Dinero negro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina dinero negro o dinero B a aquellas cantidades de dinero que no han sido declaradas a Hacienda.

El dinero negro puede dividirse en dos clases:

  • Dinero negro propiamente dicho: Es aquel que procede de actividades ilegales (tráfico de drogas, prostitución, contrabando, robos al fisco, cupos de extorsionadores, etc.) y no es declarado directamente a Hacienda porque supondría una confesión sobre dichas actividades.
  • Dinero negro en sentido amplio (también llamado en ocasiones dinero sucio): Es aquel que no ha sido declarado Hacienda por el motivo que sea. En muchas ocasiones el motivo es simplemente la evasión de impuestos.

Como producto de la evasión de impuestos, el dinero negro puede suponer un problema para su propietario, puesto que es un indicio claro de un posible delito fiscal, y debe tratar de ocultar a Hacienda su existencia (evitando, por ejemplo, las entidades bancarias y gastándolo en bienes que no dejen rastro fiscal).

Como producto de actividades ilegales, el dinero negro puede ser un indicio de dichas actividades (la persona tiene una riqueza que no puede explicar). En estos casos, al procedimiento mediante el cual el dinero negro se hace pasar por dinero obtenido legalmente se le denomina blanqueo de capitales, y su objetivo es hacer que ese dinero tribute y figure oficialmente como procedente de una actividad lícita.

El término dinero negro[1] desaparecerá en la próxima edición (2014, 23.ª ed.) del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE). En su edición del 2001 (22.ª ed.) se define aún como «1. m. El obtenido ilegalmente. / 2. m. El que no se declara a la Hacienda pública». En la edición ya avanzada del 2014, no existe la subentrada dinero negro y se añade por primera vez el término dinero sucio,[2] definido con la antigua segunda acepción de dinero negro: «1. m. dinero que no se declara a la Hacienda pública».

Referencias[editar]

Véase también[editar]