Condecoraciones Pontificias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las condecoraciones pontificias (o papales) son órdenes ecuestres y otras distinciones honoríficas que el Soberano Pontífice confiere a personas de vida intachable que han promovido de alguna forma los intereses de la sociedad, de la Iglesia Católica y de la Santa Sede.

Las condecoraciones que discierne la Santa Sede, ordenadas de acuerdo a su importancia y dignidad son:[1]

Órdenes ecuestres[editar]

Cruces[editar]

Otras[editar]

El Papa confiere igualmente distinciones honoríficas exclusivas para clérigos:

  • Prelado de Honor de Su Santidad
  • Capellán de Su Santidad

Títulos Nobiliarios[editar]

Hasta el Papa Pablo VI, los Sumos Pontífices otorgaban también títulos de nobleza a hombres o mujeres extraordinariamente destacados en el servicio a la Iglesia, a la fe católica o al papa y eran concedidos por el Papa en su calidad de soberano temporal. Los títulos pontificios podían ser personales (vitalicios) o hereditarios en línea recta y masculina, por regir la Ley Sálica. Sin embargo, la Santa Sede, a diferencia de otras monarquías, se reservaba siempre el derecho de examinar la conveniencia, dignidad y méritos de los posibles herederos no bastando únicamente los derechos genealógicos.

Algunos títulos pontificios concedidos en España son:Conde de Vidal, Marqués de Balanzó, Marqués de Camps, Marqués de Casaquijano, Marqués de Julià, Marqués de Ferré-Vidal, Marqués de Gadea-Orozco, Condesa de Pardo Bazán, Conde de Sicart y Conde de Vilardaga.[2] [3]

Los últimos sumos pontífices, Juan Pablo II y Benedicto XVI retomaron discretamente la concesión de este tipo de dignidades [cita requerida].

Referencias[editar]

  1. Anuario Pontificio (2012). Librería Editrice Vaticana.
  2. [1] Recepción en el Palacio Real de Barcelona del Rey Alfonso III
  3. [2] Títulos Pontificios concedidos a españoles