Cinocéfalo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Cristóbal cinocéfalo.

Cynocephalus (del griego: κῠνοκέφᾰλοι) literalmente significa "cabeza de perro". Se aplica a varios personajes mitológicos basados en seres reales, como Papio cynocephalus, babuino sagrado de Egipto con la cara de perro.

En la Iglesia ortodoxa oriental, algunos iconos insinúan representaciones de San Cristóbal con cabeza de perro. Los antecedentes de este santo datan del reinado del emperador Diocleciano y sus campañas en Marmárica (al oeste de Egipto, la Libia moderna, quizás la misma que ahora habita la tribu bereber marmarita de Cirenaica): de acuerdo a los hagiógrafos, un coloso con cabeza de perro, dos aparentes características de los marmaritas, fue capturado en combate por los romanos y obligado a enrolarse en las legiones, para luego ser trasladado con su unidad a Antioquía, Siria, en donde el obispo Pedro lo bautizó y donde sufrió martirio en el 308 d.C. La unidad de soldados que apresó al fenómeno y al que éste se incorporó recibió el nombre de Numerus Marmaritarum o "Unidad de los marmaritas". Varios siglos después, el poeta y obispo alemán Walter de Speyer retrató a San Cristóbal como un gigante cinocéfalo en la tierra de los cananeos (los "canes" de Canáan en el Nuevo Testamento), devoradores de carne humana y que ladraban.[1] De Speyer afirma que Cristóbal conoció al Niño Jesús, renegó y se arrepintió de su anterior comportamiento y aceptó el bautismo. Fue recompensado con apariencia completamente humana, tras lo cual dedicó su vida al servicio religioso y se convirtió en uno de los Athleta Christi (Campeón de Cristo), militares santos o mártires cristianos

Referencias[editar]

  1. Paul the Deacon, Historia gentis Langobardorum, ed. L. Bethmann and G. Waitz

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]