Biblia regia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Biblia Regia»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Portada de la Biblia regia.

La Biblia regia o Políglota de Amberes (1568-1572) contiene el texto bíblico de la Biblia Políglota Complutense, una biblia con versiones en hebreo, griego, arameo y latín. Además incluye el Tárgum arameo de Jonatán y la Versión Peshitta siriaca de las Escrituras Griegas Cristianas o Nuevo Testamento.

El texto hebreo está dotado de signos de puntuación vocálica, revisado a partir de la versión en esta lengua de Jacob ben Hayyim, y se convirtió en base para posteriores versiones de la Biblia.

La Biblia regia constaba de ocho volúmenes y el trabajo hasta su publicación definitiva se extendió por cinco años. Se imprimieron 1213 ejemplares. Fue editada por el biblista y erudito Benito Arias Montano e impresa por el maestro Cristóbal Plantino.

Se la denominó Biblia Regia porque su patrocinador fue el rey Felipe II. Recibió el nombre de Políglota de Amberes por haber sido impresa en esa ciudad, entonces perteneciente al Imperio español.

Gestación[editar]

La edición de la Biblia Políglota hecha por Cisneros se había agotado enteramente y los muchos sabios que en el siglo XVI se dedicaban al estudio de la Sagrada Escritura en sus primitivos idiomas, no lograban un ejemplar ni a peso de oro. Solo un Rey se atrevió a reproducir entonces lo que un Arzobispo de Toledo había hecho a sus expensas, a principios de aquel siglo. Felipe II, fue el que acometió aquella empresa literaria valiéndose para llevarla a cabo de Arias Montano.

No se sabe qué motivo tuvieron Felipe II y Arias Montano para hacer la reimpresión en Amberes y no en Alcalá: en este punto seguían los Brocar que habían hecho la edición Complutense y conservaban los tipos fundidos a expensas de Cisneros y que Montano entregó a la casa de Plantino en Amberes. Esto fue muy perjudicial a la tipografía española, pues desde entonces principiaron a decaer las ediciones de lenguas orientales en España. Se llevó además Arias Montano los códices que habían servido para la edición Complutense y algunos otros que habían llegado tarde y además otros siete códices, que Cisneros había comprado en Venecia por cuatro mil escudos de oro (cantidad exorbitante y más para aquellos tiempos) y con los cuales y algunos otros adquiridos por Felipe II logró Arias Montano dar la edición aun más correcta. Se comenzó ésta el año 1571 y se dio en cinco tomos habiendo además impreso Arias Montano la preciosa interlineal de Sanctes Pagnino y un Diccionario para el uso de aquella edición formando un total de ocho volúmenes.

Seis años invirtió Arias Montano en la reimpresión de la Biblia Regia y durante aquel tiempo estudió once horas diarias. La universidad de Lovaina aprobó y encomió aquel trabajo que la Santa Sede recibió también con singular placer. Mas no faltaron émulos que le acusaron a la Inquisición a pretexto de que había torcido el sentido de la Sagrada Escritura en muchos parajes. El papa Gregorio XIII que conocía la virtud y saber de Arias Montano le absolvió imponiendo además silencio a sus detractores.

Felipe II se dignó comunicarle de su puño y letra instrucciones acerca de la impresión, en especial una fechada el 25 de marzo de 1568. Igualmente le mandó invertir 6.000 escudos en la compra de manuscritos para la Biblioteca de El Escorial. Al mismo tiempo, Felipe II comisionaba al célebre Ambrosio de Morales para hacer su viaje santo a las iglesias de la Corona de Castilla y echar los cimientos del Real patronato a la vez que hacía imprimir con todo esmero las obras de san Isidoro en la imprenta de Martínez (1582) que declaró Real.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Historia eclesiástica de España, Vicente de la Fuente, 1855