Delta fluvial invertido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un delta de río invertido es una categoría especial de delta en el que el extremo estrecho del delta surge a orillas del mar y la parte más ancha se encuentra más al interior, por lo que, con respecto al resto de deltas, los lugares de ambos extremos se invierten.

Explicación[editar]

En un típico delta de río, el final estrecho del delta está localizado en el punto donde el río entra en un delta, a partir del cual surge una amplia zona con forma de abanico, formada por la sedimentación, que se extiende hacia el exterior en el cuerpo de agua en el río que desemboca. En algunos raros casos, el delta se forma en la salida del río de un valle ancho y plano, pero aún dentro de él. Los sedimentos se van acumulando en esta zona, mientras que el agua sale al mar a través de una bahía, por lo que el vértice del delta se encuentra de forma invertida a la que lo hace generalmente.

Los deltas invertidos normalmente no duran mucho en términos geológicos, ya que tienden a llenar el depósito de sedimentos con bastante rapidez y, eventualmente, convertirse en deltas normales. Sin embargo, es justo recordar que los deltas internos que desembocan en un océano a través de un estuario son deltas invertidos que se han "fosilizado", al quedar aislados tierra adentro por no llegar la acción directa de las mareas que impedirían el depósito de los sedimentos deltaicos durante el reflujo de las mismas. Es el caso del delta del Paraná, localizado justo antes del estuario del Río de la Plata. También el Guadalquivir (en Las Marismas, antes del estuario); el río Magdalena presenta el delta invertido en la depresión momposina, y muchos otros ríos presentan esta dualidad de delta interno (invertido) y estuario al contacto con el océano motivado por la misma razón, es decir, la acción de las mareas en la limpieza y ampliación del estuario y la formación de un delta interior en el punto donde esas mareas ya no ejercen prácticamente ninguna influencia.

Ejemplos[editar]

Delta de los ríos Sacramento y San Joaquín[editar]

Un ejemplo clásico de delta invertido es el Delta de los ríos Sacramento y San Joaquín en California, Estados Unidos. El agua de los ríos que drenan la totalidad del Valle Central de California a través de la salida del Estrecho de Carquinez, una pequeña laguna que se encuentra en el punto donde dicho valle se abre a través de la Cadena costera del Pacífico.

El Río Tajo[editar]

Otro ejemplo es el delta del río Tajo en Portugal, aunque, debido a la sedimentación de este delta es ahora sólo muy parcialmente invertida, con el valle ya casi lleno de sedimentos. Posee todavía unos 15 km de ancho y 25 kilómetros de largo, en comparación con los 2 kilómetros de ancho de salida al mar, y forma una gran laguna con grandes bancos de arena que quedan al descubierto durante las mareas bajas. Poseía una tamaño mucho mayor hace miles de años.

Imágenes de satélite[editar]

  • Delta del río Tajo antes de desembocar en el Estuario de dicho río [1]. Es un delta interno muy intervenido y canalizado para desarrollar las actividades agrícolas. Una imagen con más detalle puede verse en [2]. Fuente Wikimapia ([3])
  • Delta invertido de los ríos Sacramento y San Joaquín [4]. Fuente: Wikimapia
  • Desembocadura del río Congo [5]. Fuente Wikimapia