Constitución del 3 de mayo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Constitución 3 de mayo, por Matejko (1891). Rey Stanisław August (left, ingresando a la Catedral de San Juan, Varsovia, donde la Sejm diputados aprobaría la nueva Constitución; debajo, Castillo real de Varsovia, donde la Constitución fue adoptada.

La Constitución de 3 de mayo de 1791 (en polaco: 'Konstytucja Trzeciego Maja'; bieloruso: Канстытуцыя трэцяга мая; lituano: Gegužės trečiosios konstitucija) es reconocida como la primera Constitución en Europa. A nivel mundial es la segunda después de la de los Estados Unidos de Norte América.[1] [2] [3] El 3 de mayo de 1791 fue aprobada por la Confederación polaco-lituana como "Ley de gobierno" (polaco: Ustawa Rządowa).

Reseña histórica[editar]

La Constitución del 3 de mayo fue diseñada para corregir defectos políticos de larga duración de la Confederación polaco-lituana y su sistema tradicional de "Libertad de Oro". La Constitución introdujo la igualdad política entre la población llana y la nobleza (szlachta). Coloca a los campesinos bajo la protección del gobierno,[4] con el fin de mitigar los peores abusos de la condición de siervo. La Constitución abolió las instituciones parlamentarias perniciosas como el liberum veto, que en un momento había puesto al consejo polaco (Sejm), a merced de que cualquier diputado pueda ser sobornado por una potencia extranjera o intereses internos del país con el fin de deshacer legislaciones. La Constitución trató de suplantar la anarquía existente fomentada por algunos de los magnates del país, por una visión más democrática de monarquía constitucional.[5] El documento se tradujo posteriormente al lituano.[6]

Manuscrito original de la Constitución del 3 de mayo.

La aprobación de la Constitución de 3 de mayo provocó la hostilidad de los países vecinos al punto de generar una guerra, conocida como la Guerra en defensa de la Constitución. La Mancomunidad polaco-lituana primero fue traicionada por su aliado Prusia bajo el reinado de Federico Guillermo II de Prusia. Luego la Mancomunidad polaco-lituana es invadida y derrotada por la Rusia Imperial de Catalina la Grande que contó con el accionar interno de los magnates polacos que se oponían a las reformas. El temor de estos últimos se debía a que las reformas constitucionales tendían a debilitar la influencia que ejercían sobre el pueblo polaco. A pesar de ser derrotada la Mancomunidad, la Constitución del 3 de mayo influyó más tarde en otros movimientos democráticos europeos.

Siguió siendo, después de la desaparición de la República de Polonia en 1795 y durante los siguientes 123 años de particiones polacas, un faro en la lucha para restaurar la soberanía polaca. En palabras de dos de sus co-autores, Ignacy Potocki y Hugo Kołłątaj, era "la última voluntad y testamento de la Patria".

Ver además[editar]

Referencias[editar]

  1. John Markoff describes the advent of modern codified national constitutions as one of the milestones of democracy, and states that "The first European country to follow the U.S. example was Poland in 1791." John Markoff, Waves of Democracy, 1996, ISBN 0-8039-9019-7, p.121.
  2. Madison, James (Nov de 1987). The Federalist Papers. Penguin Classics. 
  3. Blaustein, Albert (Jan de 1993). Constitutions of the World. Fred B. Rothman & Company. 
  4. Article IV (The peasants): "we accept under the protection of the law and of the national government the agricultural folk […] who constitute the most numerous populace in the nation and hence the greatest strength of the country [...]."
  5. George Sanford, Democratic Government in Poland: Constitutional Politics Since 1989, Palgrave, 2002, ISBN 0-333-77475-2, Google print p.11
  6. Lietuvos TSR istorija. T. 1: Nuo seniausių laikų iki 1917 metų. - 2 leid. Vilnius, 1986, p. 222. Transcript of original translation can be found on Senieji lietuviški raštai (Old Lithuanian texts), Lituanistica, Istorija.net