Ciclón (fenómeno natural)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Ciclón»)
Saltar a: navegación, búsqueda
El ciclón tropical Igor de 2010.
Un sistema de baja presión saliendo de la costa sureste de Islandia.
Un mesociclón sobre Enschede, Holanda.

En meteorología, ciclón usualmente suele aludir a vientos intensos acompañados de tormenta, aunque también designa a las áreas del planeta en las cuales la presión atmosférica es baja. En esta segunda acepción el significado de ciclón es equivalente al de borrasca, y es el fenómeno opuesto al anticiclón.

Los ciclones y anticiclones tienen una importancia fundamental en la generación de los vientos o corrientes atmosféricas. En efecto, un área de bajas presiones genera vientos al atraer las masas de aire atmosférico desde las zonas de altas presiones o anticiclónicas.

Etimología[editar]

La palabra “ciclón” fue usada por primera vez por Henry Piddington alrededor del año 1840. Tiene su etimología en el griego κυκλών /kyklón/, κυκλώνας /kyklónas/, ‘círculo en movimiento’.

Ciclogénesis[editar]

El desarrollo de la circulación ciclónica en la atmósfera, es decir la formación de un sistema de baja presión, se denomina ciclogénesis. Se trata de un término que incluye varios procesos similares que dan lugar al desarrollo de una cierta clase de ciclón. Puede ocurrir en cualquiera de las escalas que se manejan en meteorología (microescala, mesoescala y escala sinóptica), excepto en la escala planetaria.

Tipos[editar]

Ciclones tropicales[editar]

Los ciclones tropicales (también conocidos como tormentas tropicales, huracanes y tifones) son ciclones que se forman generalmente en océanos calientes (generalmente tropicales) y de ahí succionan la energía de la evaporación y la condensación. Son característicos por tener una fuerte área de baja presión en la superficie y una alta presión en los niveles altos de la atmósfera. Se originan por la formación de centros de baja presión atmosférica en el mar.

Son altamente destructivos, ya que producen fuertes lluvias con vientos de al menos 120 km/h, llegando sus ráfagas, en algunas ocasiones, a más de 300 km/h.

Ciclones extratropicales[editar]

El ciclón extratropical se forma a latitudes mayores a 30°. Se compone por dos o más masas de aire; por lo tanto, se asocia a uno o más frentes.

La familia de ciclones extratropicales es tan amplia que normalmente se intenta definir una subfamilia. Pero ésta es una tarea muy difícil debido a que, de hecho, cada ciclón es único e irrepetible. Un estudio muy amplio sobre ciclones muestra, sin embargo, que se pueden observar características comunes entre ellos, pudiéndose hacer una clasificación.

Uno de los criterios más utilizados para la clasificación es el mecanismo inicial involucrado en el desarrollo del ciclón.

Ciclones subtropicales[editar]

Un ciclón subtropical es un sistema meteorológico que tiene algunas características de un ciclón tropical y algunas de un ciclón extratropical. Suelen formarse en latitudes cercanas al ecuador.

Ciclones polares[editar]

Los ciclones polares son similares en comparación y tamaño a los ciclones tropicales, aunque generalmente tienen una vida más corta.

Los ciclones polares tienen típicamente varios cientos de kilómetros de diámetro y vientos fuertes (aunque generalmente no tienen la intensidad de un huracán). A diferencia de los típicos ciclones tropicales estos se desarrollan con una extrema rapidez, alcanzando su fuerza máxima en 24 horas.

Los ciclones árticos poseen extensas áreas de baja presión en la regiones polares que tienen una débil rotación ciclónica con una máxima explosión de 120 metros cúbicos.

Mesociclones[editar]

Un mesociclón es un vórtice de aire, aproximadamente de 2 a 10 km de diámetro (mesoescala en meteorología), dentro de un tipo de tormentas conocidas técnicamente como supercélulas debido a su autonomía. Cuando un mesociclón muere, si la nube precipita, ésta transmite su inercia de rotación en capas más bajas comprimiéndose en forma de nube embudo lo cual hace que se incremente la rotación formando un tornado.

Los mesociclones se forman cuando hay fuertes cambios en la velocidad o dirección del viento a diferentes niveles de presión atmosférica, lo cual se conoce como cizalladura del viento. La presencia de los mesociclones sólo se puede verificar con un Radar Doppler.

Véase también[editar]