Carlos de Rokha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Carlos de Rokha, seudónimo de Carlos Díaz Anabalón (Santiago, 17 de octubre de 1920 - ibídem, 29 de septiembre de 1962), fue un poeta chileno. Fue el integrante más joven del Grupo La Mandrágora, fundado por los poetas Teófilo Cid, Enrique Gómez Correa y Braulio Arenas en 1938.

Biografía[editar]

Carlos de Rokha nació en la ciudad de Santiago de Chile, el 17 de octubre de 1920, con el nombre de Carlos Díaz Anabalón. Fue hijo de Pablo de Rokha y Winétt de Rokha, y miembro de una familia de reconocidos artistas en Chile, entre ellos sus propios padres, y sus hermanos Lukó, José, Pablo, y Laura, entre otros.

Seguidor de Arthur Rimbaud,[1] es catalogado dentro de la Generación Literaria de 1938, pese a la brecha etaria, temática y estilística.

A lo largo de su vida sufrió de esquizofrenia,[2] por lo que en más de una ocasión fue internado en el Hospital Siquiátrico.

En 1961 su obra Memorial y llaves fue galardonada con el Premio de los Juegos Municipales Gabriela Mistral de la Municipalidad de Santiago. En 1962 su obra Pavana del gallo y el arlequín logró el mismo galardón.

Carlos de Rokha falleció el 29 de septiembre de 1962, a la edad de 42 años, por una sobredosis de fármacos. La razón de muerte es debatida entre una ingesta accidental o un suicidio.[3]

Su muerte afecto profundamente a su padre, Pablo de Rokha, quien nunca pudo recuperarse de la muerte de su hijo. En Carta perdida a Carlos de Rokha[4] escribió: «el sello del genio de Winétt te persiguió, como una gran águila de fuego, desde la cuna a la tumba, pero no te influyó, porque no te influyó nadie, encima del mundo./Perdóname el haberte dado la vida».

Mahfúd Massís (esposo de Lukó de Rokha, hermana del poeta) se refirió a su muerte de la siguiente forma: «Carlos fue el ángel sediento, desinteresado, atormentado, que cumplía una sola función en el mundo, una sola función, y ninguna otra, una función principal, impuesta por el destino de su organización psíquica, y hasta física, pues todos sus rasgos acusaban al poeta sin redención posible. Era, así, el poeta irremediable, el poeta sin salvación, condenado desde la partida. Terrible, triste, envidiable destino». También Enrique Lihn le dedicó una elegía llamada Elegía a Carlos de Rokha, en su libro editado en 1963, La pieza oscura.

En 1964 se publicó su primera obra póstuma: Memorial y llaves. Luego, en 1967 se publicó su segunda obra póstuma, titulada Pavana del gallo y el arlequín.

En 2004, Patricia Tagle, sobrina de Carlos de Rokha, recibió $ 9.000.000 de parte del Fondo Nacional del Libro para la publicación de los poemas inéditos compilados en cerca de diez cuadernos que poseía el poeta.

Obras[editar]

La obra de Carlos de Rokha se encuentra recolectada en sólo cuatro publicaciones.

  • Cántico profético al Primer Mundo, 1944.
  • El orden visible, 1956.
  • Memorial y llaves, 1964.
  • Pavana del gallo y el arlequín, 1967 (segunda edición, 2002).

Enrique Lihn se refiere a la escasa difusión de la obra de Carlos con las siguientes palabras: «La poesía de Carlos de Rokha es de las que saldrían gananciosas si se historiara, verdaderamente, el total de nuestra literatura. Con caracteres propios e inconfundibles la obra de de Rokha registró todas las inquietudes expresivo-formales que han coadyuvado al desarrollo de una pequeña pero brillante tradición literaria».

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Según Carlos de Rokha (1920-1962), biografía del sitio web Memoria Chilena.
  2. Según El Clan, parte del artículo Pablo de Rokha, la fragilidad de un duro, de María Soledad De la Cerda.
  3. Según Sumido en el dolor, parte del artículo Pablo de Rokha, la fragilidad de un duro, de María Soledad De la Cerda.
  4. Pablo de Rokha. «Carta perdida a Carlos de Rokha». letras.s5.com. Consultado el 27 de diciembre de 2013.

Enlaces externos[editar]