Ernesto Arturo Miranda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Ernesto Arturo Miranda (9 de marzo 1941 - 31 de enero 1976) fue un trabajador a quién se le halló confeso sobre los delitos de secuestro, violación y robo a mano armada; cargos basados sobre su propia confesión durante el interrogatorio policial, que luego resultó en el histórico caso Corte Suprema de EE.UU. (Miranda v. Arizona), 1966, dónde se dictaminó que los sospechosos deben ser informados de su derecho contra la autoincriminación y a consultar con un abogado antes del interrogatorio policial. Esta advertencia se conoce como Advertencia Miranda.

Tras la decisión del Tribunal Supremo, se anuló la condena inicial de Miranda. En el segundo juicio, con su confesión excluida de las pruebas, fue nuevamente condenado, y pasó 11 años en prisión.

Puesto en libertad condicional en 1972, murió cuatro años más tarde en una pelea en un bar. Curiosamente, su asesino invocó la Advertencia Miranda.