Doble moral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se llama moralidad a los estándares que tiene un individuo o un grupo de qué es correcto o incorrecto, o lo que está bien o mal. Es entonces cuando aparecen los estándares morales y estándares no morales, los estándares morales se refieren a asuntos cuyas consecuencias creemos son serias, se basan en las buenas razones y no en la autoridad, invalidan el interés personal, se basan en consideraciones imparciales, están asociados con sentimientos de culpa y vergüenza, y tienen un vocabulario moral especial.

Estos estándares, producto de muchas influencias, son absorbidos cuando somos niños y los corregimos conforme maduramos. incluyen las normas que tenemos acerca de los tipos de acciones que creemos son moralmente correctas e incorrectas, así como los valores que damos a los tipos de objetos que pensamos son moralmente buenos y moralmente malos. los estándares no morales son estándares mediante los cuales juzgamos qué es bueno o malo correcto o incorrecto de una manera no moral. [1] [2] [3]

Ejemplo: Caso B. F. Goodrich[editar]

Hace varios años, B. F. Goodrich, un fabricante de partes para vehículos, ganó un contrato militar para diseñar, probar y fabricar frenos de aviones para el A7D, un nuevo avión que la Fuerza Aérea de Estados Unidos estaba diseñando. Para conservar el peso, Goodrich garantizó que su freno compacto pesaría no mas de 106 libras, contendría no más de cuatro discos de frenado pequeños o rotores y detendría el equipo aéreo dentro de cierta distancia. El contracto era potencialmente lucrativo para la compañía y los administradores estaban deseosos de entregar un freno que calificara, pasando las pruebas con éxito y mostrando que podría detener el avión según los requerimientos. Se asignó a Kermit Vandivier, un empleado de Goodrich, la tarea de trabajar con los ingenieros de la compañía para escribir el informe de las pruebas del freno mismo que era poco probable que el gobierno cuestionara y aún menos probable que repitiera. Desafortunadamente, Vandivier escribió, cuando se probó el pequeño freno, que el recubrimiento de frenado de los rotores repetidas veces se desintegro porque simplemente no había suficiente área en los discos para detener el avión sin generar el calor excesivo que ocasiona la falla del recubrimiento sin embargo, sus superiores le dijeron que sin importar lo que el freno hace en las pruebas, vamos a decir que califica. Después de varias corridas de pruebas, se indicó a Vandivier que escribiera un informe establecido que el freno las había pasado.

Vandivier explicó a su superior que la única manera como tal informe podía escribirse era falsificando los datos de las pruebas, a esto su superior contestó que estaba consiente de lo que se requería, pero tenía órdenes de obtener un informe escrito positivo sin importar qué tuviera que hacerse. Por tanto, Vandivier tuvo que decidir si participaría escribiendo un informe falso. Más tarde declaró:

Mi trabajo estaba bien pagado, era agradable y era un reto, y el futuro se veía razonablemente brillante. Mi esposa y yo habíamos comprado una casa… Si me rehusaba a tomar parte en el fraude del A7D, tendría que renunciar o sería despedido. De todas maneras alguien escribiría el informe, y yo tendría la satisfacción de saber que no había tomado parte en el asunto. Pero las cuentas no se pagan con satisfacción personal ni la hipoteca de una casa se paga con principios éticos. Tomé mi decisión. A la mañana siguiente llamé por teléfono a mi superior y le dije que estaba listo para comenzar el informe de calificación.

Conforme trabajó en el informe, dijo Valdivier, habló con el ejecutivo de mayor categoría asignado al proyecto y le preguntó si su conciencia lo molestaría si este asunto ocasionaba la muerte de un piloto, y fue entonces cuando me dijo que me preocupaba por muchas cosas que no me atañían y me aconsejó que hiciera lo que me pedían.

En este caso de B.F. Goodrich, aplica mucho los estándares morales que son normas acerca de los tipos de acciones que creemos son moralmente correctas e incorrectas, así como los valores que damos a los tipos de objetos que pensamos son moralmente buenos y moralmente malos.

Vandivier actuó incorrectamente y solo se fijo en su interés personal y decidió sentirse un ser no digno de sus actos, un ser no congruente, un ser intranquilo consigo mismo, un ser deshonesto, un ser nada comprometido con la sociedad, un ser mediocre sin buenos principios y valores, un ser culpable, avergonzado y con remordimiento y este acto las causas y efectos que trae consigo serán para toda la vida por que falsifico el informe verdadero y la información proporcionada en tal informe no fue la correcta lo cual este informe pone en riesgo la vida de otros, y su convicción de que la integridad es buena y la honestidad mala, son ejemplos de los estándares morales que tenía y que lo hacen sentirse un hombre que solo vela por su interés personal y que prefirió entregar un informe que vaya de acuerdo con lo que sus superiores querían ver en el documento y el prefirió no ser despedido de un trabajo bien pagado, agradable y estimulante. Vandivier eligió aplicar los estándares no morales.[4]

Referencias[editar]

  1. G. VelasquezManuel G. Velasquez (2006). Etica en los negocios conceptos y casos. México: pearson educación. pp. 448. ISBN 970-26-0787-6. 
  2. Manuel Velasquez (19 de noviembre de 2013). «[books.google.com.mx/books?id=B-oLohvji8YC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false etica en los negocios conceptos y casos]» (en español). Consultado el 19 de noviembre de 2013.
  3. Velasquez, Manuel G. Ética en los negocios. Conceptos y casos. Sexta edición Pearson educación, México, 2006
  4. ética en los negocios conceptos y casos Manuel Velasquez - 2006 - Business & Economics