El profe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
'El profe'
Título El profe
Ficha técnica
Dirección
Producción Jacques Gelman
Guion Cantinflas (historia)
Carlos León
Alfredo Ruanova
Jaime Salvador
Música Sergio Guerrero
Fotografía Gabriel Figueroa
Montaje Gloria Schoemann
Protagonistas Cantinflas
Marga López
Arturo de Córdova
Víctor Alcocer
Ramón Valdés
Angelines Fernández
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) México
Año 1971
Género Comedia
Duración 120 min.
Idioma(s) Español
Ficha en IMDb

El profe es una película mexicana de 1971 protagonizada por Mario Moreno Cantinflas y Marga López. Cuenta la historia de un profesor que llega a un pueblo donde existen los típicos problemas sociales del profundo México (Y quizás de toda Latinoamérica) y un cacique que explota al pueblo.

Argumento[editar]

Sócrates García (Cantinflas) es un profesor de educación primaria. Tiene un método para enseñar que es una mezcla de comedia con el profesor estricto típico de ese tiempo. Un día el director de la escuela le dice que lo enviará en misión para administrar una escuela ubicada en el pueblo de El Romeral (ubicado originalmente en Tequisquiapan, Querétaro). El director lo asignó porque es el único profesor que es soltero de esa escuela. García acepta.

Cuando llega a la estación del tren en el cercano pueblo de San Bartolo nadie lo recibe por órdenes del cacique de El Romeral. En el camino él se encuentra a un arriero que se dirige al pueblo en su carreta y lleva a Sócrates a El Romeral. Cuando llega al pueblo la gente lo recibe muy feliz. Ahí están el cura de la población (Tito Guizar), el presidente municipal, Lucas Campusano (Eduardo MacGregor) y don Margarito Vásquez (Víctor Alcocer), el cacique del pueblo. El presidente del municipio lo presenta ante la gente importante, pero inmediatamente se da cuenta que iba a tener problemas con el cacique. Ahí también estaba doña Hortensia (Marga López), quien le pide que dirija unas palabras al pueblo. Pero cuando daba su discurso se destruyó el suelo de la tarima. Más tarde doña Hortensia lo lleva a su casa para hospedarlo. Él le pregunta dónde está su escuela para conocerla. La escuela estaba en terribles condiciones.

Al día siguiente comienzan las clases. Una señora le da algunos huevos. Después de eso, un señor llega con un niño que se niega a ir a la escuela porque su mamá es una floja. Inicia la clase y no se da cuenta que un alumno puso los huevos en la silla. Él se sienta sobre los huevos. Él pregunta enojado quien fue y nadie responde. Para descubrir al culpable juega con los niños a ver quien tiene el cerillo más largo. Les dijo que el que tuviera el más largo, sería el culpable, pero no sabían que no había cerillo largo, sino que era culpable el que le cortara un trozo al cerillo. Cuando les pide que regresen el fósforo, Felipe, el niño más travieso de la clase le cortó un pedazo al cerillo y Sócrates lo castiga poniéndolo a escribir 50 veces "Por mi culpa el profesor se quedó sin blanquillos". Después de esta situación, comienza a padecer varias dificultades, como por ejemplo el desalojo del local donde funcionaba la escuela, llegando al punto de tener que improvisar una escuela a campo abierto, con columnas de carrizo, todas estas complicaciones ocasionadas por el cacique del pueblo Don Margarito y solapadas por el presidente municipal.

Mientras tanto, Socrates y Hortensia comienzan a cultivar un romance, primero Socrates le pide unas fotos a Hortensia, ella, sin saber sus intenciones se las trae, y entonces Socrates le dice que las fotos son para guardarlas en su cartera. Agradecido, Socrates decide llevarle serenata a Hortensia con sus alumnos. Después, Socrates lleva a sus alumnos al campo y, pese a la aparente inexperiencia de Socrates para acampar (aun llevando un traje de boy scout), logra sacar la aventura a flote, haciendo que sus alumnos sean mas leales a él, al grado de intentar desmantelar la cantina que se puso en la escuela, desatando una pelea en la que finalmente Socrates rescata a sus alumnos.

El recelo por esa pelea, hace que el cacique y sus hombres quemen la escuela improvisada, lo cual le genera frustración a Socrates quien se sienta triste y decidido a dejar el pueblo, pero el amor de Hortensia y la lealtad de sus alumnos le dan fuerzas, aunque se enfrente solo a tantos problemas.

Al final, la visita del gobernador del estado (Arturo de Córdova) al pueblo, supone una salvación para Socrátes y al pueblo en sí, al darle Socrates a conocer unos documentos originales que daban a descubrir las sucias maniobras que hacía el cacique junto con el presidente municipal a espaldas de los campesinos. Luego de descubierto el fraude que se venia haciendo a los campesinos, Sócrates pide al gobernador la construcción de una escuela digna, este le concede la petición y la película termina frente a la nueva escuela, en donde Sócrates y Hortensia caminan ya como novios.

Reparto[editar]

Enlaces externos[editar]