Emirato de Diriyah

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
إمارة الدرعية - الدولة السعودية الأولى
Al-Dawla Al-Su'odiyah Al-Oula
Emirato de Diriyah
(Primer Estado saudí)

Emirato independiente

Bandera
Bandera
Bandera

1744-1818

Flag of the Ottoman Empire.svg

Bandera de Diriyah

Bandera

Ubicación de Diriyah
El emirato en su mayor extensión
Capital Diriyah
Idioma oficial Árabe, Persa, turco otomano
Religión Sunni Islam
Gobierno Emirato (monarquía)
Imam
 • 1744–1765 Mohammed Ibn Saud
 • 1765–1803 Abdul Aziz Ibn Mohammed Ibn Saud
 • 1803–1814 Saud Ibn Abdul Aziz Ibn Mohammed Ibn Saud
 • 1814–1818 Abdullah bin Saud
Período histórico Edad Media
 • Pacto de Diriyah 1744
 • Destrucción de Diriyah por los otomanos 1818

El Emirato de Diriyah, también conocido como Primer Estado saudí (en árabe: الدولة السعودية الأولى‎)[1] fue un reino árabe de la dinastía de Al-Saud, que entre 1744 y 1818 había conseguido el control de la mayor parte de la península arábiga. Nació en el año 1744 (1157 AH, anno hegirae), cuando el emir de Diriyah Muhammad ben Saud (llamado «Ibn Saud») concluyó un pacto con el imam Muhammad ibn Abd al-Wahhab (llamado «Ibn Abd al-Wahhab») para promover la doctrina de éste, el wahhabismo, que tenía como objetivo volver al Islam original, y unir de nuevo a las tribus nómadas de Arabia.[2] [3] El matrimonio entre el hijo de Saud, Abdul Aziz Ibn Mohammed Ibn Saud, y la hija del imam ayudó a sellar el pacto entre sus familias, un compromiso que ha perdurado a través de los siglos hasta nuestros días.

Esa soberanía política y religiosa quiso purgar Arabia de prácticas heréticas y desviaciones de Islam ortodoxo como ellos lo entendían. Ese esfuerzo conjunto fue visto por los wahhabíes como la restauración de la creencia básica en el Tawhid, y muchos salafistas mantienen que marcó el comienzo del más amplio movimiento revivalista salafista.[cita requerida] Prácticas como ofrecer oraciones a figuras santas o las peregrinaciones a tumbas y mezquitas especiales, o a árboles, cuevas y piedras venerables, fueron suprimidas bajo su gobierno[4] y desde el establecimiento de ese Primer Estado saudí, ninguna de estas prácticas ha sido observada de nuevo en Arabia Saudita. En 1744, tanto Muhammad bin Abd Al-Wahhab como Muhammad bin Saud hicieron un juramento para lograr su objetivo.

El nuevo estado se extendió gradualmente a una gran parte de la península arábiga, pero fue destruido por tropas del Imperio otomano lideradas por Ibrahim bajá en 1818.

Historia[editar]

El pacto de Diriyah[editar]

El primer estado saudi nació en Diriyah en 1744.[5] [6] El shayj Ibn Abdelwahhab estaba entonces buscando un brazo armado para difundir su doctrina islámica fundamentalista derivada del salafismo.[7] Este brazo armado le era de hecho necesario, ya que había sido expulsado por los sumos sacerdotes de La Meca que no podían tolerar su doctrina revolucionaria, cuyo rigor era a la vez una amenaza a sus privilegios y un insulto a su tipo de vida.[7] [6] Se refugió en Dariya donde se reunió con el emir local, Ibn Saud —bisabuelo de Abdelaziz Al Saud, el fundador de la moderna Arabia Saudita—, que buscaba una doctrina religiosa para dar legitimidad a sus conquistas guerreras. Establecieron un pacto para difundir lo que más tarde fue llamado wahabismo saudí y para unificar los clanes de Arabia bajo una misma bandera. Para sellar su alianza, Ibn Abdelwahhab dio una de sus hijas en matrimonio a un hijo de Ibn Saud.[6] .

Conquista de la península arábiga[editar]

Bajo el mando de Mohammed bin Saud, y después de muchas campañas militares, las fuerzas saudo-wahabítas tomaron el control de la región de Diriyah. Mientras, Muhammed bin Abd Al-Wahhab escribió cartas a personas y estudiosos para que entrasen en el campo de la jihad, a través del debate y el trabajo académico, para eliminar elementos de politeísmo que existían en países como Irak, Egipto, India, Yemen y Siria. Después de la muerte en 1765 de Mohammed bin Saud, su hijo Abdul Aziz continuó la tarea emprendida por su padre y sometió pronto Nejd y extendió su influencia en la costa este de la península arábiga, en una franja que iba desde Kuwait hasta la frontera norte de Omán.[8] [9] Perpetraron ataques en las fronteras de Irak y de Siria, lo que llevó al saqueo de la ciudad sagrada chiita de Karbala, en 1802.[9] Aquí destruyeron lápidas de santos y monumentos, que consideraban eran actos de politeísmo.

En 1803, ya once años después de la muerte de Muhammad bin Abd Al-Wahhab, el hijo de Abdul Aziz, Saud, le sucedió y envió fuerzas para conquistar las mesetas de 'Asir y la región de Hijaz.[10] Taif fue la primera ciudad capturada, y después las dos ciudades santas de La Meca y Medina.[9] Defendiendo un monoteísmo estricto, destruyeron los diferentes ídolos y las tumbas de santos, y también la de Mahoma.

La casa de Saud y sus aliados habían llegado rápidamente a convertirse en la soberanía dominante en Arabia: el Imperio otomano, que ejercía la soberanía sobre las ciudades santas desde 1517, vio caer su prestigio y lo consideró como un gran desafío a su autoridad.

La respuesta otomana y el declinar de la soberanía[editar]

Los otomanos encomendaron la tarea de destruir el dominio de la casa de Saud al poderoso virrey de Egipto, Mehmet Alí.[11] Este inició la guerra otomano-saudí en 1811 enviando sus tropas por el mar Rojo a la región de Hejaz que conquistó. Su hijo, Ibrahim bajá, que comandaba las fuerzas otomanas en el corazón de Nejd, fue reconquistando la región ciudad tras ciudad, con saqueos generalizados que siguen presentes en la memoria colectiva de Nejd. El sucesor de Saud, su hijo Abdullah bin Saud, fue incapaz de evitar la reconquista de la región.[12] Finalmente, Ibrahim llegó a la capital Saudi en Diriyah y la puso bajo asedio durante varios meses hasta que se rindió en en septiembre de 1818.

Ibrahim apresó y embarcó a muchos miembros de los clanes de Al-Saud y de Al Wahhab hacia Egipto y la capital otomana de Constantinopla. Antes de irse ordenó la destrucción sistemática de Diriyah, cuyas ruinas se han mantenido intactas desde entonces. El último imán saudí, Abdullah bin Saud, tras ser humillado y cargado de cadenas, fue ejecutado posteriormente en la capital otomana de Constantinopla, siendo luego su cabeza cortada y arrojada a las aguas del Bósforo,[9] [13] lo que marcó el final de lo que se conoce como el Primer Estado Saudí.[14]

Sin embargo, tanto el movimiento salafi como algunos miembros del clan de Al Saud sobrevivieron y renovaron su compromiso de fundar un Segundo Estado Saudí, que duró desde 1824 hasta 1891, y más tarde un tercer estado, el actual reino de Arabia Saudita, que sigue gobernando hasta el día de hoy.[15]

Gobernantes del primer estado saudí (Imams)[editar]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Sir James Norman Dalrymple Anderson. The Kingdom of Saudi Arabia. Stacey International, 1983. p. 77.
  2. Jacques Benoist-Méchin, Ibn Séoud ou la naissance d'un royaume, Complexe, 1991, pag. 80. (en francés)
  3. al-Rasheed, Madawi (2010). A History of Saudi Arabia. ISBN 978-0-521-74754-7. 
  4. Véase en: Muhammed ibn Abd Al Wahhab Application of Islamic Shariah, About.com Guide. (en inglés)
  5. Véase en: «Aux origines du royaume saoudien, l'alliance du sabre et du croissant» alternatives-internationales.fr (en francés)
  6. a b c Olivier Da Lage, Géopolitique de l'Arabie saoudite, Complexe, Bruselas, 2006, pag. 26. (en francés)
  7. a b Benoist-Méchin, op cit, p. 81 y 82.
  8. Benoist-Méchin, op cit, pag. 82 y 83.
  9. a b c d Da Lage, op cit, pag. 28.
  10. Sauds's campaign for Hejaz and the two holy cities, Islam Life Online Magazine.
  11. Benoist-Méchin, op cit, pag. 87.
  12. Véase en: Abdullah bin Saud's capture, King Abdullah Ibn Saud Information Resource (en inglés).
  13. Benoist-Méchin, op cit, pag. 88.
  14. Véase en: Abdullah bin Saud's execution, King Abdullah Ibn Saud Information Resource
  15. Véase en: House of Saud Revivals, King Abdullah Ibn Saud Information Resource

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]