Castillo de Karlštejn

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castillo de Karlštejn.

El Castillo de Karlštejn (en alemán: Burg Karlstein; en checo: Hrad Karlštejn) es un castillo gótico construido en 1348 por encargo de Carlos IV, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y rey de Bohemia.

La fortaleza, que albergaba los tesoros reales, está situada en la localidad de Karlstejn, a 30 km de Praga, en la República Checa, y en la actualidad es un destino turístico muy visitado en Chequia.

Historia[editar]

Vista aérea.

Se desconoce la autoría de la obra, aunque algunos estudiosos la atribuyen a Matías de Arrás, quien en cualquier caso moriría antes de la finalización de las obras. Se cree que la dirección de las mismas estuvo a cargo del noble local "Vitus de Bítov", ayudado en la parte técnica por autores desconocidos. Las obras se prolongaron 17 años, finalizando en 1365 con la consagración de la "Capilla de la Santa Cruz", ubicada bajo la torre principal.

En 1421, por motivo de las Guerras Husitas, los tesoros reales fueron trasladados temporalmente a Nüremberg, regresando tiempo después. En 1480 se realizaron reformas en estilo gótico tardío, y siete años después la torre principal sufrió un incendio. A finales del S. XVI se realizaron nuevas reformas, esta vez en estilo renacentista. En 1619, durante la Guerra de los Treinta Años los terosos reales fueron finalmente trasladados a Praga. Un año después, en 1620, el castillo pasó a manos de Fernando II de Habsburgo, y en 1648 fue conquistado por los suecos, siendo luego abandonado. Finalmente, entre 1887 y 1899, Josef Mocker lo restaura con estilo neogótico, ofreciendo su aspecto actual.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]