Dolichotis patagonum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Mara
Rango temporal: Pleistoceno-Reciente
Mara Thoiry 19803.jpg
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Rodentia
Familia: Caviidae
Género: Dolichotis
Especie: Dolichotis patagonum
(Zimmermann, 1780)
Distribución
El sector con rayas violetas señala la distribución de Dolichotis patagonum
El sector con rayas violetas señala la distribución de Dolichotis patagonum

La mara (Dolichotis patagonum) es una especie de roedor de la familia Caviidae, también conocido como mara patagónica, liebre patagónica, y liebre criolla, aunque no pertenece al orden de las verdaderas liebres (Lagomorpha).

Es uno de los roedores más grandes del mundo, con un peso promedio de 8 kg, con ejemplares de hasta 16 kg. Es el mamífero endémico de Argentina de mayor tamaño. Posee patas largas y fuertes que usa para correr a alta velocidad cuando se siente perseguida.

Hábitat[editar]

La mara vive en estepas semiáridas y desiertos de arbustos espinosos del oeste, centro, y sur de la Argentina. Su distribución se encuentra reducida por causa de la alteración de su hábitat, en especial en la llanura pampeana y en las regiones costeras, debido a la relativa mayor urbanización.

Comportamiento[editar]

Estructura social[editar]

Dos jóvenes.

La estructura social de la mara se define por su condición monógama, poco común entre los roedores, y se aparea de por vida. La pareja se desenvuelve en un territorio de aproximadamente 40 ha, su madriguera es subterránea y suelen hacerla aprovechando los nidos abandonados previamente cavados por ciertas especies de búhos patagónicos. El macho siempre sigue a la hembra, cuidando de rivales y predadores. Es poco evidente otro concepto de territorialidad, pero los machos parecen que tienen un sistema jerárquico de dominio.[cita requerida]

Las maras pasan la mayor parte del tiempo con su pareja, viajando juntas. Sin embargo, ocasionalmente se movilizan en grandes grupos de 70 o más individuos en migraciones a regiones lacustres donde el alimento es abundante.[cita requerida]

Son animales de actividad diurna.

Alimentación[editar]

Es una especie herbívora, come principalmente pastos y otras hierbas, y es capaz de vivir sin beber agua gracias a su metabolismo.[2]

Apareamiento y reproducción[editar]

Las maras tienen habitualmente entre 1 y 3 crías por camada, con tres a cuatro partos anuales y una gestación de 96 días.[cita requerida]

Los cachorros se crían en una madriguera común, en el que hasta 15 madres pueden dejar su camada. Se desarrollan rápidamente y pueden comenzar a pastar a las 24 horas de nacidos. Sin embargo, permanecen en la madriguera hasta cuatro meses mientras las madres los visitan varias veces al día para amamantarlos.[3]

Expectativa de vida[editar]

Alimentándose.
La cabeza de la liebre patagónica.

En cautividad, las maras viven normalmente entre 5 y 7 años, aunque se sabe de individuos que vivieron más de 10.[4]

Maras en cautividad[editar]

Las maras patagónicas son frecuentemente criadas en zoológicos o como mascotas. Cuando se crían desde el nacimiento, son muy sociables con el hombre, y se crían bien en cautividad. De otra forma pueden tender a la actividad nocturna para escapar a la socialización.[cita requerida]

Conservación[editar]

La población salvaje se encuentra en disminución, aunque la mara no está listada como especie amenazada o en peligro de extinción. Las provincias patagónicas la tienen como especie protegida.

La baja poblacional se basa en dos factores primordiales:

  • Pérdida de hábitat por desarrollo agrícola, industrial y crecimiento de la población humana.
  • Competencia alimentaria con las liebres europeas (Lepus europaeus), que fueron introducidas en Suramérica por el hombre.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]