Anexo:Ideologías políticas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ideología política»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Lo que sigue es una lista de ideologías políticas. Muchos partidos políticos basan su acción política y manifiesto electoral en una ideología. Según los estudios sociales, una ideología política es un juego ético de ideales, principios, doctrinas, mitos o símbolos de un movimiento social, institución, clase o un grupo grande que explica cómo la sociedad debería funcionar. Ofrece algún programa político y cultural para un cierto orden social. Una ideología política se ocupa mucho de cómo el poder debería asignarse y a cuales fines debería concertar. Algunos partidos siguen su ideología de manera estricta, aunque otros pueden tomar una inspiración amplia de un grupo de ideologías relacionadas, sin específicamente abrazar una idea específica. La popularidad de una ideología es en parte debida a la influencia de empresarios morales, quienes a veces actúan en sus propios intereses.

Las ideologías políticas tienen dos dimensiones:

  1. Fines: cómo la sociedad debería funcionar u organizarse.
  2. Métodos: la manera más apropiada para lograr este fin.

Una ideología es una colección de ideas. Usualmente, cada ideología contiene ciertas ideas de lo que considera la mejor forma de gobierno (por ejemplo, la democracia, la teocracia, etc.), y el mejor sistema económico (por ejemplo, el capitalismo, el socialismo, etc.). En ocasiones se usa la misma palabra para identificar una ideología y una de sus ideas principales. Por ejemplo, el "socialismo" puede referirse a un modelo económico, o puede referirse a una ideología que apoya este sistema.

Las ideologías también identifican a sí mismas por su posición en el espectro político (como la izquierda política, el centro político o la derecha política), aunque a menudo sea controversial. Finalmente, los fundamentos ideológicos pueden distinguirse de estrategias políticas (por ejemplo, el populismo), y de asuntos individuales sobre los que un partido se construye (por ejemplo, la oposición a la integración europea o la legalización de la marihuana).

Sociología[editar]

La sociología es el estudio de las convenciones sociales, su estructura y el funcionamiento de dichas sociedades. En la sociología se utiliza una gran y diversa variedad de técnicas investigativas interdisciplinarias para observar, analizar, interpretar y concluir desde un ámbito perspectivo. Se enfatiza en estudiar los reactivos de las reacciones sociales, es decir, las causas que llegan a un efecto o patrón de comportamiento en la sociedad. De igual forma, se busca comprender y adquirir conocimiento de las tendencias sociales contemporáneas, y el cómo se manifiestan en el comportamiento del ser humano dentro de un espacio de convivencia general. En la historia varios sociólogos han dejado su huella en las sociedades contemporáneas, con sus pensamientos estructurado de ideales políticos, sociales o simplemente del comportamiento y tendencias naturales del ser humano. Un sociólogo, es aquel que se dedica a estudiar la sociedad, desde todos los ámbitos, como fue previamente mencionado; de igual forma, intenta hallarle un porqué, al comportamiento del hombre, y a la manera de pensar de esta especie.

Jean-Jacques Rousseau[editar]

Jean-Jacques Rousseau a la edad de 41 años, pintado al pastel por Quentin La Tour.

Este personaje es de suma importancia en la historia contemporánea, nació en Ginebra para el año 1712, fue un gran escritor, compositor y filósofo, Sus ideas políticas influyeron en gran medida durante la Revolución Americana ; de igual forma, influenció en la posterior Revolución Francesa , ya que, sus corrientes de pensamientos se divulgaron y propagaron por toda Europa y América. Su influencia se hace presente tanto en personajes de la época en que vivió (ej. Kant, como a personajes contemporáneos(ej. Derrida. Sus ideas y pensamientos sentaron la base de la política moderna, la sociología contemporánea y el pensamiento educacional.

El Contrato Social[editar]

En su obra maestra, El Contrato Social, Rousseau expone sus ideas de los conceptos libertad, libertad civil y sociedad. Entiende que: el ser humano, a pesar de disfrutar de “libertad”, no reconoce las diferentes cadenas “invisibles” o “sutiles” que lo esclavizan. De igual forma, las sociedades no nacen naturalmente. La familia, siendo la institución más antigua del ser humano y la única que surge naturalmente, conlleva una relación parecida a la de un gobernante con sus súbditos. De la fuerza no nace el derecho, ni de la obligación el deber. Las convenciones legítimas creadas por la autoridad, como método de esclavizar a sus semejantes de manera discreta y de ejercer fuerza, son derecho sobre estos. Partiendo de la premisa de que todos somos iguales, la única forma para que existan gobernantes es esclavizar a sus semejantes, “legalmente”. Un pueblo es pueblo antes de ser sometido a un rey, y a su vez, la minoría sufre las decisiones de las grandes masas: La voluntad general se ve limitada a enfrentarse a la voluntad particular. La voluntad general se ve desafiada por la voluntad de todos; es decir, en la formación de partidos mayoritarios, las voces de la minoría cesan de oírse. El contrato social consiste en la búsqueda del bien común y de los derechos que han de atribuirse a las personas equitativamente.

Establece al soberano como un ser “supremo”, a quien las convenciones reglamentarias no aplican; a su vez, una persona a quien el contrato social no le aplica, es decir, el pueblo ha de obedecer al soberano, pero este ha de tomar las decisiones a base de su propio criterio. En el contrato social, el ser humano pierde su libertad natural para adquirir su libertad civil. El hombre, a pesar de que busca una libertad civil de apropiación, al atribuirle el poder a un soberano, limita el poder sobre su propiedad particular; ya que, básicamente, se esclaviza nuevamente del soberano. Para adquirir algo, tiene que sacrificar algo de igual o mayor valor. El poder del soberano no se puede dividir, es absoluto. Las limitaciones, que se presentan sutilmente, aquellas que tiene el soberano sobre sus súbditos. El soberano, siendo humano, no tiene derecho a quitar una vida, por más poder que este tenga.

Karl Marx[editar]

Karl Marx en 1875.

Fue un filosofo Alemán de origen judío, que sentó las bases para el pensamiento comunista. Marx cursó y se enfatizó en los campos de filosofía, historia, sociología y economía. Su compañero Friedrich Engels y él son conocidos como el padre del socialismo científico, del comunismo moderno y del marxismo. Sus obras más prominentes, son el Manifiesto del Partido Comunista y el Capital.

El Trabajo Asalariado y Capital[editar]

En El capital, Marx hace referencia a la Economía Política, la cual crea divisiones sociales y notables entre clases, ya que, esta idea solo beneficia a los capitalistas, puesto que, los obreros sufren los estragos, abusos y carencias de la sociedad. Básicamente, cargan con el peso social. Cuestiona las variaciones en los precios por el trabajo y la mercancía, carente de un promedio o una ley determinada para establecer los valores monetarios que se deberían atribuir a la mercancía y al trabajo. Argumenta que no todo trabajo para la creación de una mercancía le añade valor a esta. Cuestiona que los percances y agonías sociales las sufren los obreros y cuestiona si existe un nuevo orden social realizable que pueda satisfacer a todos por igual, un cierto sentido comunista (la teoría no la ejecución).

Establece que existe una lucha entre clases sociales, capitalista versus clase obrera. Para Marx, el salario es la cantidad monetaria de paga a un obrero, por un servicio o un tiempo laborado. En general dice que, el tiempo laborado por un obrero es como una mercancía para el capitalista, puesto que, su precio no es más ni menos que en este caso dos libras de azúcar.

El trabajo es un intercambio entre el obrero y el capitalista, este le ofrece un determinado tiempo de trabajo, mientras que a cambio recibe una cantidad predispuesta de dinero. Establece a su vez que, al intercambiarse una mercancía por una cantidad monetaria, esta cantidad monetaria se entiende que es su precio. Por lo tanto, el salario no es nada más ni nada menos que, el precio que se le adjudica a la fuerza de trabajo del obrero, siendo este visto como una mercancía. Al crearse una mercancía, tal y como el usa el ejemplo del lienzo. El obrero recibe su salario previo al desarrollo de la mercancía, por lo cual, su salario no sale explícitamente de la venta de este artículo; sin embargo, sale de lo que probablemente sea un fondo de dinero que el capitalista tiene acumulado para dichas actividades. Por lo tanto, la ganancia de la venta recae como ganancia para el capitalista, el cual generalmente vende esta pieza por encima del costo de producción.

En general, establece a la imposición de la maquinaria como método de aumentar la producción de mercancía, a su vez, aumentar la oferta para saciar la demanda, a menor valor; sin embargo, sustituyendo la necesidad de la clase obrera en el desarrollo de mercancía. Al auge del capital tiene un efecto dómino sobre la clase obrera, se puede proporcionar tanto positivamente como negativamente. El capital no es solamente la cantidad monetaria que posee un individuo, no se limita a eso, también incluye los instrumentos y materiales requeridos para producir mercancía y nuevos artículos para la venta. El sentido de competencia, altamente ligado a la relación existente entre demanda y oferta, define el precio de adquisición de cada artículo respectivamente. El salario como pago por un servicio brindado por el obrero, a su vez, determinado por las horas laborales y el costo de producción de un determinado artículo. Marx sentó las bases para el sistema denominado: socialismo. <---revisar referencias--->

Thomas Hobbes[editar]

Sociólogo nacido en Inglaterra, para el 1588. Su énfasis primordial fue en la filosofía política. Leviatán, libro del cual se hablara posteriormente, fue publicado en 1651. Sentó la base para la filosofía política de occidente, desde una perspectiva de una teoría social, sobre un contrato social; de igual forma, este tema: el contrato social, es un tema abarcado posteriormente por un sin número de sociólogos. Sus ideales se basan en absolutismo y soberanía totalitaria, pero, este pensamiento sentó bases para la ideología liberalista que emerge posteriormente. Abarca otros temas como: los derechos del individuo, la igualdad natural del ser humano, el orden político, entre otros.

Leaviatán[editar]

En su obra, Leviatán, Thomas Hobbes abarca el tema de la República y la Soberanía. Establece el concepto de República y Soberanía, de manera tal, que existe un soberano con poder absoluto e indisputable. El estado humano de igualdad, como causante de guerras entre individuos, no solo físicas, sino psicológicas.

De igual forma, entiende que el ser humano utiliza el concepto de República, como un catalizador de control y dominio: Un estatuto formal de control sobre el pueblo a través de reglamentos y regulaciones que influyen miedo y temor hacia este. Pueblo que le teme a su gobierno, no lo desafía.

A su vez la república, como un pacto irrevocable entre un conjunto de personas, implica una lealtad perenne entre cada individuo que la compone. De aquí nace el contrato social, un pacto de irrevocable lealtad con el soberano, siendo este una imagen creada para representar el conjunto.

Los términos de igualdad, justicia, modestia, misericordia, entre otros, son términos relativamente arcaicos, pues ya no describen a la verdadera naturaleza humana, pues busca el orgullo, la venganza, la parcialidad, el dinero, entre otros. La naturaleza humana se basa en despojar a otros para el beneficio de una minoría, en este caso para uno mismo. El ser humano pretende reducir el poder de muchos y atribuírselo solo a uno. ¿Por qué? Al limitar el libre albedrío de cada individuo, se adquiere poder y control. Para poder tomar decisiones “sabias”, proteger a su pueblo de los distintos daños que pueda sufrir y tratar de implantar la paz en este. Una república consiste de diversos pactos entre un sin número de personas, quienes harán uso de todos sus recursos para beneficio individual y del conjunto. Al existir la república, existe la soberanía; poder absoluto.

La institución de una república determina todas las normas que ha de seguir todo aquel que conformara parte de esta. La institución de una república requiere una lealtad irrevocable entre sus súbditos y su líder. El soberano no puede quebrantar un pacto hecho con sus súbditos, ni estos con el soberano. Cualquier otro pacto previo queda totalmente anulado.

Max Weber[editar]

Max Weber en 1894.

Natal de Alemania y nacido en 1864, fue un filósofo, economista, jurista, historiador, politólogo y sociólogo alemán, de mucho reconocimiento por sus obras literarias. Se le denomina como uno de los fundadores del estudio de la sociología y la administración pública. Sus temas más importantes recaen en la sociología de la religión y el gobierno. Su definición del Estado fundamenta los estudios de la Ciencias Políticas, de igual forma, su contribución literaria al desarrollo de sistemas económicos, como lo es el capitalismo, ha permeado en la sociedad contemporánea.

El Espíritu Capitalista[editar]

En esta obra, él entiende que no se puede delimitar ni definir un concepto sin una amplia investigación de las distintas posiciones y perspectivas de este. Se basa en una realidad histórica, que ha transcendido en la sociedad.

En las siguientes citas, expone explícitamente, lo que consiste al capitalismo:

“Considera que el tiempo es dinero. Aquel a quien le está dado ganar diez chelines por día con su trabajo y se dedica a pasear la mitad del tiempo, o a estar ocioso en su morada, aun que destine tan solo seis peniques para sus esparcimientos, no debe calcular sólo esto, sino que, realmente, son cinco chelines más los que ha gastado, o mejor, ha derrochado” (página 27).

“Considera que el crédito es dinero. Si la persona a quien le un dinero deja que éste siga en mi poder, permite, además, que yo disfrute de su interés y de todo cuanto me sea posible ganar con él en tanto transcurre el tiempo. De tal manera se puede acumular una cantidad considerable si se tiene buen crédito y capacidad para emplearlo bien” (página 27).

“Considera que el dinero es fecundo y provechoso. El dinero puede engendrar dinero, los sucesores pueden engendrar aún más y así unos a otros. Si cinco chelines son bien colocados, se convertirán en seis, éstos, a su vez, en siete que, asimismo, podrán devenir en tres peniques, y llegar en sumas sucesivas hasta constituir un todo de cien libras esterlinas. A cuanto más dinero invertido, tanto más es el producto. Así, pues, el beneficio se multiplica con rapidez y en forma constante. Aquel que mata una cerda, reduce a la nada toda su descendencia hasta el número mil. Aquel que derrocha una moneda de cinco chelines, destruye todo cuanto habría podido originarse con ella: montículos compactos de libras esterlinas” (página 27).

“Considera que, conforme al refrán, un buen pagador es amo de la bolsa de quien sea. Al que se le conoce como puntual pagador en el plazo convenido, es merecedor en todo momento, del crédito otorgado por aquellos amigos a quienes no les hace falta” (página 27).

“En ocasiones, eso es de gran provecho. Indistintamente de la prontitud y la sensatez, lo que más contribuye al progreso de un joven es la puntualidad y la rectitud en todas sus empresas. Así, pues, nunca debes retener el dinero recibido por una hora más de la convenida, a fin de que la bolsa de tu amigo no quede cerrada para ti en la vida” (página 27).

“Las acciones de menor importancia que pueden pesar en el crédito de una persona deben ser consideradas por ésta. El golpeteo de un martillo sobre el yunque, así sea a las cinco de la mañana o a las ocho de la noche dejará satisfecho, para seis meses, al acreedor que lo oiga; sin embargo, si te viera jugar al billar o reconociera tu voz en la taberna, siendo que en esa hora deberías estar trabajando, no dejará de recordarte tu adeudo a la mañana siguiente, exigiéndote el pago aun antes de que hayas podido reunir el dinero” (página 27).

“También, debes manifestar en toda ocasión que no olvidas tu deuda, procurando mostrarte siempre como un varón diligente y honorable. De este modo se consolidará tu crédito” (página 27).

“Cuídate bien de considerar como propio todo aquello que posees y de vivir conforme a esa idea. La mayoría de las personas que gozan de un crédito, con frecuencia se forjan esa ilusión. Para no caer en tal peligro, anota, minuciosamente, tus gastos e ingresos. Si pones atención en esos pormenores, advertirás que los más insignificantes gastos se van convirtiendo en grandes sumas, y te convencerás de cuánto pudiste ahorrar y de lo que aún estás a tiempo de hacerlo en lo sucesivo” (páginas 27-28).

“De ser una persona de prestigiada prudencia y honradez, con seis libras llegarás al goce de cien. El que derrocha diaria mente tan solo un céntimo, es igual a derrochar seis libras en un año, lo cual viene a ser el uso de cien. Quien desperdicia una fracción de su tiempo equivalente a un céntimo (así represente, únicamente dos minutos) malogra día a día la prerrogativa de beneficiarse con cien libras al año. Aquel que en vano desaprovecha el tiempo que representa un valor de cinco chelines, se des prende de cinco chelines, lo cual viene a significar lo mismo que si los hubiera tirado al mar. Quien haya perdido cinco chelines, es como si hubiera perdido todo cuanto pudo haber ganado con ellos si los hubiese invertido en la industria, por lo cual, cuando el joven llegue a una edad avanzada mucho habrá de lamentar la falta de tan enorme cantidad” (página 28).

Esto previamente mencionado y citado del texto, fundamenta el sentido capitalista, fundamentos por los cuales el empresario se rige para desarrollar su propio capital económico. De igual manera, expone que la cultura americana, ha crecido y sentando raíces en el capitalismo, como la propia religión de ellos. Entiende que el capitalismo pasa de ser algo cuyo único fin es el monetario, a implicar aspectos morales, propios de cada individuo.

El objetivo del capitalismo es ganar, ganar y ganar. La idea de lo moral en el capitalismo se ha convertido en algo utilitario, ya que, se usa la moral para incrementar el crédito y el dinero propio. Básicamente, deja de ser una característica positiva de cada individuo, a una pieza o herramienta para el desarrollo monetario. El americano, utiliza esta moral de forma tal, que se convierte en una hipocresía cíclica. Me explico, utilizan la moral, como método de persuasión y de adquisición de bienes, para adelantarse en términos económicos, que a su vez, crea una falsa imagen de las verdaderas intenciones de los grandes empresarios. Entiende que, el querer poseer mas y más, no es una tendencia nueva y pasajera, sino que ha permeado en las sociedades antiguas, actuales y permeara en las futuras. Comprende que todo al fin y al cabo, se hace por un tipo de lucro. Ya sea económico, de bienes, de servicios o simple paz mental. De igual forma, entiende que el espíritu capitalista se ha propagado como una epidemia, que aun más y más se sigue incrustando en los pensamientos y perspectivas de las personas.

División en grupos[editar]

Ejemplo de la clasificación de las ideologías políticas.

La lista siguiente intenta dividir las ideologías encontradas en la vida política práctica, cada grupo está compuesto de ideologías relacionadas entre sí. Los encabezados se refieren a los nombres de las ideologías mejor conocidas en cada grupo. Los nombres de los encabezados no necesariamente implican algún orden jerárquico o que una ideología se desarrolló de otra. Meramente denotan el hecho que las relaciones prácticas, históricas e ideológicas. Note que una ideología puede pertenecer a varios grupos, y que a veces las ideologías relacionadas pueden coincidir. También tenga en cuenta que el significado de una etiqueta política puede diferir entre países y que los partidos a menudo se adhieren a una combinación de ideologías.

La lista es alfabética. Poner una ideología antes de otra no implica que la primera es más importante o popular que la segunda.

Ideologías relacionadas con el anarquismo[editar]

Ideologías relacionadas con el conservadurismo[editar]

Ideologías relacionadas con el ecologismo[editar]

Ideologías relacionadas con el feminismo[editar]

Ideologías relacionadas con el liberalismo[editar]

Ideologías relacionadas con el nacionalismo[editar]

Ideologías relacionadas con la religión[editar]

Ideologías relacionadas con el socialismo[editar]

Referencias[editar]

  1. Tucker, Benjamin. Labor and Its Pay, from Individual Liberty: Selections from the Writings of Benjamin T. Tucker
  2. The Anarchist Reader
  3. A Mutualist FAQ: A.4. Are Mutualists Socialists?

Bibliografía[editar]

  • Hobbes, T. (1980). Leviatán o la materia: forma y poder de una república, eclesiástica y civil. México: Fondo de Cultura Económica.
  • Rousseau, J. (1998). El contrato social, o, principios de derecho político (11. ed.). México: Porrúa.
  • Coppa, F. J. (2006). Encyclopedia of modern dictators: from Napoleon to the present. New York: Peter Lang.
  • Eatwell, R., & Wright, A. (1993). Contemporary political ideologies . Boulder: Westview Press.
  • Roiz, J. (2008, Summer). Editorial: Teoría Política de la Sociedad Vigilante. Foro Interno, 10, 7-10.
  • Curl, W. (2008, Mar. - Apr.). Anarchy Again . Universitie of New York Press , 81, 39-41.