El carbunclo azul

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El carbunclo azul
The Adventure of the Blue Carbuncle 07.jpg
Ryder implora la misericordia de Holmes.
Autor Arthur Conan Doyle
Género Cuentos de ficción detectivesca
Idioma Inglés
Ilustrador Sidney Paget
Editorial George Newnes (The Strand Magazine)
País Bandera del Reino Unido Reino Unido
Fecha de publicación 1892
El hombre del labio torcido El carbunclo azul La banda de lunares

El carbunclo azul es uno de los 56 relatos cortos sobre Sherlock Holmes escrito por Arthur Conan Doyle. Fue publicado originalmente en The Strand Magazine y posteriormente recogido en la colección Las aventuras de Sherlock Holmes.

Argumento[editar]

Un 25 de diciembre, Watson se acerca al 221-B de Baker Street para felicitar las Navidades a su inseparable amigo Holmes. Al llegar, lo encuentra analizando un sombrero en lamentable estado, que el inspector Peterson de Scotland Yard le ha llevado. Tanto el sombrero como una oca de buen tamaño proceden de un incidente callejero, en el curso del cual el propietario acabó huyendo. La oca llevaba una tarjeta, que indicaba que era para la señora de Henry Baker, y el sombrero llevaba las iniciales H.B. Ante la dificultad de encontrar al propietario, en una ciudad con tantos Baker, Peterson se lleva la oca con destino a la cocina de su casa, y Holmes se entretiene estudiando el sombrero.

De pronto, la puerta se abre y el inspector Peterson, demudado, irrumpe en la habitación. Al sacar las vísceras del animal, su esposa ha encontrado una piedra preciosa: un maravilloso carbunclo azul. Se trata de una famosísima piedra, de valor incalculable y fama legendaria, robada tres días antes de Navidad a la condesa de Morcar, en el hotel Cosmopolitan. El inspector Bradstreet de Scotland Yard, que investiga el robo, ha detenido a un fontanero llamado John Horner, que había realizado un arreglo en el baño de la condesa. Pero en las historias de Sherlock Holmes nada es lo que parece. Tras seguir hábilmente la pista del ganso por Londres en plenas fiestas, Sherlock Holmes descubre al verdadero culpable. Una vez más queda demostrado que el espíritu de la Navidad hace mella en todos, incluso en Sherlock Holmes, cuando el detective deja ir al culpable.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]