Campephilus imperialis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Carpintero imperial
Kaiserspecht fg02.jpg
Estado de conservación
En peligro crítico (CR)
En peligro crítico (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Piciformes
Familia: Picidae
Género: Campephilus
Especie: C. imperialis
(Gould, 1832)

El picamaderos imperial[2] o carpintero imperial (Campephilus imperialis) es una especie de ave Piciforme de la familia de los pájaros carpinteros. Esta es considerada como una especie en peligro crítico por la IUCN[1] y habita esencialmente en los bosques templados y fríos de México, aunque originalmente también se la encontraba en el sur de Estados Unidos. Su pariente más cercano sería el picamadero picomarfil, el cual también se consideraba extinto, hasta su reciente redescubrimiento.

La altura de este carpintero imperial oscila entre los 51 y los 56 centímetros, aunque se hallaron ejemplares de hasta 60 centímetros. Esto lo convierte en el pájaro carpintero más grande del mundo. Los juveniles tienen colores opacos y pardos; ya en la edad adulta, su apariencia es bastante llamativa: machos y hembras portan un penacho en la cabeza, que en el macho era rojo y echado hacia atrás y en las hembras es blanco y hacia delante. El macho también tiene manchas rojas en el pecho, y vetas blancas en los costados. Ambos sexos tienen el torso y lomo negros y el pico blanco. Su cola tiene plumas rectas y cortas. Su alimentación estaba basada principalmente en gusanos y larvas, los cuales podía encontrar bajo la corteza de árboles o en los suelos durante todo el año.

Su extinción fue causada por la tala inmoderada de su hábitat natural, los bosques de pino. Otros factores que influyeron fueron su explotación como alimento y la cacería furtiva. Se estima que su población no excedía los 8 mil ejemplares y tan sólo 40 años de explotación forestal, este especie endémica de México desapareció

La anterior descripción recuerda la caracterización más popular que se hizo de esta llamativa especie: el “Pájaro Loco”, serie animada de la televisión norteamericana; popularidad que no obstante, no contribuyó a salvar este hermoso pájaro.

Estado de conservación[editar]

Está considerado por la UICN como en Peligro Crítico de Extinción, y dentro de esta categoría como posiblemente extinto.

La desaparición de esta especie de carpintero es un caso especialmente dramático, por cuanto dicho fenómeno se produjo muy avanzado el siglo XX, cuando ya existía una conciencia global sobre la negativa alteración del medio ambiente provocada por el hombre, por lo que se podría haber instado para crear zonas protegidas o santuarios en que hubiese podido subsistir. Sin embargo, se estima que bastaron no más de cuarenta años de tala indiscriminada de sus bosques y caza ilegal para extinguir al mayor y más bello representante de la especie en el mundo.

Paulatinamente sus fronteras se fueron reduciendo. En un comienzo se lo encontraba aún en Estados Unidos, y en México, en una vasta zona comprendida por el desierto de Sonora, Zacatecas, Michoacán, Chihuahua y la Sierra Occidental de Durango, lugar que representó su último refugio.

Se estima que este pájaro necesitaba a lo menos veintiséis kilómetros cuadrados de bosques para poder subsistir, pues en cada árbol buscaba su comida, y como su alimentación consistía básicamente en larvas e insectos, estos los encontraba en gran medida en árboles muertos, los que fueron los primeros en ser talados por el hombre.

Los últimos reportes confirmados de su existencia datan de 1957, en Durango. A partir de ahí, en ocho oportunidades se ha señalado por diversos testigos, que se lo habría divisado en la misma zona, la última vez, fue en 1994, lo que motivó una expedición conjunta de BirdLife Internacional y CIPAMEX, dirigada por el el Dr. Martjan Lammertink, la cual duro 11 largos meses y abarco los estados de Jalisco, Zacatecas, Durango, Sonora, Sinaloa y Chihuahua, con la esperanza de encontrar algún ejemplar de este magnífico pájaro. No obtuvieron resultados, por lo que el único lugar en que se puede contemplar a esta especie en la actualidad, es en los museos, como el célebre ejemplar macho embalsamado del Museo de Historia Natural de Viena.

Es cierto es que se lo cazó como alimento, y como souvenir, para luego embalsamarlo, pero la gran causa de su desaparición fue la tala de sus bosques, lo que de paso, debe despertar otra alerta en cuanto a la inconsciente forma en que el hombre modifica drásticamente el medio ambiente, sólo por intereses comerciales.

Actualmente hay gente que dice haberlos visto pero esto no fue comprobado por la UICN

Referencias[editar]

  1. a b BirdLife International (2013). «Campephilus imperialis». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2013.2. Consultado el 18 de mayo de 2014.
  2. Bernis, F.; De Juana, E.; Del Hoyo, J.; Fernández-Cruz, M.; Ferrer, X.; Sáez-Royuela, R. y Sargatal, J. (2002). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Séptima parte: Piciformes)». Ardeola 49 (1):  pp. 121—125. http://www.seo.org/wp-content/uploads/tmp/docs/vol_49_1_septimo.pdf.  Consultado el 19 de mayo de 2014.

AA.VV “Biodiversidad” extraído el 02 de abril del 2011 de: http://www.semarnat.gob.mx/informacionambiental/Documents/sniarn/yelmedio.html.

Enlaces externos[editar]