Cuentas anales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una mujer usando cuentas anales.

Las cuentas anales o bolas anales son un juguete sexual que consiste en numerosas esferas o pelotitas unidas a una cuerda o soporte rígido o semi-rígido que las atraviesa. Son usadas para insertar en el recto a través del ano con la ayuda de un lubricante. El placer deriva de varios factores entre los que se incluye la velocidad a la que se introducen y sacan las bolitas, el calibre de estas, que puede ser variable incluso en un mismo juguete y la profundidad a la que llegan. A menudo se sacan rápida y bruscamente para aumentar la sensación placentera durante el orgasmo. Los que las usan disfrutan cuando las cuentas pasan por el angosto músculo esfínter externo del ano. Se pueden comparar a las bolas chinas, las cuales se meten en la vagina de la misma manera y para propósitos similares.

Materiales y sus riesgos[editar]

Desde la aparición de los productos sexuales se han utilizado diversos materiales para su elaboración. Antiguamente se tallaban en madera y piedra, actualmente se fabrican con plásticos suaves y duros.

Hoy en día los materiales más comunes con los que se hacen estos artículos son: Bisfenol, PVC, Ftalato, ABS, Silicón 100% puro, Cyberskin, RealFlesh, Plastisol, Acero Inoxidable, Cromados, Madera, Piedra, Vidrio.

Existe la equivocada idea de que algunos juguetes sexuales están echos en látex ya que así los promocionan muchas de las compañías que venden dichos productos. El látex es un material que se aplica por capas para permitir un secado homogéneo y que únicamente en grosores muy delgados (no mas de 1 mm) se percibe como un material suave, sin embargo, si este material fuera utilizado para crear productos de diámetros mayores a 1 cm, el producto sería tan duro como una vara de madera, además de que su tiempo de secado podría llegar a durar meses, volviéndolo impráctico para su comercialización.

El material más utilizado por los fabricantes de juguetes sexuales es el PVC[1] mezclado con Ftalato,[2] (a dicha mezcla se le conoce como Plastisol) ya que es lo más barato del mercado y fácil de conseguir, así como también el ABS. Pero como todo lo barato tiene su trampa escondida, ya que estas sustancias están clasificadas como tóxicas, carcinógenas y mutágenas por la Unión Europea.

Los materiales menos comunes son el Silicón 100% puro, CyberSkin y RealFlesh, ya que estas sustancias son aptas para el contacto con mucosas humanas y por ende más caras.

Estudios realizados por organizaciones como GreenPeace,[3] BadVibes.org y Sexo-Verde.org, así como estudios realizados por entidades de gobierno de países tales como Dinamarca,[4] la Unión Europea[5] y Estados Unidos de Norteamérica y muchos otros más, advierten de los peligros y daños a la salud que sustancias como el Ftalato, el policloruro de vinilo (PVC) y el Bisfenol A, pueden causarle a la salud del ser humano.

Antes de comprar un juguete sexual, usted debe verificar si el producto que está adquiriendo contiene información amplia sobre las sustancias que el producto contiene. No se limite únicamente a que el producto diga "Ftalato Free" o "Libre de Ftalato", lo importante no es lo que no contiene, si no saber que es lo que sí contiene.

Verifique que el producto tenga datos de contacto completos del fabricante o importador ya que la mayoría de los fabricantes omiten esta información a sabiendas de que sus productos son tóxicos, y para evitar ser responsables por algún daño a la salud, simplemente no ponen sus datos de contacto.

Diseño[editar]

Las cuentas anales están disponibles en una amplia variedad de tamaños, con las bolas individuales de sólo 25 mm de diámetro hasta 125 mm de diámetro y más allá. La mayoría de los usuarios disfrutan de perlas con un diámetro de alrededor de 45 mm o menos, pero algunos se vuelven más aventureros con la experiencia, y tratan con tamaños más grandes para incrementar el placer. Las bolas anales son comúnmente de silicona, plástico, goma, latex, cristal o metal y terminan en una anilla o mango. Uno de los objetivos de este anillo es evitar que el juguete sexual quede completamente alojado en el recto, así como facilitar su eliminación. Las perlas pueden estar unidas de manera flexible, en cuyo caso se deben insertar individualmente, o mediante un semi-eje rígido delgado, en cuyo caso pueden ser empujadas en el ano de una vez, cada cual variaciones de la técnica sexual de "sacar las bolitas ". Este último diseño tiene ventajas para la masturbación.

Las numerosas terminaciones nerviosas del esfínter para permitir sensaciones de excitación, tanto durante la inserción como la extracción, y bolas más grandes pueden crear sensaciones de presión en el interior del recto.

Existen modelos inflables que varían el grosor de las bolas a voluntad con la ayuda de una perilla y algunas otras se han mejorado con la tecnología de vibración para niveles avanzados de placer.

Referencias[editar]

  1. PVC (Policloruro de vinilo) - Sustancia Carcinógena, AUTOR: ATSDR (Agency for Toxic Substances and Disease Registry) Hoja informativa que contesta las preguntas más frecuentes acerca de los efectos del cloruro de vinilo sobre la salud
  2. Agency for Toxic Substances and Disease Registry, AUTOR: Este Resumen de Salud Pública es el capítulo sumario de la Reseña Toxicológica para el di(2-etilhexil ftalato). El mismo forma parte de una serie de Resúmenes de Reseñas Toxicológicas relacionados a sustancias peligrosas y sus efectos sobre la salud
  3. GreenPeace - Adventencia de Sustancias Tóxicas en juguetes sexuales, AUTOR: GreenPeace México (Boletín 0672) Los ftalatos son el grupo de sustancias químicas más extendido y utilizado como flexibilizante del PVC. Greenpeace ha encontrado en una gran cantidad de ftalatos en sangre materna y cordón umbilical, entre ellos el DEHP (DOP)
  4. Ministerio de Dinamarca - Análisis de Sustancias Tóxicas en juguetes sexuales, AUTOR: Ministerio de Dinamarca (Survey of Chemical Substances in Consumer Products, No. 76 2006) Informe de sustancias tóxicas en juguetes sexuales
  5. PREGLAMENTO (CE) - Clasificación de Ftalatos como Sustancia Carcinógena, AUTOR: PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO (Diario Oficial de la Unión Europea) Clasificación de los ftalatos como sustancias carcinógenas y mutágenas

Anal Beads (en inglés)