Captura de Buques de la Confederación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Captura de Buques de la Confederación
Cuasi-Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana
Fecha 21 de agosto de 1836
Lugar Puertos de El Callao, Arica e Islay, Perù
Resultado Captura de tres buques de la Confederaciòn que están en El Callao.
Beligerantes
Flag of the Peru-Bolivian Confederation.svgConfederación Perú-Boliviana Flag of Chile.svg Chile
Comandantes
Flag of the Peru-Bolivian Confederation.svg Andrés de Santa Cruz Flag of Chile.svg Victorino Garrido
Fuerzas en combate
Flag of the Peru-Bolivian Confederation.svg Armada Confederada Perú-Boliviana
1 Goleta
2 Bergantines
1 Barca
Flag of Chile.svg Armada de Chile
1 Goleta
1 Bergantin
Bajas
1 Goleta Capturada
1 Bergantin Capturada
1 Barca Capturada
Ninguna
[editar datos en Wikidata ]

En la noche del 21 de agosto de 1836, sin previa declaración de guerra, marinos chilenos a bordo del bergantín "Aquiles", comandados por el Capitán de Fragata Pedro Angulo Novoa, tomaron control de la barca "Santa Cruz", el bergatín "Arequipeño" y la goleta "Peruviana". La Captura de Buques de la Confederación (si bien poco armados y siendo el "Santa Cruz" el único de los tres con tripulación que ofreció resistencia) provocó la ira del Protector Santa Cruz, quien ordenó el arresto inmediato del embajador chileno Ventura Lavalle por considerarlo cómplice del atentado, aunque fue liberado poco después en miras a un arreglo pacífico con Garrido.

Antecedentes[editar]

La expedición del General Ramón Freire Serrano había producido una situación tan tensa en las relaciones entre los países, que la guerra era inminente. La expedición del General Freire era una provocación indesmentible del Mariscal Andrés de Santa Cruz, que Chile no podía permitir. Pero, el desequilibrio de fuerzas era demasiado grande. Para ello el Ministro Diego Portales Palazuelos ideó un audaz plan para desbaratar las intenciones de la Confederación. Mientras enviaba a la fragata "Monteagudo" a someter al General Freire en Chiloé, simultáneamente ordenó el 13 de agosto de 1836, zarpar al bergantín "Aquiles" y a la goleta "Colo Colo" para apoderarse de los buques peruanos que se encontraban surtos en El Callao.

Entregó el mando de esta empresa al Coronel Victorino Garrido, en calidad de comisionado del Gobierno de Chile.

La Operación[editar]

El Comandante del "Aquiles" era el Capitán de Fragata Pedro Angulo Novoa, conocido por su pericia y valentía. La "Colo Colo"fue enviada a Arica e Islay para apoderarse de los buques y embarcaciones allí existentes. El "Aquiles" navegó directamente a El Callao, siendo retrasado por un temporal que lo desarboló, pudiendo recalar a ese puerto sólo el 21 de agosto de 1836. En El Callao, al amparo de los fuertes, permanecían al ancla las naves de la Confederación: la barca "Santa Cruz", los bergantines "Arequipeño" y "Fundador" y la goleta "Peruviana". A la medianoche de ese día, el Comandante Pedro Angulo al mando de cinco botes, se apoderó consecutivamente de la "Santa Cruz", "Arequipeña" y ""Peruviana".

El bergantín "Fundador" estaba desarbolado y sin su cubierta, por lo que no era una presa rentable.

Los buques capturados fueron llevados fuera de la bahía para amarinarlos, para su llevada a Chile.

La cólera del Mariscal Andrés de Santa Cruz lo llevó a detener al Encargado de Negocios de Chile, pero luego recapacitando sobre su inmunidad diplomática, lo dejó en libertad y le concedió un pasaporte para dejar el país. La firme actitud de Victorino Garrido llevó a la firma de un tratado en el que se establecía que Chile no capturaría ningún otro buque de la Confederación, se comprometía a retirarse de las costas peruanas en el plazo de diez días y podía mantener los buques apresados hasta que se llegase a una arreglo definitivo. Además, las partes se comprometían en no aumentar sus fuerzas navales durante el plazo de cuatro meses y el Encargado de Negocios podía volver a Lima.

El 2 de septiembre, la flotilla zarpó de El Callao rumbo a Valparaíso, donde recaló el 23 del mismo mes.

Las tripulaciones peruanas entran al servicio de la Armada Chilena[editar]

Al día siguiente de la captura cuando se destribuyó la marineria entre las naves capturadas los marinos chilenos se dieron con la sorpresa de que la gran mayoría de las tripulaciones peruanas preferían servir en la Armada Chilena antes que a Santa Cruz y la Confederación,[1] esto se explica en que la antigua Marina de Guerra del Perú había combatido a favor del bando restaurador durante la guerra entre los generales Andrés de Santa Cruz y Felipe Santiago Salaverry, finalizada esta contienda con el triunfo del primero de ellos los comandantes de los buques peruanos habían sido removidos de sus mandos quedando sus tripulaciones descontentas. Siguiendo este ejemplo en noviembre de ese mismo año, el buque más poderoso de los que quedaban a Santa Cruz, la corbeta Libertad, se sublevó en Guayaquil y tras deponer a sus oficiales se dirigió a Valparaíso para entregarse también a las autoridades chilenas haciendo el resto de la guerra como parte de la escuadra de ese país.[2]

En octubre de 1838 el gobierno chileno convino con el general Agustín Gamarra, jefe de los restauradores peruanos, la devolución, al gobierno peruano que él representaba ante Chile y los opositores a Santa Cruz, de los barcos apresados por Garrido. La goleta Peruviana ya había sido recapturada por los confederados pero la barca Santa Cruz y el bergatín Arequipeño pasaron a enarbolar la bandera peruana. Ante esta situación el gobierno protectoral dio un decreto en el cual consideraba ilegal dicha medida señalando también que en caso de ser capturados sus tripulaciones serían consideradas como rebeldes.[3] El Arequipeño fue apresado por el corsario francés Juan Blanchet en el puerto de Supe poco después mientras que la Santa Cruz combatió en Casma enarbolando su bandera peruana.[4]

Referencias[editar]

  1. Carlos López Urrutia, "Historia de la Marina de Chile", pág. 245
  2. Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, "Historia marítima del Perú", Volúmenes 1-6, pág. 528
  3. "Colección de leyes, decretos y ordenes publicadas en el Perú", Volumen 6 , pág. 179
  4. Carlos López Urrutia, "Historia de la Marina de Chile", pág. 404

Enlaces externos[editar]