio Cornelio Escipión Nasica Serapión y Lucio Calpurnio Bestia
Cónsul de la República Romana junto con Marco Minucio Rufo
110 a. C.
Sucedido por:
Quinto Cecilio Metelo el Numídico y Marco Junio Silano