Caja registradora

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Antigua caja registradora a manivela.

Una caja registradora es un aparato mecánico o electrónico que permite calcular y registrar transacciones comerciales, e incluye un cajón para guardar dinero. Por lo general, permite además imprimir un recibo o factura para el cliente, según las disposiciones legales de cada País.

Orígenes[editar]

Varios tipos de modernas cajas registradoras.

La primera caja registradora fue inventada por James Ritty una vez concluida la Guerra Civil estadounidense. Era el propietario de un saloon en Dayton, Ohio, Estados Unidos, y necesitaba evitar que sus empleados continuaran hurtando sus ganancias. Creó el modelo Ritty I en 1879, luego de observar una herramienta que contaba las revoluciones del propulsor de un barco a vapor.[1] Con la ayuda de su hermano John, la patentó en 1883.[2]

Poco después resultó recargado con la necesidad de manejar dos comercios, por lo que vendió todos sus derechos sobre su invento a Jacob H. Eckert de Cincinnati, un vendedor de porcelana y cristalería, que formó la National Manufacturing Company. En 1884 este vendió a su vez la empresa a John H. Patterson, que la rebautizó National Cash Register (NCR) y mejoró la máquina incorporando un rollo de papel para registrar las transacciones, creando por tanto el ticket o recibo.

En 1906, mientras trabajaba en NCR Charles F. Kettering diseñó una caja registradora con motor eléctrico.

En el Reino Unido se utiliza el término till[3] para referirse a las cajas registradoras, en alusión a su utilidad como «ordenador» de moneda.

Funcionamiento[editar]

En la mayoría de los casos el cajón para el dinero solo puede abrirse luego de una venta, excepto cuando se usa una llave especial. Al mismo tiempo, la apertura del cajón genera un campanilleo o sonido de aviso. Ambas características han tenido el objetivo de mejorar las posibilidades de control por parte del dueño o encargado del comercio, evitando los hurtos.

Las primeras cajas registradoras eran enteramente mecánicas y no entregaban recibo. Con el paso de los años y el perfeccionamiento de los sistemas fiscales, los países han implementado la facturación obligatoria de las ventas, que se perfecciona con el registro y entrega de un ticket o factura, por lo general con el fin tributario de recaudar el Impuesto al valor agregado u otros impuestos que graven las ventas.

Registradoras y computadoras[editar]

Caja registrador autoservicio o automática que integra al trabajador -cajeros o cobradores- como a las cajas registradoras. En la fotografía una caja autoservicio en un supermercado Simply de Madrid. 2010.

Con la difusión masiva de las computadoras personales (PC) a partir de la década de 1990, comenzó la utilización como caja registradora de estos aparatos, con la posibilidad de agregar periféricos para cumplir una variedad de funciones agregadas, por ejemplo:

Aunque aún se siguen utilizando cajas registradoras, por lo general de tipo electrónico, el comercio minorista utiliza masivamente la computadora personal como caja registradora en la mayoría de los países, complementada con los periféricos arriba detallados y un cajón para dinero separado.

Caja registradora autoservicio de un tienda de Lowe's, Houston, Texas, Estados Unidos

En las grandes cadenas comerciales, y típicamente en los supermercados se utilizan redes de computadoras interconectadas cuyos puntos de venta constituyen computadoras especializadas en el funcionamiento como cajas registradoras.

Controlador fiscal[editar]

En casi todos los países de Latinoamérica los respectivos gobiernos han impuesto desde hace unos años sistemas obligatorios de controladores fiscales, que son microchips inviolables que se agregan a los puestos de venta, o bien puestos de venta enteramente homologados que tienen la característica de registrar las transacciones efectuadas, que pueden ser revisadas en cualquier momento por los inspectores fiscales.[4] Existen dos tipos de controladores fiscales: las registradoras y los impresores.

Las registradoras ya cuentan con todos los componentes necesarios para realizar la operación y al finalizar el día y hacer el cierre de caja (CIERRE Z) se graba en la memoria eprom fiscal el total de las ventas.

En el caso de las impresoras el proceso es similar, salvo que las impresoras deben trabajar con un software acorde a las necesidades. Las impresoras por lo general cuentan con tres placas: la placa fuente, la placa controladora de impresor y la placa principal o fiscal.

La placa fuente es la que convierte la tensión de línea a la tensión requerida por las placas.

La placa controladora de impresor es la que tiene los drivers para el mecanismo que emite el ticket.

La placa fiscal es la que procesa la imformación que le llega desde la pc. Esta placa tiene en su estructura una memoria ram en la que va acumulando la venta diaria y una vez que se cierra la jornada, se borra y pasa los totales a la memoria eprom fiscal, y una memoria eprom con el firmware que utiliza para realizar las operaciones.


Normalmente se usan comanderas o impresoras de serie laser o matriz de punto, a las que se las modifican para usarlas como impresoras fiscales. Se les agrega el módulo fiscal, el cual va internamente conectado por puerto paralelo o serie. Se le agrega una carcaza la cual contiene dicho módulo y una fuente (en caso de que la impresora trabaje con fuente externa). También se coloca un precinto el cual garantiza que no fue abierta para acceder a la memoria o placas.

Extensión de servicios[editar]

La incorporación de lectores de tarjetas magnéticas y la posibilidad de interconexión vía Internet han permitido la evolución de los puestos de venta de pequeños comercios y supermercados, incorporando servicios propios de una red de cobranzas global.

Así en muchos países es común que comercios como kioscos y supermercados posibiliten a través de su puesto de venta el pago de resúmenes de tarjetas de crédito, tasas de servicios públicos, impuestos, cuotas de créditos, etc.

Se pueden utilizar a precios muy accesibles, haciendo a cualquier negocio más rentable.

Referencias[editar]

  1. «Replica del Ritty Model 1 Cash Register». Consultado el 07-04-2009.
  2. «Inventorde la seman: Archivo». Web.mit.edu. Consultado el 07-04-2009.
  3. till: en inglés compartimiento dentro de un contenedor mayor utilizado para ordenar dinero o documentación.
  4. El sistema de controladores fiscales.

Enlaces externos[editar]